IMG 20190218 175528 (1)

La revolución veggy ya está aquí. ¿Seguro?

Está de moda lo veggy, pero ¿comemos suficiente verdura y fruta?

El mundo veggy, es decir, el que opta por dietas vegetales está creciendo. Ya no es una rareza encontrar restaurantes vegetarianos. En los últimos 5 años el número de negocios vegetarianos o veganos se ha duplicado, alcanzando casi los 800 establecimientos. Es más, el último año un 35% de la población ha decidido disminuir su consumo de carne roja? ¿Eres tú uno de ellos?

En cuestión de alimentación los hay que se alimentan bien; otros, regular y otros, de pena. A los primeros poco hay que contar porque se lo saben al dedillo y te dan clases en cuanto les preguntas algo. Los que se alimentan fatal son fáciles de reconocer: normalmente tienen exceso de peso y en el supermercado les ves arrastrando carritos llenos de alimentos ultraprocesados, cargados de azúcares, grasas trans, y todo empaquetado. Luego, están los que se alimentan bien (o eso creen) pero que se interesan por la .

Según Lattern, una consultora de estrategia, innovación, “los veggies en España ya son
un segmento suficientemente grande e interesante para las marcas de alimentación y bebidas. El mercado global de productos veggies a día de hoy mueve 4.000 millones de dólares y tiene un crecimiento anual estimado del 6%. Se calcula que en el 2020 esta cifra supere los 5.000 millones de dólares. ¿Ha llegado ya la revolución veggy?

Empiezan a ser muchos aquellos que se alimentan en parte o en su totalidad de vegetales y . Unos son vegetarianos del todo aunque consumen algunos productos derivados de los animales como lácteos, huevos o miel. Sustituyen la carne, pescado, aves y mariscos por opciones como las legumbres, el tofu o seitán; los veganos son aquellas personas que eligen un estilo de vida en el que eliminan completamente el consumo de carne, pescado, lácteos, huevos y miel de su alimentación, centrándose en una dieta 100% vegetal en la que los vegetales, frutas, legumbres, semillas y frutos secos juegan un papel principal. Los veganos promueven evitar el sufrimiento, maltrato y muerte de los animales. Los más laxos de todos son los flexiterianos, personas semi-vegetarianas que pueden comer productos animales de manera puntual. También se les conoce como vegetarianos a tiempo parcial.

En España el 7,8% de la población es veggy; de ellos, un 0,2% es vegano; un 1,3%, vegetariano y un 6,3%, flexiterianos. El resto de la población somos omnívoros.

¿Qué lleva a hacerse veggies? Cada vez existe mayor conciencia en torno a la sostenibilidad de nuestro planeta y muchos lo son porque no son capaces de pensar que están comiendo algo de origen animal. Una tercera razón es porque desean mejorar la salud personal. El informe de la OMS vinculando el consumo excesivo de carne a una mayor predisposición a contraer enfermedades coronarias o incluso cáncer, hizo saltar la chispa en 2015. En Belleza Pura os contamos el revuelo que se montó con aquel informe.

Para mí, y supongo que para vosotros también, es saber si estas dietas son saludables; es decir, si lo veggy te aporta los nutrientes esenciales para que te sientas bien y no enfermes. Según los expertos, las dietas veggies pueden aportar todas las vitaminas y minerales necesarias para una vida saludable con excepción de la B12, que no se encuentra de manera natural en alimentos de origen vegetal y que es esencial para un correcto metabolismo de proteínas, la formación de glóbulos rojos en la sangre y un buen mantenimiento del sistema nervioso central. Es decir, si decides hacerte veggy, en cualquiera de sus formas -vegano, vegetariano o flexiteriano- no te pongas a comer y frutas sin ton ni son ni a eliminar todos los alimentos que “creas” que no debes tomar antes de ponerte en manos de un nutricionista o un médico que te diga exactamente qué debes hacer y cómo.

revolución veggy

Esta oferta veggy no deja de crecer en España y no hay más que salir a dar una vuelta por las calles de cualquier ciudad para darse cuenta de que parece que nuestra vida es algo más verde. ¿Seguro? El Observatorio Nestlé de Hábitos Nutricionales y Estilo de Vida de las Familias publicaba un estudio en 2014 en el que se afirmaba que el consumo de fruta y verdura de la población española era muy inferior a las recomendaciones. Dos años después, los datos han dado un vuelco porque el 43% de los encuestados ha reducido su ingesta de consumo de carne roja o ni siquiera la ha probado en el último año, aunque el consumo de frutas y verduras no es como para dar saltos de alegría. Otro informe de la aseguradora Sanitas afirma que 3 de cada 10 españoles presentan un consumo insuficiente de frutas y verduras. El dato más apabullante es que el consumo de verduras entre los españoles ha descendido un 40% en los últimos 50 años (desde cuando se recogen estos datos): hoy se ingieren 269 gramos de verduras por persona y día frente a los 451 que se consumían en 1964.

Pues, mucha revolución veggy y luego pasa esto… Lo que sí están haciendo las marcas es buscar resquicios para meternos la verdura y la fruta hasta con calzador. Por eso es bienvenida la idea de los supermercados Lild de hacer unos yogures con verduras.

revolución veggy

Yogures de zanahoria y fresa, espinaca y manzana, y calabaza, plátano y albaricoque.

¿Y eso?, preguntaréis. ¿A qué sabe? Pues sabe rico, de verdad. No son solo de verduras sino que están mezclados con frutas. Además, durante la presentación hace unos días, tuvimos la gran suerte de que el chef Fernando del Cerro, responsable del restaurante con una estrella Michelin Casa José de Aranjuez, nos deleitara con unas estupendas recetas hechas con estos yogures. De esta manera, la cadena alemana se apunta a ayudar a que cumplamos las expectativas de consumo de verduras y frutas que nos recomienda la Organización Mundial de la Salud.

 

 

 

 

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. angeles

    Nunca me ha gustado la carne de ternera y nunca la he comido, pero de lo demás como de todo.

Deja un comentarioMr. Moustache, cosmética para hombres con bigote o sin él