Dua Lipa

Raíces sombreadas: lo que el confinamiento nos dejó

Las raíces sombreadas, oscuras, naturales y salvajes, son una de las tendencias capilares de este otoño pandémico.

Toda mujer teñida o con mechas conoce ‘el infierno’ de ver salir la de tu pelo a la luz en su tono original, desde canas puras y duras a negro sobre rubio. El horror era más grande, especialmente si el tono de distaba mucho de tu color de pelo natural.

raices-sombreadas-2

Ana de Armas

Sin embargo, en estos tiempos de desatino, caos e incertidumbre, somos muchas las peliteñidas que nos hemos dado de bruces con nuestra cruda realidad ‘radical’ durante el . Y resulta que hemos tenida una de esas Epifanías tan propias de la pandemia. Nos hemos mirado al espejo, ese espacio en línea directa con la Verdad donde no podemos engañarnos a nosotras mismas, y éste nos ha devuelto una mirada sosegada, adaptativa, resiliente, la mirada despierta y razonable de la inteligencia emocional. Hemos tenido que pasar un calvario mundial para reconciliarnos con los tonos que la naturaleza nos regaló, ¡incluso los muy anodinos castaño topo!

raices-sombreadas-3

Paris Jackson

Así, no sólo hemos abrazado las raíces negras como el betún que desembocan en caprichosos afluentes de mechas rubias -ay, esa Arcadia beige que arrebata a la española-, sino que incluso, oye, les hemos cogido el gustillo.

raices-sombreadas-4

Ana Fernández

De toda catástrofe surge algún acierto, pero la verdad es que las raíces sombreadas no nacen exactamente en el confinamiento. Los más sabios y prácticos estilistas del Reino llevan tiempo investigando técnicas que nos permitan lucir melenas más naturales y sostenibles en términos de asistencia al salón. De hecho, la tendencia se dirige a la búsqueda consciente de estas raíces sombreadas, y en lugar de trabajar un platino, un pelirrojo o un tono de fantasía desde la raíz, se elabora con sus buenos centímetros de raíces negras visibles, lo que siempre da esa atractiva despreocupación de la superviviente que ‘pasa’ elegantemente de sus raíces sombreadas porque tiene empresas más altas en las que pensar. Si doña Leti se ha dejado las canas, ¿será capaz de atreverse con las raíces sombreadas?

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

    • Beatriz Peña

      Siempre me han gustado, y conste que Madonna fue pionera en este estilo, aunque ahora se llevan con las raíces en diferente tono y mucho más crecidas que en los 90.

Deja un comentarioCosméticos para manchas solares, ¿de verdad las quitan o no?