wow-concept-1

WOW, el concept store de moda y belleza offline

Digital y físico se alían en WOW Concept, la tienda que pone al consumidor en el centro del universo.

El cliente es el protagonista de la ‘experiencia’ de compra en WOW Concept, el nuevo y rutilante ‘tiendón’ sito en Gran Vía, 18 (Madrid)

Let´s get phygital! Los artifices de WOW Concept, empresarios con una dilatada trayectoria en la cosa comercial (si es que te suenan El Corte Inglés o Scalpers), proponen un concepto que fusiona lo digital con lo físico en un espacio sumamente fotogénico de ocho plantas en el que te va a gustar comparecer.

wow-concept-2

WOW Concept se ubica en lo que fue el Hotel Roma, en la muy transitada por hordas de turistas y escasos aborígenes Gran Vía madrileña. Entre sus muchos reclamos, cuenta con el diseño de interiores más trepidante de los últimos tiempos, así como con marcas de moda, belleza, tecnología y decoración consagradas o emergentes, para el público que quiere ir a lo seguro y quien gusta de experimentar y descubrir.

wow-concept-3

El consumidor es el auténtico protagonista de todo este tinglado. La experiencia de puertas adentro es lo más importante. Así, y como una mini Narnia llena de puertas, tuneles, atajos y sorpresas, para WOW se han creado distintas microarquitecturas en cada planta en la idea de generar espacios inmersivos y dinámicos.

Entre las marcas, podrás encontrar etiquetas como Marni o Lacoste, pero también firmas de culto como Collina Strada o Cecilie Banhsen y firmas ‘influencers’ como Amlul, la marca de Gala González, que sólo cuenta con este punto de venta físico en todo el mundo.

wow-concept-4

La belleza dedica su planta a clásicos sin riesgo como Chanel o Loewe, pero también a firmas ‘dosmileras’ de gozoso descubrimiento como Rowse, Votary, mid/night 00.00 o 19-69 (perfumería de culto contracultural).

A recorrer en una estudiada trashumancia hípster entre muchos AHS y, sobre todo, WOWS.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioHe probado el tratamiento personalizado con microabrasión en Natividad Lorenzo