Adiós ¿definitivo? a las cicatrices del acné

La Dra. María José Barba propone una serie de técnicas que mejoran el aspecto de las del acné. En algunos casos, hasta su eliminación total.

Las cicatrices son siempre algo muy personal. No sólo porque aporten personalidad y distinción (incluso un aire cinematográfico), sino porque cada persona cicatriza como sus plaquetas le dan a entender.

Entender esta característica es el punto de partida para generar expectativas realistas. El especialista puede poner todo de su parte y que el tratamiento no consiga los objetivos deseados por este matiz genético que escapa al control de la medicina estética.

Una vez hemos establecido este ‘mindset’ positivo, la Dra. Barba (Máster en Cirugía Estética, entre muchos otros títulos) analiza el tipo de cicatriz y se pone en práctica la técnica adecuada. Recuerda: las cicatrices del acné siempre mejoran. En función de distintos parámetros, es posible que desaparezca del todo.

cicatrices-del-acne-1

-Cuando no existe fibrosis por debajo de la cicatriz, el ácido hialurónico puede ser la clave, así como la grasa propia. En caso de que haya fibrosis, hay que elevarla o despegarla con una pequeña incisión.

-La exfoliación, la luz pulsada y la nueva tecnología LED (energía lumínica) estimulan las fibras de colágeno y elastina, acelerando los procesos de curación cutáneas.

-Si la cicatriz es de acné, se puede llevar a cabo un trasplante de piel sana a la zona hundida. Se realiza con un instrumento que lleva una especie de cuchillita circular con la que se extrae el tejido sano y se introduce en la cavidad que deja este tipo de cicatriz.

-Si nos encontramos con un queloide estabilizado (propio de una cicatriz que tiene un año de edad), se puede tratar con láser. A menos que ocupe una zona muy amplia, en cuyo caso la solución es la cirugía.

La Dra. María José Barba realiza su actividad en las Clínicas Quirón Madrid y Zaragoza. Además, posee sus propias clínicas Dra. Barba en Madrid y Zaragoza.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

    • Beatriz Peña

      Sí, es un tratamiento con resultados muy visibles y reales.

Deja un comentarioLa clorhexidina, clave para reducir el contagio por coronavirus