Full Group 01

Hablando de belleza con Gisele, Dior, y otras chicas del montón

Del montón bueno, claro. Descubrimos los secretos de belleza de Gisele arropados por .

Su pelo, su piel, su tonificado y esbeltísimo cuerpo, su marido… De Gisele Bundchen nos viene gustando todo desde que comenzó su fulgurante carrera en la moda, allá por el 93. Convertida hoy en empresaria de éxito, esposa, madre y activista, se ha reunido en una ‘mesa camilla’ virtual organizada por Dior con la facialista Joanna Czech, las nutricionistas Rose Ferguson y Valérie Espinasse y tres mujeres amigas de la casa Dior: una top model, una coleccionista de arte y una dermatóloga. Phillip Picardi, figura del periodismo de moda y belleza en EE.UU., modera una conversación sobre consejos de belleza más-allá-de-lo-físico en la que reina el buen rollo… y las recomendaciones se ponderan en su equivalente en oro.

Ponte cómoda, disfruta de estos casi 25 minutos de intimidad y ¡toma nota!

Si sigues un poco a Gisele, probablemente estés al tanto de la exquisitez -rayana en el puritanismo- con la que se cuida. Practica yoga desde hace muchos años (y no sólo se limita a las asanas: también es vegetariana, respira y medita), selecciona al máximo sus alimentos y los de sus hijos, sigue su rutina de belleza religiosamente y procura dormir 8 horas.

Es evidente que todo lo que hace ‘le luce’ -la genética, por supuesto, juega a su favor-, pero la clave, según reconoce, es la meditación. “Cuando nos sentimos bien, nos vemos bien”, comenta la top con su proverbial (y contagioso) entusiasmo. Para Gisele, meditar no es la guinda de un estilo de vida muy saludable, sino la base sobre la que cimenta su imperio de bienestar y la fuente natural de la que extrae la energía para enfrentarse a los retos diarios… y estar siempre como si unos querubines le acabaran de dar un masaje.

Para tener buena piel es imprescindible llevar una dieta rica en vitaminas y antioxidantes. Los encontrarás en los alimentos frescos y sin procesar que deben componer la inmensa mayoría de tu alimentación. Huye de los procesados y lo que viene envasado en paquetes de colorinchis y trata de comer comida ‘real’. Añade ‘agua antes que champagne’, como recuerda con gracia la nutricionista francesa Valérie Espinasse, y volarás en alfombra mágica hacia el destino soñado de una piel limpia, resplandeciente y uniforme.

Hidratar como si no hubiera un mañana o tener siempre a mano minitallas para no descuidarse en los viajes son otros de los chiquitrucos esenciales para proteger la piel de las inclemencias de los cambios, ya sean estacionales o personales. El yoga facial es otra excelente idea para ejercitar los músculos del rostro y prevenir la flacidez y la pérdida de volúmenes asociados al paso del tiempo.

gisele-dior-2

Apoyarse en la buena cosmética es siempre una idea estupenda para mimarse. Una rutina rica en principios activos de eficacia probada científicamente te ayudará a mantener tu piel bonita durante más tiempo. En este caso, Gisele apuesta por el serum antiedad Capture Total de Dior, rico en ácido hialurónico acetilado y con una fórmula natural en un 91%, para hidratar su piel en profundidad y mantenerla con ese glow que tanto nos embelesa.

Precio: 120 euros.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. angeles

    Es una chica guapisima y desde luego una buena representante de cualquier marca de vcosmética.

Deja un comentarioPremios de la Academia del Perfume 2020: una gala de narices