Joven Meditando

Mindfulness: aquí y ahora con un par de… minutos

Estar en el ‘aquí y ahora’ debe molar bastante.

No es una práctica nueva, pero en los últimos tiempos ha calado en todas las capas de la sociedad. Mindfulness es ese ejercicio mental que ayuda a dejar fluir los pensamientos y mantener a raya la obsesión, a ‘gestionar’ el estrés y a enfocar las situaciones con una relajante objetividad desprejuiciada. Dando un pasito más allá, potencia la concentración y la productividad al ayudar a nuestras pobres mentes a concentrarse en lo que se está haciendo en ese preciso instante. Lo llaman ‘estar en el aquí y ahora’, es más aspiracional que tener un chalet en Torremolinos, y son muchísimas las personas influyentes y con poderío (escritores, creativos en general, directivos de grandes empresas, chicos listos de Palo Alto*…) que admiten practicar este tipo de en pro de sus asuntos. Y parece que les funciona.

*Aunque no haya puesto arrobas o x, todas estas ocupaciones comprenden a seres humanos de ambos géneros.

Reconozcámoslo: vivir a tope el momento presente es más difícil de lo que parece. Una suele estar repasando tareas venideras en lugar de disfrutar intensamente de, yo qué sé, comerse una mandarina o hacer un crucigrama. Y, sin embargo, las más minúsculas actividades sin importancia merecen su atención y esconden cierto potencial para una mente despierta. Y, aunque no sea así, entrenar la concentración en lugar de dispersarse ‘abriendo ventanas’ mentales es de una utilidad innegable.

Seguir leyendo…

Protector Solar + Serum Verano 2017

Sabes aplicarte el protector solar, de verdad

 ¿Te pones el protector solar directamente sobre la piel?

“Entonces, estás igual que yo (dice mi amiga y lectora), no sabes aplicarte tu en condiciones, y no me refiero a reaplicar cada 20 minutos. A estas alturas de mi vida, a mis 46 añitos y  con más de una tonelada de revistas de belleza requeteleidas, pues voy y me entero ayer que llevo toda la vida aplicándome mal las cremas solares… I can´t believe it!!! Vaya toalla, todavía me quedan lecciones cosméticas que aprender antes de ir a la playa!”

Por favor, comentadme cómo os ponéis el protector solar. Pensé que era cosa sabida, pero no. Una amiga y lectora me consultó y aquí va su testimonio completo, junto con algunas recomendaciones en serum para hidratar tu cara, antes de aplicar el fotoprotector.

Seguir leyendo…

Matrix Colour Lounge, app de belleza

Dijo Kurzweil en una de sus visionarias retahílas de predicciones que, en escasos años, la vida será ‘mayormente’ virtual antes que presencial. Las aplicaciones de belleza, como la que nos llega hoy directamente desde Matrix, son uno de esos pasitos lentos pero seguros hacia ese escenario –no sé si utópico o distópico- al alcance de nuestros veloces dedos, curtidos en mil pantallas táctiles.

Probarse un color de pelo no tiene por qué cursar con una tragedia griega en la pelu. No más lágrimas ni experimentos difíciles de revocar. Mejor subimos una foto a la app y anticipamos el resultado de unas mechas californianas o de una alocada superposición de tonos de raíz a puntas. ¿Por qué no? Como en cientos de fantasías de ayer y hoy, al final todo fue un sueño

Seguir leyendo…

Wallapop, el mercadillo para Smartphones

172

Hace un par de tardes, y en pleno fragor de compras por eBay al más puro estilo Wall Street (¡compra!, ¡vende!, ¡traedme un desfibrilador!), recibo una paloma mensajer, digooo, un Whats App de una buena amiga descubriéndome el último vicio en : Wallapop.

El nombre no sugiere en absoluto las prestaciones, pensaba que sería un escaparate de iconografía popular para fondos de pantalla, o algo así. Pero nada más lejos, se trata de un online que te trae a tu Smartphone productos variopintos para vender, comprar o incluso trocar. ¿Acaso no estamos viviendo tiempos molones?

Seguir leyendo…

Aplicaciones de belleza para móviles y tabletas: Make Up For Ever, Mary Kay, OPI o Sephora

Dedo sobre la pantalla de una tableta

Las para móviles y tabletas se multiplican casi hasta el infinito dispuestas a facilitarnos la vida o a entretenérnosla, desde hace ya bastantes años casi nadie puede vivir sin su teléfono móvil, pero vamos camino de no poder vivir sin Internet en el móvil y sin las mil y una aplicaciones que nos dicen dónde encontrar la gasolina más barata, qué tiempo vamos a tener mañana o cuál es la canción que estamos escuchando…

Pero si nos movemos al terreno de la cosmética y la belleza -que es lo nuestro-, las aplicaciones vienen dispuestas a desbancar a las videoblogueras. Una manera de probar, sobre tu propia cara –o mejor dicho, sobre tu propia foto- como te sienta un color de labios, una sombra de ojos, si el delineado va contigo o si te atreves con el color de moda en las uñas. O simplemente, una manera más de pasar el rato en las pocas horas libres que nos quedan en el día. Seguir leyendo…

¿Cuánto cuesta ir al gimnasio? Consejos para tiempos de crisis

Llega enero, acaban las fiestas navideñas y nos llenamos de buenos propósitos, las promesas estrella para el nuevo año son siempre las mismas: aprender inglés, dejar de fumar, ponerse a dieta y ponerse en forma, estas dos últimas van casi siempre de la mano.

Principios de enero -después de las comilonas de Navidades- y la operación bikini, son las dos épocas de oro de los . En estas fechas las matrículas de los gimnasios crecen alrededor de un 30% aunque la escena suele ser siempre la misma, ir al gimnasio a apuntarse y volver al cabo de 2 años para borrarse porque uno ha decidido que ¡ya está bien de tirar el dinero!

Pero, ¿cuánto cuesta apuntarse a un gimnasio?, como la cosa no está para tirar el dinero, primero piensa bien si estás dispuest@ a ir. Después, debes tener en cuenta que no sólo deberás afrontar las mensualidades, sino también la matrícula. Según datos de Eroski Consumer el pago de la matrícula supone una media de 65 euros (48 euros en los gimnasios sin zona de aguas, y 83 euros si cuentan con ella). En cuanto a las mensualidades, también varían si el gimnasio cuenta con zona termal (Precio medio: 63 euros) o no (Precio medio: 56 euros). Conviene comparar precios, porque en Madrid, entre el más barato y el más caro, puedes llegar a ahorrarte hasta 89 euros. Seguir leyendo…