yoga facial 1

Un poco de yoga facial en la reclusión

El facial que la doctora Nadia desarrolló en 42 movimientos faciales, en 1920, ahora te hará sentir viva y con la cara en forma.

Tras observar sin  parpadeo los gestos de la legendaria bailarina rusa Anna Paulova cuando bailaba, la doctora Nadia Payot compuso un ritual de 42 movimientos faciales, yoga facial o GYM BEAUTÉ PAYOT. Muy natural y entretenido para estimular y tonificar el rostro en estos días de encierro obligatorio. Sólo te pedimos un minuto al día y 11 movimientos para que tu piel se mantenga en forma. Y al final, un tutorial para que puedas hacerlos todos.

IMG 0893

Se trata de relajar los músculos fuertes, tonificar los débiles, trabajar en profundidad la piel para dinamizar el contorno del rostro, aportar luminosidad, eliminar la fatiga y alisar los rasgos. Puedes hacer tu sesión en casa de, en la ducha, paseando al perro, jugando con tus hijos o tumbada en la cama. Un verdadero coach de belleza.

Payot te recomienda que combines este ritual con sus productos y te lo tomes siempre como un rato hedonista, de ‘desansiedad’, un minuto solo para ti para fortalecer los músculos adormecidos y dar un relax a los fuertes. Estos son los 11 gestos que te recomendamos para cada día de tu reclusión en casa y, por supuesto, para cuando podamos circular libremente por la calle.

yoga facial 2

Las patas de gallo. Para alisar y tensar las de la frente. ¿Cómo? Al mismo tiempo y a ambos lados de la frente; desliar las yemas de los cuatro dedos desde el centro de la frente hacia las sienes. Repetir dos veces.

La lechuza. Para tonificar el contorno de los ojos, antibolsas y antiojeras. Hay que colocar los dedos en el arco ciliar y la parte superior de los pómulos y mantener los ojos bien abiertos. Después, cerrarlos y volverlos a abrir lo máximo posible. Repetir dos veces.

yoga facial 3

La tortuga. Para elevar la comisura de los labios. Hay que meter los labios hacia dentro y estirar las comisuras empujando con la mandíbula inferior para tensar los tejidos del mentón. Repetir dos veces.

La dormilona. Para alisar las arrugas de la frente. ¿Cómo? Bajar las y los párpados mirando completamente hacia abajo sin inclinar el cuello. Dos repeticiones.

yoga facial 4

Una gran sonrisa. Para tonificar el cuello. Se trata de pronunciar la palabra smiiiiile de forma exagerada, estirando mucho la boca y subiendo las comisuras de los labios mientras se inhala. Relajar después y repetir dos veces.

La serpiente. Busca eliminar la flacidez de las mejillas. ¿Cómo? Aflojando los dientes y las mandíbulas y colocando la punta de la lengua detrás de los dientes superiores. Repetir dos veces.

yoga facial 5

El pez. Redensifica los labios y reafirma su contorno. ¿Que como? Coloca la boca como un óvalo y ábrela lo máximo posible manteniendo esta forma. Repetir dos veces.

La sorprendida. Para eliminar las patas de gallo y bolsas. Hay que abrir mucho los ojos (sin arrugar la frente) Repetir dos veces.

yoga facial 6

Las mariposas. Sirve para alisar las arrugas del entrecejo y las patas de gallo. Hay que deslizar firmemente el pulgar y el índice a lo largo de las cejas;  terminar con el pulgar para estirar las patas de gallo. Repetir dos veces.

El payaso. Sirve para eliminar las arrugas y líneas de expresión de los labios. Se trata de abrir la boca de forma horizontal y rectangular de una manera muy exagerada. Repetir dos veces.

El smiley. Para realzar los pómulos hay que realizar tres niveles de sonrisa, mostrando cada vez más los dientes. Repetir dos veces.

Solo te pedimos un minuto y ahora tienes mucho tiempo. ¿A qué esperas?

 

 

 

 

Eva Reuss. "El lujo intangible. Siempre me sedujo, me impactó el lujo intangible. No los relojes suizos carísimos ni las estolas de zorro plateado ni los huevos Fabergé, sino el lujo que está, que flota o te rodea aunque no puedas tocarlo. El aroma del césped recién cortado, el timbre de voz de Neil Young o la fragancia de tu colonia favorita. Qué lujo". "Escribo desde que tenía cuatro años porque me gusta contar cosas, pero escribir de Belleza es contar pequeños relatos de estética, de un cosmos llenos de sueños, que tampoco pueden tocarse, de cómo estar más guapas, más luminosas, más jóvenes. Ah, el eterno femenino, que ya perseguían las etruscas o las momias egipcias. A veces la realidad es demasiado asfáltica, fea o acelerada. Qué gusto contrarrestarla con el aroma de una tostada o la voz, inaprensible y tintineante, de aquella Maria Callas..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. angeles

    Para la gimnasia facial soy muy perezosa.

    • Beatriz Peña

      Entonces, déjate mimar por masajes que también funcionan.

  2. M Angeles Guerra Rodriguez

    Intentaré ser constante
    Besitos

Deja un comentarioQué tienen las nuevas bases de maquillaje 2020