Duérmete ya (Parte IV)

Para incitar al sueño dicen los expertos que es bueno poner en practica un ritual pesado, repetitivo y lo más tonto posible para hacernos caer en el aburrimiento más absoluto. El hombre es un animal de costumbres. Hay que respetar horarios de comidas y un tiempo para dormir. Lo más importante es seguir un ritual preliminar camino de la cama. Lo bueno de este método es que puedes elegir muchas opciones: vaso de leche, cepillado de dientes, desmaquillado total o parcial, sexo, estrangular al hijo del vecino que no para de llorar y de paso también a la vecina. Luego está el mito de los rulos y la redecilla.

¿Existe algún ser humano en el mundo capaz de dormir con rulos en la cabeza? No conozco a nadie que se los ponga. Cepillarse el pelo creo que sí debería estar incluido en cualquier ritual nocturno. Es un placer, yo lo recomiendo. El sexo también. Y desde luego si puedes construir un circuito como éste para que corra la bola y ver cómo se desliza hasta el final pues mejor que mejor.

Historias para dormir (Parte III)

Mantener una rutina a la hora de irse a la cama es fundamental. Acostarnos todas las noches a la misma hora y poner el despertador para que suene a la misma hora por la mañana.

¿Cuál es tu ritual o manía nocturna antes de caer rendido y coger un sueño tan profundo como un oso polar?

Una prima mía tenía que tocar un trozo de tela y chuparse el dedo para poder quedarse dormida. Menos mal que se le quitó porque si se le hubiese perdido ese trozo de tela a lo mejor no hubiera encontrado otro igual…

Entre las últimas recomendaciones figura también nunca irse a la cama enfadado o después de una gran cena. O sea que si discutes con alguien debes resolverlo antes de acostarte.

Soluciones para combatir el insomnio (Parte II)

Tres de cada diez españoles padecemos algún grado de . Según las estadísticas, el insomnio crónico lo sufre ya un 10% de la población. Se habla de insomnio cuando la eficiencia del sueño de una persona es inferior al 85%. Esta dificultad puede manifestarse de diversas maneras, bien como una seria dificultad para conciliar el sueño (superior a los 30 minutos), bien con despertares prematuros o con muchas interrupciones a lo largo de la noche.

Seguir leyendo…

No puedo dormir (Parte I)

No puedo dormir. Nooo puedo dooormirrr, que diría Coque Malla de Los Ronaldos, que por cierto vuelven. Me parece muy bien porque todo vuelve, las modas vuelven y se reciclan eternamente. “Y vuelven, y vuelven” que dice el sabio timbre del móvil de mi hija.

Y al parecer no soy la única del planeta que le cuesta conciliar el sueño. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 40% de la población mundial sufre algún tipo de problema a la hora de dormir. Algo bastante elástico por otra parte, porque dentro de ese 40%, puede haber un 35% con terrores nocturnos por ejemplo. Pero supongo que no sea ese el caso de la mayoría. Porque según las cifras que se manejan entre síntomas y consecuencias de no dormir bien por son, y atención al dato: mal humor, ansiedad, falta de concentración y sensación de tener arenilla en los ojos y/o un irresistible deseo de echar una cabezada en cualquier sitio.

Seguir leyendo…

Un buen baño

 

Un baño al año no hace daño. Un buen baño es un placer para el cuerpo y los sentidos. El spa se puede montar en cualquier bañera, pero sí hace falta una bañera, agua y un par de puñados de sal marina. Antes de meter el cuerpo en este baño caliente de agua con sal de mar, hay que ducharse muy bien con agua caliente y jabón, el aclarado final debe hacerse alternando agua fría y caliente desde la planta del pie hasta la rodilla y luego el muslo. El aclarado alternativo de agua fría y caliente se debe hacer ya de la cabeza a los pies. Después de esta ducha de contrastes, no sumergimos en el baño caliente de agua y sal. Sin música, ni libros. Sólo nosotros, el agua y las sales de mar que limpian y purifican el cuerpo.

El agua es sin duda, el verdadero ingrediente cosmético de lujo para este tratamiento. Entremos en la primavera con un cuerpo limpio y un espíritu renovado.

Es tiempo de lucir moreno

 

¡Sí, ya! Tan pronto porque igual que se está adelantando la polinización de las plantas, el cambio climático también está empezando a afectar a la cosmética. Mucho calor pero siempre a destiempo o a deshora porque ahora las lluvias y el frío te han fastidiado la Semana Santa.

¡Don´t worry! Dale al autobronceador o al maquillaje corporal dorado.

El efecto pierna creciente y falda o culote menguante, no se llevan bien con unas piernas blancas como el mármol, y las camisetas de tirantes, tampoco con la cara de acelga con la que llegamos la gran mayoría a esta Santa Semana.

Si quieres un moreno inmediato a pie de playa puedes encontrar el Gel Bronzing Shimmer de Hawaiian Tropic, 7,50 euros. Un maquillaje hidratante en textura gel con destellos dorados para aplicar por la cara, escote y espalda.

Si vas de tranqui: Coconut Self Tan de Hawaiian Tropic, 11,50 euros. Un autobronceador con aceite de coco en spray. Proporciona un tono dorado en 2 horas, sin necesidad de tomar el sol. No sabes la cantidad de arrugas que te ahorras.

Todos los productos Hawaiian Tropic son hipoalergénicos, no comedogénicos tienen una agradable fragancia y un precio razonable. Además tienen vitaminas A, C y E, aloe vera y extractos de plantas exóticas (aguacate y karité).

¡Felices Pascuas! y si el sitio que has elegido para pasar tus vacaciones disfruta de sol, no lo dudes ponte un fotoprotector de  SPF 15 para arriba y dosifica los baños de sol.