Piel 1 Carmen Navaroo

La piel tras el confinamiento: Carmen Navarro nos da las claves

¿Cómo sientes la piel tras el ? ¿Más seca? ¿Con manchas? ¿Falta de luz? Es normal, según Carmen Navarro. La solución nos la da la esteticista.

Todas, o casi todas nos hemos tratado mejor la piel durante el confinamiento. Teníamos más tiempo, nos aburríamos… Así que hemos abierto el armario de los tesoros cosméticos o nos hemos metido en una página web para comprar lo que nos hacía falta y nos hemos untado todas las cremas, ampollas y mascarillas que teníamos a mano. O no, y no le hemos hecho ni caso a nuestra piel. Total… no nos veía nadie… Por fas o por nefas, la piel tras el confinamiento no está como queremos.

Carmen Navarro

Carmen Navarro nos da las claves para revivir una piel tras el confinamiento. Imagen: Cedida Carmen Navarro.

Y ahora, que empieza la desescalada, tu piel tras el confinamiento no es la que esperabas. O la has asfixiado con tantos productos o está deshidratada porque no le has dado los necesarios o el estrés ha hecho mella en ella.

Carmen Navarro radiografía nuestras pieles

Hemos preguntado a Carmen Navarro, una de las mejores esteticistas del momento (de este, del pasado y seguramente del futuro). Quien ha probado sus manos no lo olvida, os lo aseguro. Y nos ha hecho una perfecta radiografía sobre cómo está la piel tras el confinamiento. Las que ha visto y las que verá, porque ahora los centros de belleza atienden con cuentagotas para cumplir con las medidas y evitar el contagio del .

Belleza Pura: ¿Cómo te has encontrado las pieles tras el confinamiento?

Carmen Navarro: “Después de este tiempo de confinamiento, estamos viendo pieles asfixiadas, y son muchos los efectos que el confinamiento ha provocado: manchas por la sobreexposición a la luz azul de smartphone, falta de luminosidad, irritaciones, deshidratación…

La falta de tono y salud en la piel es algo evidente, después de tanto tiempo sin tomar la luz del sol, excepto las personas que cuenten con terrazas o jardines soleados. Nuestra piel ha echado de menos las virtudes de la vitamina D y por tanto, su apariencia es gris, cetrina, desvitalizada, en definitiva, como si estuviera ‘triste’. Tendremos, por tanto que paliar ese aspecto entristecido, mustio, al que le falta vitalidad.

Toxinas y células muertas

Aunque en casa hayamos sido constantes con nuestra rutina diaria solo un tratamiento en cabina puede actuar con eficacia y conseguir que nuestra piel recupere vitalidad, se regenere y elimine toxinas y células muertas. Por eso la fase de limpieza va a ser necesaria para eliminar células muertas, conseguir una regeneración celular y revitalizar la piel. Podemos lograrlo con la Cápsula del Tiempo o con IPL, con el fin de tratar manchas, rojeces, poros dilatados y, por supuesto, para combatir también el envejecimiento.

Brotes de acné

Las pieles acnéicas están sufriendo el confinamiento sin sus tratamientos en cabina que les ayudan a mantener el acné a raya. Aunque hayan sido muy disciplinados, hay que volver a los protocolos que intensifiquen su metabolismo celular y consigan recuperarse es vital. Esas pieles asfixiadas, con manchas, cicatrices necesitan especialmente los cuidados en cabina.

Flacidez

Es algo que se percibe, sobre todo, en las pieles más maduras que requieren de tratamientos antiedad para combatir la falta de firmeza, tanto a nivel facial y corporal.

