Barbas 3.0, el maquillaje de los hombres

Matthias-Seifarth-Devendra-Banhart - copia

“Vosotras os quejaréis mucho de la frecuencia y el dolor de la depilación, pero no veas lo que es pasarse una cuchilla por la cara todos los días”, sentenciaba hoy Towando en el desayuno. “Además, tú fíjate en los anuncios de y el target a quien se dirigen. El tipo de tío, los pisitos que salen. Dime si ves muchos grandes empresarios con en la vida real. El yugo del afeitado perfecto es una imagen asociada al éxito. Y también es una manera de someter la estética del hombre”.

marx - copia

Hale. Pues no lo había pensado. Me había fijado en que siempre sale una tía poco vestida, en arrobado éxtasis, palpando la piel como el culito de un infante que se le ha quedado a su chico. Bastante escandalera se monta porque algunas adultas, en su país libre, decidan dejarse al natural el pelo del sobaco. No me digas que entre los hombres también se hace política a través del folículo piloso.

“Por supuesto que sí”, continúa. “No hace tanto ruido porque, con todo, no estamos TAN encorsetados, pero la barba es un símbolo. Sobre todo las salvajemente pobladas, no pienses en la barba carlista o la mouche francesa. Mira a Marx, el Che o Fidel Castro, ilustres barbudos de izquierda. Era un elemento diferenciador de una ideología o de cierta manera de pensar liberal. Fue aparecer Rajoy y empezar a normalizarse algo más en el resto del entramado social. ¡Se puede hablar de la historia de la humanidad a través de las barbas!”

che-guevara-revolucion-cubana - copia

Quienes hemos crecido al abrigo de nuestra cuestionable Transi, recordamos con cariño la imagen del Padre-De-Los-80, garbosamente ataviado con su uniforme de progre. Pana por doquier, jersey con bolas, camisa informal desabrochada, ¿corbata?,  ¡ni en pintura!, el coche atestado de humo de cigarro, Cecilia o Paco Ibañez, y en medio de la niebla y la mística, el desaliñado mentón del padre aullando sin palabras “voy a perder yo tiempo en afeitarme, ¡con todo lo que tengo en que pensar!”

Seguir leyendo…

Barbería, lo más trendy en productos de afeitado

barberia 2
Buenos días, espejito!  La rutina del nos sienta en esas antiguas sillas de las barberías clásicas con aroma a toallitas calientes, aunque sólo sea mentalmente. Uff! Aunque el tiempo sea otro, los nuevos productos de afeitado miran al pasado glorioso. Sí, los hombres también empiezan el día en su cuarto de baño con un bote en la mano, de espuma, crema, embadurnar, rasurar, y cremita en gel para evitar irritaciones indeseadas. Si a las mujeres nos “cuesta” nuestra rutina de belleza diaria… ellos, algunos de ellos, están casi obligados y  no se libran de ello. Quizá sea por eso que desde hace unos años, la hace furor entre el personal masculino más joven. Quién sabe!
barberia-profesional
Toca poner las barbas a remojar. Sí, ellos también se aburren del acto diario del afeitado y  también piden a gritos novedades, sensaciones y beneficios extra para que toda esa rutina tenga por fin un cierto toque de pasión y, por qué no, de glamour cuando se pueda.
Atendiendo a esa creciente demanda, las marcas se han puesto las pilas pero innovar más allá de lo sensorial no es tan fácil para un consumidor que mide, por encima de todo, la eficacia absoluta en estos tipo de productos. Y, porqué no reconocerlo, el marketing de impacto y deseo vende más entre el público femenino.. que entre el masculino.
Manos a la obra, y nunca mejor dicho, parece que varias marcas han optado por la nostalgia y por el profesional uniendo la eficacia buscada con el recuerdo de un lugar mágico: la barbería. 
Barberos, profesionales masculinos de antaño, que por fin hablan de tú a tú al hombre y le proporcionan el cuidado y la belleza propia no importada del universo femenino sin olvidar lo ya dicho, un rasurado PERFECTO!.

Afeitado en seco por la cara (2º ritual de afeitado)

Siempre me ha impresionado la expresión en seco, pero después de ver este vídeo mucho más. ¿Dónde aprendería este buen hombre a afeitarse así en una celda del lejano oeste. ¡Qué grima!

No se aplica ni un solo cosmético. Esto es un macho de los que ya no quedan. Menos mal.

La verdad es que si tenéis opción de hacerlo en un buen profesional, mejor que mejor. Esperoi que entiendas bien el catalán es muy fácil. Yo soy de Madrid y lo entiendo porque es muy fácil.