Lanluma, un tratamiento para remodelar glúteos y caderas

Si tienes un culo carpeta que no reacciona a los ejercicios ni a las mascarillas o las cremas reafirmantes para glúteos, ahora llega una solución en forma de inyección dispuesta a estimular tus posaderas y mejorar sus curvas.

Lanluma, de laboratorios Sinclair Pharma, acaba de hacer su entrada en el mundo de la medicina estética para esculpir tus glúteos sin pasar por el quirófano.

El canon de belleza femenino ha ido cambiando a lo largo del tiempo. De la voluptosidad de las Tres Gracias de Rubens a las andróginas figuras de los años 20 o incluso de las modelos de los sesenta, tipo Twiggy, se ha pasado a las curvas de ahora. Kim Kardashian o Jennifer López son un claro ejemplo. 

La Kardashian ha hecho de su culo su bandera dejando boquiabiertos a la mayoría. Aunque todos sepamos que tanto ella como Jennifer López se han operado, ambas se han convertido en estrellas mediáticas paseando su pandero por el mundo.

glúteos firmes

Imagen: Lanluma

Sin embargo, tanto operar es un tanto arriesgado y los laboratorios de todo el mundo buscan el método ideal para que las mujeres u hombres (que también los hay) luzcan unos bonitos glúteos sin tener que pasar por el quirófano.

Lo último, de esta misma semana, es Lanluma, de los laboratorios SInclair Pharma, es un producto formulado para trabajar grandes áreas del cuerpo.

El doctor Moisés Amselem, médico estético, busca con este producto “dar a los glúteos el volumen perdido”, porque el culo se cae y no hay que darle vueltas. Física pura.

Lanluma

¿Qué es Lanluma?

Se trata de un estimulador de , exactamente ácido Poli-L-Láctico, usado ya en medicina. “Este estimulador se ha utilizado ya en muchas aplicaciones biomédicas, es un inyectable, englobado dentro de los inductores de colágeno. Tiene de particular que es biocompatible, biodegradable y reabsorbible, es decir, que se va liberando lentamente y no da ningún tipo de reacción en tejidos. No es inmunogénico, como podría ser, en cierto modo, el ácido hialurónico y el colágeno que se ha usado hasta ahora. Es una sustancia inerte y el organismo no lo reconoce como extraño”, explica el doctor Amselem.

Lo que consigue Lanluma es remodelar y esculpir los glúteos porque estimula la producción natural de colágeno en el cuerpo. Ya sabemos que empezamos a perder colágeno a partir de los 25 años, más o menos.

Culo en su sitio

Imagen: Zseeee. Pixabay

El producto se coloca en la zona en la que quieres dar volumen. Tan sólo con un anestésico local, el médico inyecta con mucho cuidado Lanluma, que es una solución en polvo que se diluye en agua esterilizada. A continuación, el médico coloca unos vendajes tensores que la paciente o el paciente debe llevar puestos durante 48 horas.

Con la paciente en la camilla se le da un masaje vigoroso para que el producto se redistribuya perfectamente y evitar que se formen nódulos.

Durante un tiempo Lanluma irá haciendo efecto. La inducción de nuevo colágeno va a variar en los pacientes; una de las variables es la edad. Por encima de los 60 años no se recomienda porque no haría nada.

El procedimiento se lleva a cabo en menos de una hora (media hora, según el dr. Amselém) y el paciente sale de la consulta sin ningún problema y puede hacer su vida normal desde el primer momento.

¿Durante cuánto tiempo vas a tener unos glúteos perfectos?

Modelo 1

Imagen: Lanluma

Dependerá de cada persona, claro, pero “de dos años o incluso dos años y medio“, admite el doctor Amselem.

Lanluma parece un excelente tratamiento y una alternativa a la cirugía, ya que no conlleva riesgos. A medida de avanza el plan, se estimula la producción natural de colágeno. La mejora es, pues, gradual y continua tanto en el volumen como en la textura de la piel.

Es muy importante mantener una rutina de cuidados posteriores al tratamiento. Un masaje regular es lo ideal; por ejemplo, 10 minutos, dos veces al día durante dos semanas después de la sesión.

Hay que tener ciertas precauciones, como por ejemplo, se debe evitar la natación, la sauna y el ejercicio vigoroso durante una semana tras el proceso y evitar tomar el sol durante 10 días.

Lo ideal es realizar 2 sesiones con la frecuencia que indique el médico y no creen necesario realizar una tercera.

Precios:

Dr. Moisés Amselem: 2800 euros las 2 sesiones

Dra. Virtud Estética: A partir de 2000 euros, según el paciente y el número de sesiones.

 

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioRemarcar las ojeras, una tendencia tan oscura como sexy