14c018a903e929963059ce2e3cfa5369

Con los pies en el verano: cuídalos y pisa con garbo

Vuelven los . Cuida la base esencial de tu ‘imperio’ con estos consejos expertos.

Vuelve el caloret, el muslamen, el Frigopié y, por supuesto, el pinrel. Cual animalitos que abandonan una larga temporada de hibernación, los pies se despojan de calcetines y zapatos cerrados y estiran los dedos al sol. Todo un shock climático y existencial que afecta a los pies debido al cambio de hábitos.

El Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad de Madrid nos da algunas recomendaciones de cuidado fetén para ahorrar disgustos.

pies-verano-1

A evitar:

-Andar descalzos en lugares públicos.

Nada apetece más que descalzarse y andar por ahí disfrutando de la libertad de la desnudez, ¿verdad? Sin embargo, los hongos y papilomas no respetan a nadie, y el calor y la humedad hacen que crezcan como… como setas, sí. Acuérdate de calzarte siempre en las piscinas, vestuarios y cualquier otro espacio compartido, evitarás infecciones que luego son un rollo de quitar.

-Abusar de chanclas y sandalias que no sujetan.

Ojo con ir muy plana o muy suelta. Si el calzado no sujeta adecuadamente, puedes sufrir alteraciones en tu pisada, tobillos y rodillas, o peor aún: ver cómo se te ponen los dedos en forma de garra.

A recomendar:

-Mantener rutinas de higiene e hidratar y nutrir los pies.

La sequedad reseca mucho los talones, y estos se pueden agrietar. Este hecho, nos advierten desde el Colegio Oficial de Podólogos, se traduce en entradas directas de microorganismos que pueden amenazar la salud de los pies.

-Escoge un calzado adecuado.

Ya sabes, que te sujete bien y con suela no inferior a 3-4 cms para evitar impactos bruscos. Importante, además, que el zapato transpire bien -no sólo pasarás menos calor, sino que tu olfato y el de los demás lo agradecerán-.

 

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. angeles

    Siempre los he cuidado mucho pero reconozco que de vacaciones abuso mucho de las chanclas.

Deja un comentarioGazpacho, fresco y muy nutritivo