Masaje en pareja

¿Todavía no has probado un masaje con tu pareja?

Hay algunas periodistas de belleza que son incapaces de relajarse con un masaje. Y la verdad es que tenemos que probar muchos… Nos deberían pagar impuesto de peligrosidad. Porque en qué trabajo tienes que desnudarte y dejarte masajear por cualquiera. Somos profesionales de la prensa especializada.  Algo así como los críticos de cine cuando se tienen que chupar (con los ojos) todos los estrenos de la cartelera. Pues nosotras a tumbarnos de una camilla a otra y poner nuestro cuerpo serrano en manos de cualquier fisioterapeuta, esteticistas, masajista, osteopáta o quiropráctico. ¡Qué profesión tan bonita! ¡Y qué relajada…!

El otro día me dieron un masaje Vichy a 4 manos, muy sincronizado pero a la velocidad del sonido. Es como quedarte a medias, ya me entiendes. Un masaje debe ser siempre generoso porque si no nuestros musculos y nuestras neuronas no entran en ese estado de relajación que tanto necesitamos de vez en cuando.

Por Dios, invoca a tu instinto animal y deja que tus manos sigan la senda natural de cada músculo del cuerpo de tu pareja. Empezando por los pies y acabando por la espalda. Hay cosas que no necesitan demasiadas explicaciones. A no ser que quieras dar masajes como una profesional. Hay cursos de masajes en pareja, donde ambos podéis aprender. Y es que hay verdader@s manaz@s que conviene domesticar.