Ofuro, baño antiestrés con aroma de cedro

Un baño caliente contra el estrés provocado por la fatiga pandémica o del tipo de que sea. No tiene contraindicaciones porque es una solución tan natural como el donde remojas esas que te llevan a la crispación, la ansiedad o la depresión.

El baño en ofuro es un ritual japonés ancestral que busca la del cuerpo y de la mente como la mejor sesión anti-estrés y sin salir de casa.

Templa tus emociones y alcanza la clama con un remedio casero que incluye de cedro. Aunque si no tienes la bañera adecuada, bueno será echar unas gotitas de aceites esenciales calmantes: lavanda o incluso cedro u otros aromas amaderados.

Contemplar Japón desde la perspectiva occidental es siempre fuente de asombro, admiración y perplejidad. El ‘imaginativo’ país que la globalización ha convertido en vecino es rico en tradiciones curativas que, casualmente, suelen transcurrir en el contexto de un baño inundado en vapores, sales, plantas, accesorios insólitos y mucha, mucha agua. Es el caso del baño en ofuro, la ‘terapia’ a través del agua que consiste en darse un baño en bañera de cedro.

En este lado del mundo no es que se ignore o desprecie el poder sanador del agua, pero el giro nipón tiende a ser más sofisticado, con ese punto que alía el pensamiento mágico y el materialismo racional que lo hace, de , tan interesante para un observador accidental (y occidental). En Japón, ritual del baño trasciende el bienestar o la higiene: es una concepción chamánica.

Hoy nos sumergimos en un baño en ofuro en aras de abrir la mente y sanar nuestras pupas espirituales… Vente conmigo, que la bañera tiene fondo.

Ofuro Bañera

Y ¿qué es el ofuro?, preguntas clavando en mi pupila tu pupila azul. Es un baño de corta duración (15-20 minutos) en agua muy caliente (40º) en una bañera de cedro. El descanso es la consecuencia natural de combinar la temperatura del agua con la aromaterapia, puesto que, al calentarse, el cedro despide aromas que nuestro cerebro interpreta como relajantes. De ahí brota la ‘magia’ de la relajación, de activar ciertas conexiones neuronales como lo haría un fármaco ad hoc y de relajar los músculos gracias a la temperatura del agua. No, no era magia -aunque si le pones voluntad te relajarás más-.

Una bañera tradicional de ofuro de de cedro sencillita, y para dos personas, puede costar unos 2.500 euros, por lo que en la actualidad se construyen en materiales no tan nobles y se recrea el aroma de cedro con aceites esenciales. Se recomienda darse un baño previo para limpiar el cuerpo y destinar el ofuro a la relajación y no a la higiene. E hidratarse bien durante el baño y no alargarlo más de la cuenta para no sufrir bajadas de tensión.

Ya puestas a darse un chapuzón relajante, añadiría un par de kilos de para que sea aún más desintoxicante, pondría música, encendería unas velas y me aplicaría una mascarilla. Y el móvil en modo avión, ni qué decir tiene. Que no nos falte psicomagia ni ácido hialurónico. Yo esto del ofuro lo veo…

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. valeria acosta

    me encanta darme estos baños con mi jabón favorito que deja la piel hermosaa.

    • Beatriz Peña

      En los baós japoneses no se echa jabón porque se entra con el cuerpo limpio después de una ducha con jabón.

Deja un comentarioEl poder antibiótico del cannabidiol