Mujer Maquillandose Maquillaje ST

Celebrities con firmas de maquillaje, ¿adiós a las fragancias?

El maquillaje supera a la fragancia como empresa beauty elegida por las , las verdaderas reinas del mambo en las campañas de belleza y, sobre todo, de perfumes.

Iman (IMAN Cosmetics, 1994) y Cindy Crawford (Cindy Crawford´s Meaningful Beauty, 2005) fueron las primeras en asociar su nombre a productos de belleza. Un paso lógico en la carrera de una exmodelo que ha aprendido casi por ósmosis de los mejores maquilladores del planeta–también suelen abrir restaurantes, pero intuyo que con menos ilusión y acierto-.

celebrities-maquillaje-1

Después vendría la ‘locura’ con Kylie Cosmetics (la archi-millonaria criaturita de Kylie Jenner), Flower Beauty (Drew Barrymore), Fenty Beauty (Rihanna), Henry Rose (Michelle Pfeiffer), KKW Beauty (Kim Kardashian West) y las dos últimas estrellas en apuntarse al carro empresarial: Thank you, next (Ariana Grande) y Bieber Beauty (Hailey Bieber, antes conocida como Hailey Baldwin).

celebrities-maquillaje-2

Y ojo que en España también tenemos nuestro ejemplo notable, ¿eh? Conste. Paula Echevarría acaba de lanzar una línea de maquillaje llamada ‘My Beauty Box’ que se declina en tres cajitas con productos fetiche de la actriz que, dato importante, incluyen además las que ya había lanzado Paula. ¿Estrategia de venta de unos caldos que no terminan de fluir?

Sea como fuere ese caso particular, lo cierto es que el maquillaje ‘de celebritie’ está desbancando la fragancia ‘de celebritie’, mercado que ha caído un 22% en los últimos años a favor de las lujosas fragancias de las casas de moda y de las propuestas de la perfumería nicho, a cual más creativa e interesante.

Además, las redes sociales de cada famosa actúan como herramienta de –abrumadora- difusión e incluso educación (ahí están los tutoriales de Rihanna en Youtube sobre el uso correcto de su Fenty Beauty).

La celeb de turno emplea su propio producto en las alfombras rojas, combina los seguidores de su marca personal con los de su marca comercial y crea, a la postre, un escuadrón de glamour en torno a su propio mito.

La belleza es el camino, tanto en términos metafóricos como contantes y sonantes. Forbes estima que el mercado global de belleza es de 340.000 millones de libras. ¿Qué mortal no querría darle un mordisquito a este pastel?

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. Pingback: Manifiesto de marca mayor – Maria  Buitrago Villalobos

  2. M Angeles Guerra Rodriguez

    La verdad es que no compro los productos que sacan las famosas.
    Besitos

  3. angeles

    Nunca compro ni fragancias ni productos de las famosas, ya lo dice el refrán, zapatero a tus zapatos….

    • Beatriz Peña

      Me parece muy bien, Ángeles. Yo soy también bastante anti-celebritie, pero el resto del mundo las apoya y no podemos obviarlas.

      Gracias por compartir tu opinión.

  4. Pingback: Celebrities con firmas de maquillaje, ¿adiós a las fragancias? – Maria  Buitrago Villalobos

Deja un comentarioMasques de Beauté, el trío de mascarillas exprés de Galénic