Foto 4

5 champús morados que sacan tus canas a relucir

¿Sabes qué champús debes usar para tus canas? Los champús morados evitan que tu cabello se torne a un amarillo pollo. Así son las luchas de color.

Los champús morados ya forman parte de la normalidad; los venden en casi todas las perfumerías, grandes almacenes y peluquerías. Como hemos normalizado (o casi) los cabellos blancos y ya no son  signo de dejadez, sino de una nueva forma de vida con un estilo más natural y que no culpabiliza la edad.

El concepto de cana y persona mayor ya no va asociado. Las mujeres nos hemos levantado contra la tiranía del tinte y hemos decidido encontrar a la mujer (o al hombre) que hay debajo.

Pero a esa mujer (u hombre) que hay debajo no le da igual usar un que no sea el adecuado. Por eso, con cualquiera de estos champús morados tendréis un cabello sano, nutrido y muy cuidado.

champús morados

Imagen: Cedida

Las canas están en nuestro ADN y nunca sabemos cuándo van a aparecer. A algunas les salen tardísimo y otras/otros peinan canas con 20 0 30 años.

Sin embargo estos champús no son para uso diario, sino para que los emplees de vez en cuando, por ejemplo, un par de veces por semana y los demás días te lavas el pelo con otro más suave. Esto es lo que hace Camino Villa, una mujer dedicada al mundo de la , feliz con haberse dejado su pelo natural en una perfecta melena blanca utiliza la marca Davines, por consejo del estilista Isaac Salido. “Lo lavo cado dos o tres días y lo alterno con uno neutro y suave. Yo lo suelo dejar actuar durante unos minutos antes de aclarar y me queda un cabello brillante, plateado y suave”.

Necesito un champú para mis canas…

Lush champús morados canas

… se dijo un día Mark Constantine, cofundador de Lush. Y dicho y hechoÉl lo describe como un champú “puramente autoindulgente”, ya que lo hizo para su uso personal. Usó un pigmento tonificante para mantener sus canas brillantes y perfumó este champú con absoluto de hoja de violeta; su aroma favorito. El nombre está inspirado en la letra de la canción beatnik de los años 50 House of Blue Lights de Ella Mae Morse y Freddie Slack.

Daddy-O es un champú líquido (no sólido como suelen ser los de la marca) elaborado con zumo de limón y lima orgánica que aplana las cutículas del pelo para que la luz se refleje mejor y que brille más, y con una infusión hecha a partir de alga aserrada y limón para limpiar y suavizar y que huele a violetas. El aceite de coco virgen extra hidrata mientras que la fina trabaja suavizando, dando volumen y cuerpo. Daddy-O es un champú para revivir los tonos rubios y plateados.

Precio: entre 9,95 euros y 31,50 euros (según tamaño)

Davines, para realzar el color

Davines champús morados

Desde la marca italiana Davines nos invitan a cuidar de nosotras mismas. Para los cabellos canos, ofrecen un combo de champú morado y acondicionador.

Alchemic Shampoo Silver es ahora más eficaz gracias a una nueva formulación, biodegradable y natural, con una alta concentración de pigmentos puros. Intensifica el color natural y cosmético, conserva el brillo del color y es hidratante y acondicionador.

Precio: 20,10 euros

El acondicionador, una crema coloreada indicada, realza los reflejos del cabello rubio platino, con mechas y grises, y contrarresta los reflejos amarillos causados por factores ambientales, decoloración o exposición al sol.

Precio: 28,65 euros

Blond Absolu de Kerastase

Kerastase Canas

Kerastase propone su línea Ultraviolet -champú y mascarilla- con pigmentos violetas para eliminar el tono amarillento del cabello rubio o cano. El Bain Ultraviolet neutraliza el tono amarillo protegiendo de la oxidación diaria y de la contaminación. Está formulado con ácido hialurónico para hidratar y reforzar la fibra capilar, y con flor Edelweis que, gracias a sus propiedades antioxidantes, limpia el pelo de la contaminación. Sus pigmentos neutralizadores ultravioletas matifican el tono y lo iluminan.

Precio: 24,50 euros

La Masque Ultraviolet es una mascarilla matizadora con pigmentos violetas que neutraliza los amarillos oscuros del cabello. Al igual que el champú morado contiene ácido hialurónico, flor Edelweis y pigmentos neutralizadores ultravioletas.

Precio: 41,70 euros

Okara Silver de René Furterer

Rene Furterer

Otro de los buenos champús morados es el que nos ofrecen los laboratorios Pierre Fabre y que vienen de la mano de su marca René Furterer. El champú Okara Silver está formulado especialmente para cabellos grises, blancos o rubios platinos.

El champú Okara Silver es muy suave y neutraliza los reflejos amarillos no deseados a la vez que favorece la reparación de los cabellos frágiles. Su espuma es untuosa y generosa (cunde mucho) y su aroma es muy refinado. No contiene silicona y sus activos son 99% de origen natural.

Precio: 16,20 euros

Para después del lavado la marca francesa ofrece su bálsamo Okara Silver Cuidado Brillo, también de color morado que hidrata la fibra capilar y neutraliza los reflejos amarillos no deseados de los cabellos grises, blancos o rubio platino. Favorece la reparación de los cabellos frágiles. Desenreda muy bien y el cabello recobra su suavidad y flexibilidad.

Precio: 20,20 euros

Champú A La Centaurea 200ml

Este champú de Klorane, también de los laboratorios Pierre Fabre, es blanco y no morado, pero también está pensado para cabellos con canas. Es el champú a la Centaurea, una flor moradaque, gracias a su contenido en cianocentaureina (pigmento vegetal con reflejos azulados), proporciona unos delicados reflejos plateados y disminuye el amarilleo. Su base lavante suave respeta la fibra capilar.

Precio: 8,85 euros

Phytoargent, de Phyto

Phytargent

Para cabellos desvitalizados con reflejos amarillos, Phyto nos trae Phytoargent, un champú que evita que el cabello blanco tienda a amarillear manteniendo fijo el color blanco o el decolorado. Gracias al extracto de aciano, leche de jojoba, extracto de Edelwais y pigmentos violetas consigue, además, suavidad y brillo a la vez que controla la porosidad del cabello.

Precio: 10,90 euros

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioPor qué no todos los discos de algodón valen para el desmaquillado