Aprende a controlar el estrés y la ansiedad con el método Nascia

Mary Jane Ansell

¿Se te ocurre una época del año más estresante que las Navidades?, a mí no. Tienes que comprar regalos, romperte la cabeza para dar en el clavo y acertar, para gastar lo menos posible porque tu bolsillo vive en crisis desde hace tiempo, o para sobrevivir a los centros comerciales. Tienes que aprovechar también para quedar con todo el mundo, cenas, comidas…; por no hablar de las reuniones familiares, en las que la mayoría no hacemos más que currar como negros cocinando, preparando…, para luego, en una hora, comer como si el mundo se acabara en ese instante.

Siempre he pensado que unas Navidades lejos, en la otra punta del planeta deberían ser obligatorias por lo menos una vez cada 5 años, ¡salir volando y escapar! La Organización Mundial de la Salud clasifica el estrés como ‘epidemia mundial’ y en España, según datos de Instituto Nacional de Estadística el estrés afecta o ha afectado al 84% de los españoles, y el estrés laboral afecta a más de 60% de los trabajadores.

Por eso, en plena locura navideña me pareció muy interesante ir a conocer un nuevo método para tratar el estrés y la ansiedad que ha aterrizado no hace mucho en España directo de Estados Unidos: el método Nascia. Allí fui dispuesta a encontrar un poco de tranquilidad en medio de la vorágine y allí me recibió Pablo Muñoz Gacto, quien dirige y coordina Nascia. Él fue el que me habló detenidamente de este método antes de probarlo y verlo con mis propios ojos.

'El grito', Eduard Munch

Para empezar, el centro Nascia no es una clínica al uso, es un espacio diáfano, funcionan con cita previa, no hay sala de espera, y el trato es muy personal. Nascia es un sistema que permite recuperar el control frente al estrés y la ansiedad, te proporciona las técnicas necesarias para poder reconducirlo uno mismo. Por el momento se está aplicando principalmente en el ámbito de la empresa, pero está indicado para todos aquellos que sufran estrés o ansiedad -va muy bien para tratar los problemas de la menopausia y pre-menstruales-, y a partir de enero empezará a aplicarse en niños con problemas de concentración.

Uno de los puntos fuertes de este método es la objetividad, se miden únicamente variables fisiológicas, parámetros de actividad fisiológica como la tensión muscular, respiración (número de respiraciones y amplitud respiratoria), temperatura periférica, pulso y conductancia de la piel (la sudoración). Se utilizan procesos absolutamente inocuos y no invasivos, simplemente te ponen unos medidores en los dedos, en la cabeza y una cinta alrededor de la cintura –como podéis ver en la foto conmigo como conejillo de indias-. Seguir leyendo…

Dieta para adelgazar sin mal humor ni ataques de hambre

DIETA 2_1

Irritabilidad, ataques de hambre, cambios de humor, tristeza, ansiedad… Si reconoces estos síntomas cuando te has sometido a dieta, y son los que te tiran para atrás a la hora de ponerte a régimen, te sorprenderán los datos de un reciente estudio que demuestra que es posible neutralizar el estado de ánimo “típico de dieta” simplemente tomando determinados alimentos en los momentos adecuados. Además, se ha demostrado que de esta manera la dieta es mucho más eficaz.

Seguir leyendo…

‘Stop a la ansiedad’ de Ricardo Ros

Stop-a-la-ansiedad-Ricardo-Ros_web

¿Has tenido alguna vez un ataque de ansiedad o pánico?

De pronto un día sales a la calle con prisa, entras en una tienda y un calor enorme te sube por las piernas y te recorre todo el cuerpo. Sientes que te vas a desmayar, el corazón te va a mil y piensas que te va a dar un ataque porque además no puedes respirar. Vas al médico de cabecera, te hacen un electro, te toman la tensión y no ven nada. Lo que tienes se llama ansiedad . Cada vez estás peor porque tienes miedo a que el ataque te de en medio de la Gran Vía o por la noche cuando estás solo o sola en casa. Claro, nadie puede ayudarte.

web EstresAnsiedad-392

Cuando te ocurre esto tienes tres opciones: ir al psiquiatra y que te mande medicación, acudir a un psicólogo conductual, ir al psicoanalista o hacer un tratamiento cognitivo.

La primera opción es la más cómoda pero ya estás atado a las pastillas un  mínimo de 6 meses y además no te sientes seguro si no sales a la calle con ellas. Si optas por ir aun psicólogo te dice que la ansiedad es una curva que tiene que subir y bajar y que el problema es que nunca la dejamos bajar (huyendo de las situaciones, tomando pastillas etc…). Total, que el tratamiento  consiste en aguantarte la ansiedad e incluso provocarla y comprobar que no pasa nada. De hecho el propio psicólogo te acompaña si quieres a provocar las situaciones para que la dichosa curva baje. Vale, empiezan a sudarte las manos y los pies, el corazón se pone a mil y estás así un buen rato, te mareas, tienes la sensación de que te vas a morir y cuando pasan dos horas estás mejor. Esto durante 8 meses. Y???? Vale, ya he comprobado que no me he muerto pero los ataques de pánico continúan y lo pasas tan mal que hasta tus padres te recomiendan que te tomes lo que sea.

Llamas al psicólogo y te dice “no te preocupes, tienes que pasar por muchos ataques hasta que lo sistematices”. Pasan 9 meses y sigues igual. 

Seguir leyendo…

Crisis = ansiedad/depresión. Solución: no quedarse parado

36682

La omnipresente crisis ha generado en más de uno ansiedad, en otros depresión, sobre todo en los parados. y precisamente, nada mejor contra la crisis y sus efectos negativos que moverse y hacer ejercicio para recuperar endorfinas y con suerte, un nuevo trabajo.

Y es que si la ansiedad laboral se ha convertido en una de las principales causas de baja directa o indirecta en España, la presión que sufre el desempleado, que ve como se agrava la situación de volver a encontrar trabajo, puede repercutir de manera negativa en su salud: insomnio, pérdida de apetito y peso, fatiga, disminución de la autoestima, etc.

Como dicen todos los agoreros del reino, las desgracias nunca vienen solas. pero cuando llegan hay que ofrecer soluciones y no quedarse parado o en el paro.

Seguir leyendo…

NO MOLESTEN/DON´T DISTURB – ¡¡¡ VACACIONES de relax !!!

 

¿Hay alguién ahí? Por favor, no molestar. Estamos de vacaciones. Más o menos o queremos estarlo. Pero es igual, con vacaciones o sin ellas, todos necesitamos un poco de tiempo para respirar y mirarnos el ombligo con absoluta tranquilidad. Paz. Un tiempo de íntimo relax diario debería ser obligatorio. A solas con nosotros mismos, disfrutando de un maravilloso paréntesis privado y estrictamente personal. Todos los días. Paz, amor y feliz verano. Ciao!

Muchas veces en nuestro trabajo, en la vida… nos vemos obligados a rendir al máximo, como dicen en los anuncios que cada vez son más realistas. El de la imagen fue realizado para una campaña imaginaria por estudiantes de publicidad.

Seguir leyendo…