Aromas y sentimientos, el olor de la felicidad

Gavin Brown
¿Tienen olor los sentimientos?
Hace unos días escribíamos un post sobre el arte de perfumarse simplemente escuchando a nuestro propio biorritmo. Yendo un pasito más allá, nos podríamos preguntar: ¿ a que huele el cariño, la pasión, la envidia o los celos?.
A priori es difícil descomponer algo tan etéreo y a la vez tan personal. Acordes maravillosos naturales o formulados en laboratorio intentan recrear aquello que se siente a través de una gota de concentrado.
Las marcas, hablan de ello en su comunicación, pero, salvo alguna maravillosa excentricidad que normalmente viene de la mano de una marca niche, lo raro es ver sentimientos muy extremos reclamados en su publicidad. ¿ Acaso el dolor puede perfumarse? Seguir leyendo…

Smiley, Kit de vacaciones del perfume icono, para echar unas risas…

Smiley, sonríe con su perfume a las .

La sonrisa hecha perfume y nacida de uno de los logos más famosos del siglo . Fue el periodista francés Frankin Loufrani  el padre de la criatura. Corría el año 1971, cuando el logo Smiley nació con la sana intención de arrancar una sonrisa a sus  lectores. Os había dicho ya que el es fundamental para ser bella. Pues sí. Eso de ser feliz y sonreir funciona hasta para combatir las arrugas y la flacidez cutánea. Je, je….

Volviendo a este simpático logo, fue utilizado en los 70´s por el movimiento hippie, en ´s con el y el acid ; que llenó las cazadoras negras de chapas en tonos ácidos. Hoy día existen tropecientos mil millones de smileys, los mismos que ilustran internet y muchos mensajes de móvil en todo el mundo. Smiley es un personaje bastante conocidillo. Se considera un signo de comunicación universal, sinónimo de felicidad y de la alegría de vivir. Y si Alejandro Sanz, y Elizabeth Taylor tienen su perfume, incluso el Atlético de Madridel Real Madrid (el Barça también y seguro que es de Puig) tienen fragancias con nombre propio, Smiley no podía ser menos. Este es en realidad una especie de perfume celebrity para niñas y teenagers con aroma a golosina. Aunque también puede servir para regalar a un compañero de trabajo o alguién con quien te hayas enfadado y quieres hacer las paces o hacerte mucho más amig@…

Seguir leyendo…