Javier Fernández 2

El patinador Javier Fernández se ha quitado las gafas

Sí, Javier Fernández se ha quitado las gafas porque se ha operado de la miopía que padecía.

“No veía ni tres en un burro”, dice Javier Fernández, el mejor patinador español de la historia cuando se refiere a su problema visual. “Me podía comer la pista”. Y hasta finales de octubre que se operó de su miopía, utilizaba lentillas aunque no estaba cómodo. ¿Y si me las dejaba o se salían del ojo? Tras mucho pensar porque yo siempre he querido operarme. De hecho, estando en activo ya me había realizado las pruebas, pero estas se demoraron demasiado y finalmente desistí y decidí posponerlo para más adelante”, se decidió y se presentó ante la prensa sin gafas ni lentillas y con el doctor Fernando Llovet, de la Baviera, a su lado.

JAVIER Fernández Clinica Baviera

El bicampeón mundial de patinaje artístico, al que le diagnosticaron miopía a la temprana edad de 7 años y comenzó a utilizar lentillas a los 14, reconoce que este era el momento perfecto para dejar definitivamente las gafas y lentillas.

Y ahora se ha decidido. “En todo momento me han explicado perfectamente qué iba a pasar y qué me iban a hacer; creo que ha sido lo que me ha decidido a operarme, que es importante y me están demostrando que estoy en buenas manos”.

Javier Y Dr Llovet

El doctor Llovet y Javier Fernández durante la rueda de prensa.

La operación dura 10 minutos, “en realidad -explica el doctor Fernando Llovet, la operación duró en su caso 17 segundos y todo lo demás es una poner una gotita, preparar…”

Entras al quirófano sin ver y sales del quirófano viendo, aunque estés con los cerrados pero ves. ¿Cómo puede ser, te preguntas, habiendo estado desde pequeño con gafas? El primer día hay que estar en reposo con los ojos cerrados el mayor tiempo posible y el segundo día, ya es un día normal, abres los ojos y ves”, cuenta Javier Fernández. Y añade: “es más, al día siguiente ya empecé a hacer ejercicio”.

“En el postoperatorio inmediato recomendamos reposo ocular y al día siguiente pueden hacer una vida normal. Sí es cierto que no tenemos una varita mágica. Pero es una menor, entendiendo que es ambulatoria, la anestesia es local, con sólo una gotas, y la recuperación es inmediata aunque la visión perfecta es imposible tenerla al día siguiente”, explica el doctor Llovet.

La operación se llevó a cabo con un tipo de láser, con la técnica Lasik, “un procedimiento de cirugía láser, una técnica que no es adecuada para todos los pacientes. El láser limita su uso a 9 dioptrías, por lo que un paciente con 14 dioptrías yo no lo voy a operar con láser, pero sí podría valorar otras posibilidades, como una lente intraocular”, prosigue el doctor Llovet.

Tècnica Lasik

Así se realiza la técnica Lasik. Imágenes: Clínica Baviera

Con la técnica Lasik el médico levanta una fina capa de tejido corneal semejante a una lentilla. De este modo, deja libre la zona ocular donde va a actuar el láser. Luego, el cirujano aplica el láser sobre la capa intermedia de la córnea para moldearla y corregir el efecto refractario.

Tan sencillo y tan efectivo para muchos pacientes que como Javier Fernández pueden beneficiarse de estas técnicas y olvidarse de las gafas.

Precio: 850 euros por ojo.

 

 

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioCuello y escote, puesta a punto