Hei Poa y Les Polysianes, aceite de monoï de Tahití

mujeres-tahitianas-paul-gauguin

Como audaces capitanas Cook, el mundo en el neceser beauty.  Hoy viajamos en busca de los secretos de belleza de las mujeres allende las culturas. Una estancia ambientada en la Polinesia sin despegarnos de la pantalla. El aceite de monoï tahitiano es la piedra filosofal de nuestra tabla alquímica, el aderezo natural de una piel suave, hidratada, nutrida, ¡y perfumada!

Oro líquido en una botella, que encalla en las costas de Híspalis de la mano de Hei Poa y Les Polysianes de

Seguir leyendo…

Skin Best Liquid Glow de Biotherm, aceite facial revitalizante

amplía su gama Skin Best con Liquid Glow, un facial revitalizante, realmente seco y multiusos diferente a todos los demás. Es un elixir ultra-rico en activos que proporciona una luminosidad inmediata y una protección antioxidante. Desde Belleza Pura te contamos en primicia nuestras impresiones sobre este nuevo aceite de tacto sedoso que combate la falta de hidratación y aporta un toque de buen aspecto inmediato.

Esperamos que te guste tanto como a nosotras.

Seguir leyendo…

Bio-Oil, un aceite todo en uno reparador de estrías, cicatrices, manchas o envejecimiento

Imagen mujer de espaldas

Nuestra estantería cosmética podría extenderse hasta el infinito si tuviéramos en ella todo lo que nos dicen -y os decimos- que la piel y el cabello necesitan para estar perfectos. A veces no es cuestión de cantidad sino de calidad, y muchas veces hay productos con grandes propiedades y distintas aplicaciones que pueden acabar, de un porrazo, con unos cuantos botecitos.

Quizá por mi vena práctica, me gustó el producto que nos han presentado esta semana: Bio-Oil. Un todo en uno que mejora la apariencia de estrías, manchas y cicatrices, así como la deshidratación y envejecimiento cutáneo, formulado a base de extractos de plantas y vitaminas suspendidas en una base de aceite. Seguir leyendo…

Velas de masaje, de Sepai y Carla Bulgaria Roses Beauty, con luz y aromas para compartir en pareja

Bellas velas que se encienden y permiten licuar su contenido sobre la piel, elaboradas con aceites ricos en propiedades aromáticas e , están especialmente concebidas para disfrutar de un masaje corporal con aroma, luz y buen tacto. Por supuesto que no todas las velas son aptas para masajear sobre la piel, la inmensa mayoría sirven para dar luz y propagar su perfume por el ambiente. Las velas clásicas también se encienden durante los masajes para crear un ambiente de relax, una atmósfera propicia para la meditación o simplemente un aura olfativa agradable. En muchos centros de masaje y spas, antes de proceder a masajear el cuerpo nos invitan a realizar un test de fragancias y según el día y las apetencias del momento podemos elegir el perfumado que más nos guste para disfrutar plenamente del sentido del tacto y el olfato al mismo tiempo. Con las nuevas velas de masaje, podrás gozar de las propiedades que los aceites tienen sobre la piel.

Cuando enciendo una vela me acuerdo de los que se han ido y también de los que están aquí y pido algún deseo para iluminar a algún amigo que lo está pasando mal, ahora hay tantos, que te pido que enciendas una vela para compartir armoniosamente con tu pareja mediante un masaje relajante y lo que surja… En tiempos de crispación hay poner un poquito de paz y amor. Se necesita más que nunca. La actitud es importante y es muy fácil dejarse llevar por la espiral de la crisis. Las últimas noticias no son mejores porque además de dispararse la prima de riesgo, también sube el índice de divorcios. El resultado de la ecuación es más pobres, más enfadados y más solos. Yo propongo despejar y salirnos por la tangente, alejando un poquito la crispación, el estrés del paro o de no parar de trabajar y poner un poco de luz y amor en vuestros días. Ya sé, es complicado pero el cuerpo-mente lo necesita. Es cuestión de actitud.

En este post se dan varias sugerencias de velas, una es muy cara (sigue habiendo ricos), otra barata y existe incluso la opción de hacernos nuestras propias velas caseras. Además siempre podemos recurrir a cualquier otro aceite que permita deslizar con suavidad las manos sobre la piel y luego, hacer el amor, que resulta mucho más barato que hacer la guerra y es infinitamente más gratificante.

¡Feliz velada!

Seguir leyendo…

Aceite de Monoï, usos cosméticos del oro líquido de Tahití: Marlies Möller, Polysianes o Hei Poa

Paul Gauguin

El pintor francés Paul Gauguin encontró en Tahití –o más concretamente en sus mujeres- su inspiración. Hasta la Polinesia viajó a finales del siglo XIX tratando de huir de la civilización europea y de todo lo artificial y convencional. Pero no ha sido el único, la cosmética también ha encontrado en la tradición tahitiana un preciado ingrediente: el de Monoï.

Las francesas fueron las primeras en traerlo a Europa, cuando colonizaron la isla de Tahití, no tardaron en ‘robarle’ a las mujeres tahitianas su secreto de belleza, ellas llevaban siglos utilizando el aceite de Monoï tanto en ritos tradicionales como en el cuerpo y en cabello por sus propiedades protectoras y de belleza.

Este aceite se obtiene a partir de la maceración de las flores de Tiaré –típicas de la zona- dentro del aceite de copra –la nuez del coco-. Las flores le confieren un exótico perfume y transmiten al aceite sus propiedades calmantes, suavizantes y tonificantes. Su importancia es tal en la isla, que hasta existe una ruta del aceite de Monoï, creada por la asociación de fabricantes de dicho aceite –toma nota si tienes pensadas unas vacaciones en tan paradisiaco destino-.

Y como siempre en cosmética, debes andar con mucho ojo para que no te den gato por liebre. Debes buscar el certificado de origen -el de la imagen-, el logo que certifica que es Monoï de Tahití y que ha sido elaborado con las técnicas tradicionales. El Monoï con denominación de origen contiene un mínimo de 90% de macerado de flores, aunque está autorizado añadir conservantes, colorantes, antioxidantes y filtros UV –de origen vegetal-. Si no lleva este sello, pon en marcha todas tus alarmas.

Tiene propiedades beneficiosas para la piel y es perfecto para las más secas y escamadas: es hidratante, nutre las pieles más secas y evita la deshidratación creando una barrera protectora en la piel que retiene la humedad. En el cabello, lo protege, lo suaviza, le proporciona brillo, facilita el peinado y evita el encrespamiento. También se utiliza, añadiéndole filtros UV como protector solar. Eso sí, encontrarás en el mercado productos con SPF bajos, nuestro consejo siempre es que no te la juegues y no le pongas a tu cuerpo menos de SPF 30. Son muchas firmas cosméticas lo han incorporado a sus productos, la última, la de tratamientos capilares , pero Pierre Fabre ya lo hizo con su línea de solares Polysianes de , y hay más ejemplos. Seguir leyendo…