Pan

Decálogo para que los celiacos tengan una vida mejor

Entre el 1% y el 3% de la población es celiaca, aunque el 75% está sin diagnosticar.

27 de mayo, Día Nacional del Celiaco, una fecha que nos indica que no todos podemos comer de todo y lo que queremos, y que todos debemos poner nuestro granito de arena para que las personas con intolerancia al gluten e incluso con otras intolerancias tengan una mejor calidad de vida. En realidad, la Enfermedad Celiaca (EC) es una enfermedad autoinmune (genera una respuesta inmunológica contra el propio organismo) en la que se conoce el factor exógeno principal, que es el gluten. El gluten es una proteína que está en la mayoría de los , aunque no en todos. En las personas celiacas su ingestión provoca daños en el intestino delgado. Pero también existen personas sensibles al gluten no celiacos que tienen muchos síntomas en común. La única solución es eliminar el gluten de la dieta.

Hasta no hace muchos años ser celiaco era sinónimo de problema de los gordos. Afotunadamente, ahora ya hay mucha conciencia y sensibilidad con estos problemas de y la vida del celiaco es algo más sencilla. Aún así, no es fácil convivir con estos obstáculos alimenticios en esta vida que llevamos aunque se ha avanzado mucho; no tenéis más que ver que en los restaurantes están obligados por ley a proporcionar información sobre los 14 principales ingredientes alérgenos y, entre ellos, está el gluten.

Para que vuestra vida con la celiaquía sea más sencilla, os mostramos un decálogo que puede seros de gran ayuda:

Stop a los cereales como el , la espelta, la cebada, el centeno, el triticale -un cereal que procede del cruce entre y centeno-, el bulgur, el farro y  el kamut. Estos deben desaparecer de la dieta de las personas afectadas por celiaquía o sensibilidad al gluten.

celiacos

Asierromero / Freepik

Abre el paso a cereales y semillas sin gluten, como la quinoa, el mijo, el maíz, el arroz, la chía, el trigo sarraceno, la tapioca, la polenta, las semillas de sésamo o las de lino.

celiacos

Busca el logo “sin gluten o gluten free”. Escoge los productos identificados con el logo internacional de la espiga barrada y el código de certificación de FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos de España)productos que se encuentren en la Lista de alimentos aptos para celiacos o productos que lleven la mención “sin gluten” ya que por legislación deben contener menos de 20 ppm.

Cocina con orden. Limpia las superficies a conciencia, y cocina aparte los alimentos sin gluten, sobre todo si se van a usar también harinas o pan que se esparcen con facilidad, para evitar la contaminación cruzada.

celiacos

Lee detenidamente las etiquetas. Ármate de paciencia y, si es necesario, de una lupa para leer todas las etiquetas de los productos que compres en tiendas y supermercados. Cremas y sopas procesadas, productos endulzados con jarabe de trigo, incluso los embutidos pueden contener gluten entre sus ingredientes. ¡Cuidado!

¡Ojo a la contaminación! Sé ordenado en la cocina con sencillas prácticas, como almacenar los productos sin gluten separados, no freír en el mismo aceite ya usado, o a la hora de usar el microondas cubrir la comida sin gluten para que no se contamine con nada.

Las cucharas para cocinar, mejor de acero. Parece una tontería, pero a la hora de cocinar, y si se trata de remover un guiso, mejor hazlo con acero, plástico o silicona. La madera absorbe y puede contaminar un alimento.

Imaginación free… en la cocina. Actualmente existen en el mercado productos elaborados con almidón modificado de trigo que contiene menos de 20 ppm y son aptos para personas celiacas. No renuncies a los sabores de toda la vida e investigar con pastas, preparados panificables, pan rallado, levadura… sin gluten.

Bajo en gluten no es sin gluten. No consumas productos que lleven en su etiquetado la mención “muy bajo en gluten”. Come sólo los productos declarados como “sin gluten”.

Asesórate bien: Además de tu médico y nutricionista (qué gran labor hacer y qué poco se les reconoce), la web de la  FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos de España) es una herramienta básica a la hora de informarse. ¡No te quedes con la duda!

 

 

 

 

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. Pingback: Mandi Meza Recomienda: Cremas para la puesta a punto de otoño – Mandi Meza

  2. angeles

    Yo soy celiaca y la verdad que a veces, cada vez menos, salir de casa a comer o cenar es un engorro.

    • Beatriz Peña

      Tengo una sobrina celíaca y cuando salimos a comer con ella es un poco complicado, pero cada vez hay más restaurantes que se adaptan sin problemas y tienen su pan de maíz. Antes era aún peor.

Deja un comentario¿Podemos prevenir el envejecimiento?