¿Eres Emo? La tribu de los flequillos melancólicos

Cuando las ciudades se inundan de epidemias de depresión, barrios marginales, políticos corruptos y ráfagas de tormento, es extraño encontrar tribus urbanas incapaces de ver más allá.

Estéticas apáticas

Surgidos de una corriente musical en la década de los 80, los emos (del inglés emotional) se esconden tras su largo negro de medio lado. Como negándose a ver así la multitud de cosas buenas que aún quedan en esta sociedad.
Su ropa oscura y el marcado eye-liner en los ojos pueden resultar siniestros, pero tan sólo muestran una actitud ante el mundo. La melancolía es la reina.
Las culturas punk, indie y rock se funden para reflejar inconformismo, rechazo hacia lo ajeno, lo popular.

Gustos sombríos

Ateniéndose a las diferentes concepciones ideológicas, musicales y estéticas de los emos nos queda bastante claro que los fines de este grupo son, como en la mayoría de casos, marcar la diferencia.
La mayoría escuchan grupos como My Chemical Romance, Billy Talent o Panic! At the disco. Recorren las calles enfundados en vaqueros pitillo y siempre calzan Vans cuadriculadas y Converse All Star.

El director de cine Tim Burton también es bien acogido entre los emo. Su obra más valorada es Pesadilla antes de Navidad. Jack, la calavera animada que protagoniza esta película ya se ha convertido en un icono para la comunidad.

Detrás de tanta sombra tan sólo cabe esperar que dentro de unos años este sentimiento pesimista que forma parte de muchos jóvenes dé paso a luminosas esperanzas.

Sarah Jessica Parker, un poco de sexo en NY y un poco de cirugía por favor

Somewhere Tomorrow es la película en la que comenzó su carrera la Carrie Bradshaw, que ahora camina con tacones de vértigo por la fama. Toda una actriz publicitaria: imagen de con Nutritionist Omega Piel Nueva, inspiración de Patricia Field y creadora del perfume Lovely. Definitivamente el Botox, cirugía, colágeno y el retoque de nariz funcionan ¿a cuántos tratamientos poéticos-estéticos creéis que se ha sometido esta actriz? Además, un buen estilista puede resultar fundamental. Cabello electrizado tratado con Jonh Frieda, bien avenido y Manolos para alcanzar el estrellato. Ahora, Sarah es otra celebrity como Kate Moss o Madonna que lanza su propia línea de ropa llamada Bitten, aunque ya habíamos visto algunos diseños para Gap el año pasado.¡Para que luego digan que hay vida después de los 40! Pues la hay y después de los 50, 60, 70, etc. Tras su exitosa serie el marketing se acerca más a esta actriz que sus propios méritos en la gran pantalla. No ha destacado demasiado en sus últimas películas, a pesar de que tuviera un novio por contrato como el guapísimo Matthew McConaughey.

Una serie que nos ha convertido a algunas en auténticas frikis

es un icono televisivo con seguidoras de todo el mundo, yo la primera para que os voy a engañar.

El pasado mes de diciembre tuve la gran oportunidad de visitar Nueva York, ciudad que me fascina por cierto. Pues bien, mi amiga Sara (de carne y hueso) me introdujo en el mundo de las solteras neoyorkinas e hicimos un tour por Manhattan específico de la serie.

Sí, somos unas frikis pero el que no lo sea en algún aspecto que tire la primera piedra. Tengo que deciros que el autobús estaba lleno de chicas de todo el mundo: italianas, francesas, australianas, japonesas, etc. Y ningún hombre, por cierto. Nosotras éramos las únicas españolas, pero no importó porque haciendo honor al título de la serie, dicen que el lenguaje del sexo es universal.

Pasamos la tarde visitando los lugares emblemáticos de la ficción: la casa de Carrie, el bar de Eidan, la tienda de Manolo Blahnik, el Sexshop, etc. Por cierto, para qué veáis hasta que punto puede llegar la adición de algunas extranjeras que se gastaron 200 dólares en el vibrador más famoso de la televisión llamado “Rabit”. Menos mal que nuestra locura no llegó a tales extremos. Pero al fin y al cabo somos unas frikis. ¿Y vosotras? Venga, compartid con nosotras vuestros fricadas inconfesables.

Logomanía, bolsos de lujo y maquillajes de Givenchy a Chanel

Tras tres años de anuncios gratuitos de las casas de alta costura  a través de carísimos, parece que ahora prefieren mostrar un detalle mínimo de marca a suntuosos logos de firma. La mayoría de las mujeres ya han adquirido su bolso real o imitación con la simbología de Yves Saint Laurent, Carolina Herrera, Chanel o Dior en la propia tienda o en el circuito top manta, Chinatown, Turquía, China o el mercadillo de su pueblo. ¿De verdad hay tanta diferencia entre la copia y el original?