Manchas

Aunque nos parezca mentira, y aunque no nos hayamos expuesto al sol, el tiempo que hemos pasado sobreexpuestos a la luz azul eleva el riesgo de hiperpigmentación, pero aún hay más, daña la elasticidad de nuestra piel. La luz azul tiene la capacidad de penetrar en nuestra piel, incluso aún más que los rayos UV, creando radicales libres y rompiendo de esta manera las estructuras celulares. La consecuencia más directa y visible es que disminuye la elasticidad de la piel y daña la estructura de sus células. Y provoca el envejecimiento prematuro. Sumando todas las consecuencias que alteran el estado de salud de nuestra piel tras el confinamiento, el resultado final es que hemos visto acelerado el envejecimiento prematuro como consecuencia del llamado envejecimiento digital.”

Echamos de menos los consejos de los expertos en la piel

TRATAMIENTOS BIENESTAR 2

Imagen: Cedida Carmen Navarro

B.P. ¿Cuáles son los principales problemas que te han hecho llegar tus clientas?

C.N.: “Aunque han continuado con sus rutinas en casa y hemos seguido en contacto directo para resolver sus dudas, los cuidados en cabina son siempre vitales para mantener la piel sana, luminosa, y para controlar otras de sus preocupaciones: envejecimiento, flacidez… Es lo que más han echado de menos: los cuidados, la rutina y los consejos que reciben en nuestros centros. Además les preocupa recuperar el tiempo perdido, pero eso es algo que ya estamos trabajando con nuestros protocolos y nuestras manos”.

B.P.: Hemos estado metidas en casa pero, a la vez, no hemos sufrido las consecuencias de la contaminación ¿Se ha notado en algo estos dos extremos?

C.N.: “A pesar de que nuestra piel no ha sufrido los efectos de la contaminación habitual son muchos los factores que afectan negativamente a nuestra piel: la luz azul de dispositivos electrónicos, las  partículas contaminantes que tenemos a nuestro alrededor, en casa, que también afectan a la salud de la piel.

Podemos proteger nuestra piel con productos preparados para convertirse en ese escudo que la mantiene alejada de esos tóxicos tan negativos. Existen complejos anticontaminación que no solo nos protegen de la polución clásica sino también de esas partículas tan presentes en casa.

Aunque los metales pesados como el plomo (Pb), el níquel (Ni), el cadmio (Cd), el mercurio (Hg) y el cromo (Cr) están presentes de forma natural en el medio ambiente, la contaminación proviene de diferentes fuentes, en su mayoría industriales, agrícolas, residuos humanos, tráfico rodado y elementos domésticos, que provocan los signos del envejecimiento, aumenta la actividad celular, refuerza la matriz extracelular protegiendo las fibras de colágeno y aumenta la luminosidad de la piel.

También debemos intentar reducir el tiempo que pasamos frente a dispositivos como smartphone, tablet, ordenador… La luz azul que emiten es dañina para tu piel. Por eso, lo primero que aconsejamos es reducir esa sobreexposición y protegerse con productos que actúan como un escudo y evitan no solo la falta de luminosidad sino también la deshidratación y la aparición de manchas”.

Una recomendación de la esteticista

Maria Galland 97 Celldefense Daily Anti Pollution

Carmen Navarro, una mujer de la que nos podemos fiar a la hora de recomendarnos rutinas y productos, no en vano lleva cuidando pieles desde hace años nos sugiere una crema que cree que cumple los objetivos que ella busca para cuidar esa piel tras el confinamiento.

“Es genial, por si te hace falta, Cell’Defense SPF 30 y SPF 50 de María Galland. Si estamos en casa, un SPF 30 es suficiente para contrarrestar los efectos de la luz azul.

Cell’Defense es un producto 3 en 1 de textura ligera para todo tipo de piel que crea un escudo  invisible y que combina 3 acciones: protege las células del daño oxidativo provocadas por los diferentes agentes externos (sol, luz azul, nanopartículas de agentes químicos, contaminación…), y lo consigue gracias a sus filtros de protección y por la peonía blanca. Por otro lado, tiene un efecto hidratante y anti-aging, ya que estimula la síntesis de ácido hialurónico gracias al extracto de levadura hidrolizada, y, además, aporta luminosidad y reduce la apariencia de las manchas gracias a la vitamina B3.

