Cómo alisar el pelo en casa sin planchas

Recuperemos la belleza de raíces profundas (a la par que un poco negras). Hoy te contamos cómo te puedes el en casa sin gadgets de peinado.

Quizá recuerdes a alguna de tus gloriosos ancestros enfrascada en la tarea de envolver la melena en una toalla. La toga, como se conoce popularmente a ese método tradicional de , ofrece un resultado muy bueno en términos de control del encrespamiento y de cuidado del cabello y fatal en términos de practicidad. Hacía falta poco más o menos un día entero para que la toga operara ‘el milagro’ de secado y del pelo. Pero, como ahora pasamos mucho tiempo en casa, puede ser buen momento para rescatar este método y valorar aún más a nuestras abuelas. ¡Y todo, sin plancha!

Apreciemos el ingenio de este método que no requiere un ápice de electricidad (Greta Thunberg aplaude en su casa) y que se utilizaba tanto en las casas como en las peluquerías, antes de la invención de los secadores. Te bastará una sola toga para darte cuenta de lo privilegiada que eres por disponer de una plancha en casa o por poder recurrir a otros sofisticados procesos para alisar el pelo. O, ¿quién sabe? Igual le pillas el gusto. A pesar de todo, la toga es mucho más saludable para tu cabello que cualquiera de los métodos citados.

Primero, lava tu pelo como de costumbre. Debe estar húmedo para hacer la toga. Desenrédalo y aplícate (si quieres) un producto de alisado.

A continuación, divide tu melena en secciones y enróllate un rulo en la parte de alta de tu cabeza. El resto, enróllalo alrededor de la cabeza, de derecha a izquierda (o al revés si eres zurda. Lo que te resulte cómodo). Al terminar, quita el rulo y enrosca ese último mechón como hemos hecho con el resto del pelo. La melena tiene que quedar como si fuera un turbante, puedes sujetar los mechones con pinzas, horquillas o con una redecilla (versión más clásica todavía).

Mucha gente duerme con la toga para conseguir un mejor resultado. El factor tiempo es muy importante para que el alisado sea satisfactorio; aun así, debes tener en cuenta que funciona bien para quitar el encrespado y alisar un cabello ondulado. Si tienes un rizo ensortijado, necesitarás las planchas.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. angeles

    En mi epoca se llamaba la rosca y se ponia en el centro un tubo grueso. Cuando era jovencita la hice miles de veces.

  2. M Angeles Guerra Rodriguez

    Qué buena idea !!!
    Ahora estoy evitando usar el secador.
    Besitos

  3. Lolette

    Jajajaja

    Me acuerdo cuando en los años 60 nos planchábamos el pelo con planchas d everdad

    Poniendo un trapo de algodón para que no se quemara

    ¡Alguna vez funcionó!!

    • Beatriz Peña

      Seguro que funcionaba, menos mal que la tecnología ha avanzado mucho y las planchas actuales lo consiguen rápido y cómodo. Pero tampoco conviene abusar porque tanto calor no es bueno para nuestro cabello.

Deja un comentarioCuida la salud visual durante la cuarentena