Las imitaciones han llegado ha perfeccionarse tanto que seguro que ni los propios diseñadores las diferencian ya. Pero la logomanía ha desaparecido de momento. Ahora, los sellos de alta costura dejan de ser un complemento de distinción en los bolsos para aparecer en las paletas de los maquilladores.

La tendencia cambia para los complementos. Sin término medio maxi bolsos para el día y mini bags para la noche en tonos metalizados como el bronce o el plateado pero sin marcas distintivas. Toques de luz que dan aspecto refinado a la mujer bronceada mediante un pincel que deja la huella de la firma. Porque al fin y al cabo, la moda y el no van desencaminados ni separados. Se unen creando una tendencia para crear un icono corporativo.

Givenchy pone en escena su mítico logo en tres dimensiones en su colección de verano 2007. El color de las vacaciones se obtiene mediante destellos rosas y tonos albaricoques en la tez morena a través de sus polvos con las cuatro G. Logo Sunkissed Powder (45 euros) parece un cuadro comparable a las lentejuelas de belleza de Chanel, que por cierto, aunque no nos lo digan de forma explícita no son más que pequeños distintivos de la firma para un maquillaje bajo el sobrenombre de LUMIÉRE DÁRTIFIES (49,00 euros).  Ambos son una edición limitada, ¿por qué será? a lo mejor no quieren hacer el mismo papel que con los bolsos en las páginas de Internet llenas de imitaciones. Aunque a veces es inevitable, o sino mira lo que pasa con los perfumes. Menos mal, que de momento no conozco copias baratas de maquillajes. ¿Existen? ¿los habéis probado?

Belleza en japonés: línea de limpieza Sensay Silky Purifying de Kanebo

cosmetica japonesa

Kanebo es una de las últimas firmas que ha buscado soluciones compartidas para la facial.

Sensay Silky Purifying está basada en el resultado de una piel de seda renovada. Convierte a este ritual tan importante en dos pasos purificantes: limpieza profunda  del   y microexfoliación para pulir y alisar la piel.

Y es que ya sabemos que la belleza oriental está de moda. Además de hacerte el alisado japonés podrías tomarte en serio los rituales para la piel que utilizan en Japón basados en la purificación. Tendrás un rostro resplandeciente. Seguir leyendo…

Desmaquíllate, desmaquíllate

, te vas a levantar mañana, que te toca madrugar, con toda la almohada llena de manchurrones. ¿Acaso quieres la palabra “sucio” en la frente como cuanto aparece escrito en el parabrisas de un coche guarro?

Y es que está demostrado que muchas mujeres no cumplen con un ritual nocturno tan importante como lavarse los dientes. Pues bien, aunque muchas llevan el coche impoluto – por eso nunca pintan sucia- , está demostrado que algunas prefieren no someter a su rostro a una buena digna de un tunel de lavado. ¿Sabias que cuantos más días sigas sin desmaquillarte por las noches más envejecerás? La piel necesita las mismas horas de descanso que tú.

Ya se que existen esos milagrosos fondos, barras de labios o máscaras de pestañas de larga duración. Aprovéchalos durante el día y disfruta también de sentirte limpia antes de dormir.

Ya os hablamos de como se levanta una chica por la mañana, a todo correr. ¿Pero cómo se acuesta? Después de un largo día de hacer -o no-  nada, la pereza nos puede y nos arrastara a la cama. Qué poco porno-glamour ¿no crees?

La culpa la tiene Ana Torroja: maquillate, maquillate”. Muy bien, pero lo que está claro es que antes de maquillarte tu debe estar tan limpia como un lienzo en el que un artista prepara su obra de arte.

Seguir leyendo…

Salir guapa en la foto

Vaya por delante que yo siempre salgo fatal en las fotos. En esta del salgo que parezco yo. Alguien que me conoce me lo ha dicho. Yo suelo salir peor. Tengo fotogenia 0,0. Por eso, hasta ahora me conformaba con la ayuda de un buen maquillaje, un de peluquería recién hecho y un fotógrafo de los que siempre te saca bien como Victor Cucart que es un artista del retoque con Photoshop.

Pero estas voy a salir bien. ¿Sí o sí? Le voy a decir a mi querido experto que incorpore este sistema de última tecnología a la cámara de fotos familiar.

Aunque aún no esté muy logrado. Lo bueno es que te hace salir guapa aunque realmente tengas cara de resaca porque te cambia la cara sin (o además de…) pasar por brochazos de maquillaje, cirugía, , láser o los mil y un aparatos estéticos de última generación.

Seguir leyendo…