Además, aconsejo que realices la desconexión digital al menos 1 hora antes de acostarte. Evitarás que influya en la calidad del sueño; no sólo por cómo afecta a la melatonina sino también porque si no descansas bien ni duermes las horas necesarias, tu piel no puede realizar de manera correcta su regeneración celular. Así mantendrás el aspecto de piel preciosa y luminosa que estás buscando”.

Ojo a las pieles acnéicas

ACNÉ

Imagen: Freepik 

B.P.: Algunas pieles ya tenían problema antes del Covid-19: manchas de cualquier tipo, acnés, rosáceas… ¿han aumentado los problemas? ¿han tenido que hacer algo diferente durante este tiempo? ¿Les has aconsejado algo?

C.N.: “Al no poder acudir a los centros de estética los problema se han incrementado. Especialmente las pieles acnéicas, sensibles, couperosis, eczemas… en muchas ocasiones estos se han incrementados además por el uso continuado de mascarillas que provocan efectos directos sobre la piel: bolsas en los ojos (causadas por el apoyo continuado en pómulos de las mascarillas), falta de luminosidad y aparición de granitos, irritaciones y deshidratación, especialmente en las zonas de roce constante. Además, la piel se siente ahogada, provocando una falta de confort continuada.

Las pieles acnéicas son pieles que están sufriendo el confinamiento especialmente sin sus tratamientos en cabina que les ayudan a mantener el acné a raya, incrementado además por el uso de mascarillas. Aunque hayan sido muy disciplinados, volver a los protocolos que intensifiquen su metabolismo celular y consigan recuperarse es vital. Esas pieles asfixiadas, con manchas, cicatrices o acné estarán pidiendo a gritos esos cuidados y el roce de las mascarillas con la piel ha incrementado sus complicaciones. 

B.P: ¿Se ha notado este confinamiento en las pieles más maduras?

C.N.: “Lo mismo ocurre con poros dilatados, y envejecimiento. Las rutinas de cabina se han parado de golpe, además gran cantidad de profesionales permanecen muchas horas bajo las medidas de protección y su piel lo refleja con falta de luminosidad, aparición de ojeras, arrugas marcadas, flacidez… Es algo que han notado especialmente las pieles más maduras que requieren de tratamientos antiedad para combatir la falta de firmeza”.

Puesta a punto en cabina

TRATAMIENTOS FACIALES

B.P.: ¿Qué tratamientos estáis haciendo ahora con más frecuencia: limpiezas, hidratación, flacidez…?

C.N.: “Especialmente puesta a punto de la piel, limpiezas con Hydrafacial, Dermalinfusión, la Cápsula del tiempo… que recuperan la salud cutánea y nos permiten continuar luego con los tratamientos antiedad, reafirmantes…”

B.P.: ¿Qué aconsejas a las lectoras de Belleza Pura que hagan con su piel ahora? (Ya sea tratamiento en cabina como en casa)

C.N.: “Para nosotros lo más importante es que disfruten de su momento, que se sientan mimados y que se olviden de este mal sueño. Desde el inicio de la cuarentena, hemos recibido llamadas constantes de clientes que nos mostraban su apoyo y su deseo de reiniciar sus tratamientos. Es el momento de satisfacerles, de recordarles que no hay nada que más nos apasione que cuidarles y hacerles sentir bien con nuestros protocolos y tratamientos de belleza. ¡Estamos deseando veros! Y por eso, nada mejor que regalarse un tratamiento antiestrés. Por supuesto, lo que más te mereces cuando finalice esta situación es ponerte en las manos de nuestras técnicas y disfrutar de nuestros masajes, seña de identidad de Carmen Navarro”.

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioLa anosmia por coronavirus indica que la enfermedad será leve