Alisado Orgánico Para El Verano 2020

Alisado orgánico para el verano 2020

Sigue procesos ecológicos y respetuosos con el medio ambiente. Estas son las últimas técnicas profesionales de orgánico para el verano 2020.

Si aborreces que el pelo esté indomable, reseco, revueltos y electrizado, el verano puede complicar las cosas. Quizá es momento de recurrir a una técnica profesional. Las opciones de alisado orgánico para el verano 2020 son cada vez mayores en los mejores salones del país. Si no sabes de qué se trata, aquí te lo explicamos.

Alisado Orgánico para el verano 2020

Alisado orgánico para el verano 2020: todas las técnicas

Todas las técnicas de alisado orgánico para el verano 2020 se refieren a protocolos hechos en base a productos compuestos por organismos vegetales. El objetivo es el mismo: lucir una melena más lisa y sin encrespamiento. Estos tratamientos se han convertido en auténticas estrellas de los salones de belleza. Se basan en la utilización de productos libres de sulfatos, parabenos, siliconas y aceites químicos. 

Queratina orgánica natural

En la peluquería de se trabajan varios tratamientos anti-encrespamiento semi-permanentes, con 0 % de formol y derivados, sin picores, ni molestias. “Cada sistema de alisado depende del tipo de cabello. Pero el objetivo es el mismo: resolver la falta de hidratación, verdadero origen del encrespamiento. Al buscar humedad, el cabello se expande y al no encontrarla se quiebra, rompe su forma y se debilita”, detalla.

Uno de ellos es el alisado orgánico de enzimoterapia. Se basa en el empleo de taninos y bioenzimas que se unen al colágeno capilar para crear una nueva cadena de proteínas. Ttiene un efecto hidratante y reconstructor del cabello aumentando su grosor y cuerpo. El acabado liso natural tiene una duración de entre tres y cinco meses.

Otra opción es el tratamiento con queratina orgánica natural. A diferencia de las queratinas hidrolizadas, este activo se extrae de la lana de las ovejas mediante una técnica ecofriendly. “Sus grandes moléculas interaccionan con la cutícula y crean un escudo sobre cada fibra del cabello, restaurándolo desde dentro y protegiéndolo contra los efectos de los rayos UVA, la contaminación y los tratamientos cosméticos que aplicamos a diario como champús y productos de styling. El resultado es que mejora la textura y reduce el rizo”, explica Aberasturi. La duración de este tratamiento oscila entre los 3 meses y el medio año.

Precios: entre 195 y 350 euros, según la longitud del cabello.

Alisado orgánico Liss&Waves

Este protocolo del salón Diana Daureo está compuesto por una mezcla de ácidos orgánicos que se unen a las proteínas simples del cabello a través de la interacción con una fuente de calor, que es la que genera el alisado. El tratamiento no agrede el cabello, ya que los principios activos son respetuosos con la fibra capilar. La duración puede estar entre seis y nueve meses, aunque depende del crecimiento natural del pelo.

Precio: Entre 180 y 300 euros, según la longitud del cabello.

Alisado Brasileño Orgánico

Natural y 100% orgánico, este protocolo de Aquarela Peluqueros, absolutos expertos en alisado, se diferencia de otros porque utiliza tecnología inteligente de inyección de masa. Para explicarnos: la materia prima se funde con la fibra capilar para reparar los daños ocasionados en la hebra. Es especialmente interesante para los cabellos rubios porque su formulación contiene un ingrediente específico que elimina el tono amarillento de las coloraciones, aportando luz y matices vibrantes a la coloración. 

Precio: Desde 140 hasta 240 euros. 

Cuidados en casa

Si te decides a probar un alisado orgánico profesional, no está de más que extremes los cuidados del cabello también en casa. Así ayudarás a mantener a raya el encrespamiento.

Yolanda Aberasturi aconseja lavar el pelo con agua templada. Seca el pelo con suavidad, sin hacer fuerza con la toalla y sin frotar. Añade a tu protocolo una mascarilla nutritiva de forma regular y peina con cuidado, nada de ir a lo loco. Mejor que descartes los peines demetal, porque activan la electricidad estática.

También es muy importante la selección adecuada de productos. En general, evita el uso de espumas y productos con alcohol y apuesta por productos acondicionadores y termo-protectores antes de la plancha o el secador.

planchas de Rowenta

Sistema de alisado profesional con vapor Steampood 3.0 de y L’Oréal Professionnel que daña el cabello un 87 % menos que las planchas de calor seco.

Precio: 229 euros.

alisado orgánico para el verano 2020

Champú neutro Coconut, de La Boticaria Orgánica lleva proteínas de leche (5 %), con ocho aminoácidos esenciales necesarios para el cuidado del cabello. Regenera los cabellos secos, opacos y debilitados por tratamientos técnicos como las coloraciones convencionales (las químicas que operan por oxidación) o los alisados.

Precio: 22 euros. 

My Organics y L'Oréal

The Organic Restructuring Fluid Potion Argán de My Organics es un aceite reestructurante e hidratante. Con aceite de argán y de aguacate, aporta brillo al cabello, ayuda a controlar el frizz, a evitar las puntas abiertas y protege el cabello del calor térmico. Su fórmula ligera hace que no se engrase el cabello, ni le aporte peso.

Precio: 36 euros (de venta en MyOrganics.es).

Ring Light Pure Spray de Tecni Art de L’Oréal Professionnel pone el toque final a un peinado liso y brillante. Es un spray que consigue un efecto halo de luz. 

Precio: 19.35 euros.

 

Soy periodista y me gusta contar historias de todo, aunque hace años que principalmente me dedico a la moda y la belleza. Lo he hecho en radios, periódicos, revistas y agencias de comunicación. Con permiso de Saint Laurent, yo también creo que la belleza que mejor sienta es la pasión, pero los cosméticos son más fáciles de comprar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. Ana

    Muy buenos consejos, sin duda. Es importante tener en cuenta el tipo de cabello que tenemos, sobre todo a la hora de usar el secador y/o la plancha

Deja un comentarioCaminar por la ciudad, ahora que ya podemos