598cf66a36757

The Barber Company, nuevas barberías en España

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.

Aunque te parezca muy 2015 seguir hablando de barbas hípsters, lo cierto es que la y las barberías siguen irrumpiendo en nuestras ciudades principales y secundarias sin distingos de edad, clase, estado civil, creencias religiosas, intención de voto o sexo (bueno, esto último sí).

barberias-1

Las últimas en llegar, las de Provalliance, grupo líder en Europa y España en salones de peluquería, que ahora prueba suerte en la cosa del negocio tradicional –pero moderniqui-, fresco y con ese toque canallita a la par que muy Instagram, con tres barberías distribuidas a lo largo y ancho de nuestro país. Las claves, lujo, comodidad y tendencia, lo que el hombre de hoy en día demanda a grito ‘pelao’, así como la experiencia de arreglarse los pelitos que le salen a uno de la cara con toda clase de ceremonias: diagnóstico, lavado, corte y peinado. Todo sin rascarse tanto el bolsillo como estás pensando, que te conozco; ya sabes que la ‘tasa azul’ todavía ofrece cierto margen de maniobra al ser humano masculino. ¡Todavía!

barberias-2

The Barber Company se precia de ofrecer una metodología única, además de barberos formados por Alex Coruera, director artístico que obtuvo un premio Fígaro (los Oscar del sector) como mejor barbero de España y todo un referente.

Entre los servicios, se encuentra el Italian Shave (afeitado completo tradicional, con toalla caliente, hidratación de la barba con aceite y afeitado), Traditional Cut (corte gentleman con técnica clásica con peine y tiera), Old School Cut (corte agresivo con máquina para un estilo más vanguardista) y Corte XL (mezcla de estilos contemporáneo y ‘asilvestrado’ para que cada quien se personalice el peinado).

Los precios de los servicios varían en función de la ciudad donde se encuentre la barbería, pero la cosa anda en la horquilla de 18 a 40 euros.

Más info en la página de Facebook de The Barber Company.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. angeles

    Pensé que ya no existían pues por mi zona todo son salones de peluquería.

  2. Pingback: The Barber Company, nuevas barberías en España – Maria  Buitrago Villalobos

Deja un comentarioAlex Sestelo y el lío de los barros