Diez Bulos Sobre Protección Solar Tras El Confinamiento

Diez bulos sobre protección solar tras el confinamiento

Los bulos sobre fotoprotección solar han campado a sus anchas tras el  confinamiento. Esto conlleva un mayor riesgo de quemaduras y cáncer de piel.

Aunque lleves mascarilla, tienes que utilizar protector solar. Y, pese a haber estado meses encerrados en casa, no hace falta que incrementes tu exposición al sol en pro de la vitamina D. Y quien te diga lo contrario, miente. Son dos de los diez bulos sobre fotoprotección solar tras el confinamiento denunciados por el Instituto #SaludsinBulos, la Academia de Dermatología y Venereología (AEDV) y Asociación de Profesionales de la Farmacia (ASPROFA).

Bulos Sobre Protección Solar

Decálogo de bulos sobre

  1. Este año tenemos que ponernos más al sol porque hemos estado confinados y necesitamos más vitamina D. FALSO.

Este es uno de esos bulos sobre protección solar peligrosos. “Nada más lejos de la realidad, será aún más fácil quemarnos y dañar la piel”, advierte la farmacéutica María José Cachafeiro, secretaria de ASPROFA y coautora del decálogo. “No es cierto que con la protección solar no sinteticemos vitamina D, para que fuera así tendríamos que tener todo el tiempo una protección elevadísima, lo que no ocurre casi nunca. Con 10 minutos de exposición sin protección en los brazos es suficiente para cubrir las necesidades de vitamina D”.

  1. Con la mascarilla no es necesario aplicar protección solar. FALSO.

Este es otro de los bulos sobre protección solar tras el confinamiento. Pero la mascarilla, no impide el paso de toda la radiación solar, al igual que no lo hace la ropa o la sombrilla. “Es necesario protegerse igualmente. Y en el resto del rostro aún más porque la exposición es más directa”, indica la doctora Mª Victoria de Gálvez, dermatóloga del Grupo de Fotobiología de la AEDV.

  1. Los fotoprotectores son válidos de un año para otro. FALSO.

Mira el envase de tu protector solar. En todos viene el dibujito de un tarro abierto y, junto a él, se indica si caduca a los 3, 6 o 12 meses después de abierto. Calcula cuándo empezaste a utilizarlo y, si es más de ese tiempo, tíralo. Pero además recuerda que las condiciones de humedad y altas temperaturas típicas del verano también pueden alterar el producto.

  1. Todos los fotoprotectores son iguales. FALSO.

Hay filtros físicos, que reflejan la radiación incidente (pantallas solares) y filtros químicos, que absorben parte de la misma de determinada longitud de onda y llevan sustancias químicas que pueden provocar alergias. Además, entre los fotoprotectores los hay que llevan filtro UVB y otros con UVA, infrarrojo, luz visible…

  1. Existen protectores que bloquean el 100% de la radiación. FALSO.

Ningún fotoprotector consigue proteger por completo del sol. Tampoco si lo mezclas con otro.

  1. Con una aplicación diaria de factor de protección es suficiente. FALSO.

Lo máximo que un solar permanece en la piel son dos horas. Como mucho, reaplica pasado ese tiempo, pero ten en cuenta si por medio ha habido baños, sudoración, fricción con la arena o la toalla…

  1. En invierno y los días nublados no es necesario aplicar un protector solar. FALSO.

“Las nubes filtran la radiación infrarroja solar, que es la que proporciona calor; sin embargo, dejan pasar parte de la radiación ultravioleta”, apunta el doctor Agustín Buendía, responsable de la campaña Euromelanoma de la Fundación Piel Sana de la AEDV. 

  1. Si me aplico protector solar, no me pongo moreno. FALSO.

Ya hemos dicho que no existe la protección 100%. Por eso, siempre habrá una cantidad de radiación solar que incida en la piel y active la producción de melanina.

  1. La piel morena (o raza negra) no se quema y no necesita aplicar protector. FALSO.

Es cierto que se queman con menor facilidad, pero eso no quiere decir que su piel no sufra los efectos dañinos del sol. La radiación solar produce daños en todos los tipos de piel.

  1. No hace falta reaplicar las cremas resistentes al agua. FALSO.

Es obligatorio que todos los protectores aguanten al menos un baño de 20 minutos.  Si tu fotoprotector dice ser  waterresistant, significa que seguirá siendo eficaz tras un baño de 40 minutos. Si dice ser waterproof o verywaterresistant, supone que será eficaz tras un baño de 80 minutos. Pero los expertos insisten: si te bañas, dure lo que dure el baño, aplícate de nuevo protector solar al salir. Especialmente si te has secado con la toalla.

Soy periodista y me gusta contar historias de todo, aunque hace años que principalmente me dedico a la moda y la belleza. Lo he hecho en radios, periódicos, revistas y agencias de comunicación. Con permiso de Saint Laurent, yo también creo que la belleza que mejor sienta es la pasión, pero los cosméticos son más fáciles de comprar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. angeles

    Muy buen post,todo aclarado pues bien pensé que con la mascarilla no hacía falta poner protector.

    • Beatriz Peña

      Lo que aprendemos todas con Belleza Pura.
      Un abrazo Àngeles!

Deja un comentarioAsí afecta a tus defensas dormir poco