saunas-1

Saunas finlandesas en verano, baños de vapor en el día eterno

Se me antoja planazo ir de ruta por las saunas finlandesas este verano

Finlandia es la tierra prometida de las saunas. Esta terapia aporta beneficios físicos, mentales e incluso sociales, y su práctica en los meses de verano fineses no puede ser más apetecible.

Las saunas también son para el verano. Especialmente cuando se trata de una rutina que, además de elevar la temperatura corporal (cualidad que no está de más ni en los meses cálidos de la fría Finlandia), da energía y sirve de ritual para cohesionar los vínculos entre la comunidad.

saunas-2

¿Son las saunas los nuevos bares? No tanto, pero sí se entienden como la excusa perfecta para encontrarse y pasar tiempo juntos mientras los vapores hacen lo suyo. Las saunas equivalen a salud, cultura, encuentros, conversaciones… Imagínate la experiencia en los meses de verano, cuando el sol prácticamente no se pone y el plan consiste en disfrutar una sauna nocturna seguida de un baño en un lago. Quién te iba a decir que trasnochar podía representar una opción tan saludable.

La cosa tiene tanta raigambre, que de hecho ‘sauna’ es una palabra finesa que se ha incorporado al léxico internacional, como si fuera el mismísimo esperanto (ehem, o un anglicismo de uso común de los muchos que hay). Si el término forma parte del imaginario colectivo y equivale a placer y relajación, es porque todos los humanos segregamos endorfinas ante los mismos estímulos, sin importar el país de origen que figure en nuestro pasaporte.

Si vives en Finlandia te tocan casi dos saunas por barba: hay 3 millones de ‘artefactos’ vaporosos para 5,5 millones de habitantes. Entre ellas, puedes encontrar saunas eléctricas, de madera y de humo (presentes en las casas de campo), de infrarrojos, aromáticas, móviles y flotantes.

Encuentro especialmente seductora la sauna de la isla de Lonna, a la que se puede acceder desde Helsinki con el ferry que sale desde la Plaza del Mercado. En esa sauna isleña, situada frente al mar, te puedes dar un refrescante baño en el archipiélago entre las sesiones de vapor mientras contemplas la vida pasar. What else?

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioMuchos calambres se deben a falta de nutrientes