Bulos Sobre Fotoproteccion

10 bulos sobre fotoprotección

El Instituto #SaludsinBulos y la Asociación de Profesionales de la Farmacia editan un decálogo de los falsos bulos sobre fotoprotección solar.

No existe la protección total, las pieles oscuras también se queman y el SPF no indica el tiempo de protección frente al sol. Los bulos en fotoproteción aumentan el riesgo de quemaduras solares y cáncer de piel. Protégete de pies a cabeza con solares y con la poderosa arma de la información veraz.

Fotoproteccion Falsos Mitos

La mayor parte de la población sabe que el sol es peligroso pero no se protege como debiera del astro rey. Según datos de la Academia Española de Dermatologia y Venereología, aunque el 88% de las personas son conscientes de que una exposición al sol excesiva aumenta el riesgo de cáncer de piel, sólo el 18% se protege adecuadamente. En este preocupante porcentaje hay una mezcla de desconocimiento y falsas creencias.

Para combatirlo, el Instituto #SaludsinBulos y ASTROFA (Asociación de Profesionales de la Farmacia) han editado una guía para desmontar los 10 bulos más extendidos sobre fotoprotección:

1. Los fotoprotectores son válidos de un año para otro. FALSO
Una vez abiertos, los solares se rigen por el PAO (Periodo After Opening), que es el tiempo, después de su apertura, en el que el producto mantiene sus características. Se representa con un tarro abierto marcando 3M-6M-12M. Además, este índice hace referencia a unas condiciones adecuadas de conservación, que no suelen ser, ni mucho menos, a las que sometemos a los fotoprotectores en verano.

2. Todos los fotoprotectores son iguales. FALSO
Los hay fotoestables –sus filtros son estables bajo la acción de la radiación solar- y los hay que no; los hay que protegen solo frente a la radiación ultravioleta B (UVB), mientras que otros incorporan filtros frente a los rayos UVA, infrarrojo A o luz visible; son diferentes en cuanto a remanencia –adherencia del producto a la piel- y los hay con toda una diversidad de texturas.

P20 Fps50

El Spray FPS50 de la marca P20 es de secado rápido y contiene un filtro UVA de última generación. Con una fórmula transparente y no grasa, proporciona una alta resistencia al agua.

P20 Spray FPS50. Precio: 17 euros / 100 ml – 26 euros / 200 ml.

3. El SPF –el factor de protección- indica el tiempo de protección. FALSO
El SPF refleja el tiempo por el que se multiplica nuestra resistencia natural al sol sin quemarnos. Por ejemplo, una piel clara –fototipo tipo I- puede estar al sol sin quemarse unos 10 minutos. Pues una crema SPF30, multiplicará por 30 el tiempo que una persona fototipo I puede estar expuesta sin quemarse, es decir 300. La ecuación es sencilla pero ojo, porque existen muchos factores que merman esta eficacia y que hacen que los dermatólogos recomienden reaplicar crema cada 2-3 horas o siempre que se salga del agua: la sudoración, el contacto con el agua y la arena, la fricción de la ropa… Este índice se refiere sólo a la protección frente a los rayos UVB.

4. Existen protectores que bloquean el 100% de la radiación. FALSO
Ningún fotoprotector bloquea el 100% de las radiaciones, ni siquiera mezclando diferentes filtros lograremos bloquear la radiación por completo.

5. Dos cremas protectoras suman su fotoprotección. FALSO
Si aplicamos un producto con SPF 20 y otro con SPF 30 no lograremos protegernos el equivalente a un producto con SPF 50. Solo conseguiremos la protección que nos confiere el producto con un SPF mayor.

6. Con una aplicación diaria de factor de protección es suficiente. FALSO
Un solar permanece en la piel un máximo de 2 horas. La simple fricción de la ropa, de la arena, al secarse con la toalla o el baño hacen que pierda su eficacia.

7. En invierno y los días nublados no es necesario aplicar un protector solar. FALSO
La radiación solar atraviesa las nubes, por lo que actúa aunque no tengamos la sensación de calor.

8. Si me aplico protector solar, no me pongo moreno. FALSO
No existe la protección 100%: siempre habrá una cantidad de radiación solar que llegue a la piel y active la producción de melanina, que es el sistema de protección natural de nuestro cuerpo y el que hace que nos pongamos morenos. Estar moreno significa que nuestra piel está siendo agredida por la radiación solar y está fabricando melanina para intentar protegerse, por lo que cualquier grado de bronceado indica que se ha producido daño solar y no es un buen signo.

Heliocare 360 Water Gel

360 Water Gel es el nuevo fotoprotector de Cantabria Labs de textura ultra ligera con una fórmula que cubre el daño de las cuatro radiaciones y que además hidrata. Se ha formulado para garantizar una protección muy alta de amplio espectro mediante una combinación de filtros específicos frente a las cuatro radiaciones, el sistema Byoshield system y sus potenciadores de SPF. Su complejo antioxidante con la tenología exclusiva Fernblock+® neutraliza y, junto con la glicosilasa, reparara el daño solar para proporcionar una cobertura 360º. Además, hidrata gracias a un sistema formado por una red de biopolímeros y el Moisturizing Booster Complex.

Heliocare 360 Water Gel. Precio: 29,50 euros / 50 ml.

9. La piel morena o de raza negra no se quema y no necesita fotoprotección. FALSO
La población de raza negra, o los fototipos más altos –oscuros-, tienen una mayor facilidad para broncearse y una mayor cantidad de melanina del tipo “Eumelanina” que tiene un tono más oscuro. Es cierto que se queman con menor facilidad, pero eso no quiere decir que su piel no sufra los efectos dañinos del sol. La radiación solar produce daños en todos los tipos de piel.

10. Si una crema es resistente al agua, no hay que reaplicarla. FALSO
Según la regulación actual, todos los protectores deben aguantar al menos un baño de 20 minutos. Algunos, duran más tiempo, y lo indican en sus envases con los términos: water resistant: aquellos que demuestran eficacia tras un baño de 40 minutos; y waterproof o very water resistant: aquellos que continúan siendo eficaces tras un baño de 80 minutos. Aún así, tras el baño, debe reaplicarse la protección, sobre todo si te has secado con toalla.

Malva Rico. "Desde pequeña quise ser periodista y trabajar en un informativo, y lo conseguí. Los primeros pasos los di en Radio Nacional y después pasé por Televisión Española, la radio me cautivó y desmitifiqué la tele. Por casualidades de la vida llegué al mundo de la belleza para quedarme. Intento tener una visión crítica de este universo de cremas y fragancias embriagadoras, pero cuando la pierdo, siempre tengo a Pepito Grillo cerca que vuelve a ponerme en mi sitio".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. angeles

    Todas las dudas resueltas pero otra cosa es llevarlas a cabo.

Deja un comentario5 ejercicios para un culo forjado en hierro