El cuerpo ideal en cada país

“La belleza es cultural”, dijo un buen día Judit Mascó en la cima de su carrera. “En África no me consideran bella. Dicen que tengo de cerdito”.

Zas. Esta epifanía de la sería un buen resumen para el tema, amigas. La única e intransferible trayectoria cultural de cada país, fruto de muchísimos años de evolución y peculiaridades sociales, cincela el canon de belleza. Y por tanto, hay que valorarlo como lo que es: un registro antropológico, un formalismo estético construido con capas de accidentes casuales y causales, como la alimentación, las condiciones ambientales o la manera de vestir. Una curiosidad.

Muestra de ello son las fotografías del último experimento viral en nuestra red de redes, todo un compendio de interpretaciones subjetivas según países, a partir de un único ‘viajado’ y adaptado por diseñadores gráficos ‘aborígenes’ gracias a la magia de Photoshop. ¿Aún quedaba quien pensara en un único modelo de belleza?

Seguir leyendo…

Proyecto Tul, el reto de vestir tallas grandes

¿Quién dijo que hay prohibiciones para las tallas grandes en el mundo de la moda? Que se retracte de su pobreza de espíritu ante las cuatro espléndidas blogueras de , de no menos espléndida talla, que se han sumado al reto de Eloquii de vestir a mujeres poco canónicas con faldas de tul.

El objetivo, demostrar que ninguna prenda es patrimonio exclusivo de un tipo de . Todo es cuestión, moraleja de esta fábula moderna en Youtube, del espíritu que anima la ‘percha’. Sea cual sea su forma.

Seguir leyendo…

Depilarse o no depilarse, ¿elección o imposición?

Os hablamos continuamente de métodos de depilación: definitiva, cera, eléctrica, hilo, la clásica cuchilla… Pero ¿qué pasa con quien elige depilarse?, es una opción igualmente válida y respetable que la de quien decide ir sin un solo por la , pero, ¿es realmente una elección libre?

La periodista irlandesa Emer O’Toole de 28 años, dejó de depilarse hace casi dos años como experimento para un artículo que publicó en su blog The Vangenda y después para el diario británico The Guardian. Pero el experimento ya ha acabado y ha decidido que está muy a gusto así y que no piensa volver a depilarse ni axilas ni piernas, reconoce que estaba ya cansada de la obligación de depilarse desde que tenía 13 años. Su decisión de ‘¡fuera maquinillas!, ¡arriba los brazos aunque asomen los pelos!’ va camino de convertirse en todo un fenómeno feminista. Aunque sus artículos pasaron más o menos desapercibidos, su aparición en televisión presumiendo de que su vello en axilas y piernas, era bello, fue una revolución.

En estos dos años la irlandesa se ha planteado muchas cosas, por ejemplo si la depilación es una norma fijada por la sociedad o se trata más bien de una cuestión de higiene. Ella argumenta, y no le falta razón, que si es una cuestión de higiene, deberían depilarse igualmente los hombres,  porque para ellos es algo opcional y parece que para nosotras es algo socialmente impuesto. Las razones son más estéticas que de otra índole, para O’Toole ‘eliminar el vello es producto de la industria de la ’ y no es una opción para las mujeres ¿qué opináis? Seguir leyendo…

Divinas proporciones del arte a las matemáticas y el número pi

La es la suma de muchos factores que se multiplican o dividen para transformarse en mil figuras geométricas. Aunque también existe el encanto de la asimetría basado sin duda en la gracia de desviarse de las geometrías perfectas. El de la “hermosura” responde a unas proporciones concretas que se reflejan en el arte, en los rostros y cuerpos de muchos hombres y mujeres representados en cuadros, esculturas.

En suma, la belleza ha cambiado tanto…la esencia continúa siendo pura matemática. ¿Qué te falta para ser bell@ del todo? ¿Qué te sobra para ser bell@ del todo?

Seguir leyendo…

Entrevista y encuentros con Daria Werbowy

DARIA WERBOWY

Fecha de nacimiento: 19 Noviembre del 1982.

Filias – Me apasiona el deporte de la , el snowboard y por supuesto, cualquier tipo de arte.
Fobias – Tengo vértigo y miedo a las serpientes.
Hábitos – Morderme las uñas, pero sólo la cutícula. Soy muy supersticiosa.
Supersticiones – A los gatos negros. No me siento nunca en la esquina de una mesa porque si no nunca te casarás. No pasar por encima de una persona tumbada. Si el semáforo está en ámbar y va a pasar a rojo rasca el techo del .
¿Cree en la suerte o más en el trabajo? – Todavía lo estoy pensando. Creo que he sido muy afortunada, pero al mismo tiempo me doy cuenta que he trabajado duro por conseguirlo. La buena suerte existe.
Un truco de belleza – Mi abuela me enseñó un truco de belleza que consistía en lavarse la cara con un algodón remojado en zumo de limón. Después te aclaras con agua fría un par de veces. Lo hago una vez cada dos semanas, también se le puede poner al limón y masajear la cara para exfoliar la piel.

Un buen plan para una cita – Depende de la persona. Aunque lo ideal, sería sentarse con una persona y hablar con ella. No importa el lugar, pero tener la oportunidad simplemente de poder charlar con alguien.

Dicen de  ella que añade un estilo reinterpretativo a todo lo que hace. Lo más importante y lo más complicado para una modelo es fundirse en la de cada campaña y salir a la pasarela, creyéndose hasta los huesos cada colección, y después venderla entre los asistentes. Claro está que primero hacen falta medidas, y , también las tiene: 86-61-86, y muy bien distribuidas a lo largo de sus 181 centímetros de altura. Hay que tener un buen cuerpo, una buena cara, mejor piel y una melena estupenda.

Sin olvidar,  una cabeza en su sitio y bien despejada, para soportar el agitado ritmo de vida que se le impone a cada nueva top del momento: viajes, fiestas, y un largo y a veces, complicado etcétera.

Ojos transparentes, piernas interminables, poca cadera y una felina que cautiva en las más cotizadas sesiones de tanto como en el feroz directo de la pasarela.

La chica es guapa y tiene cuerpazo, o mejor dicho, cuerpecito grácil y larguirucho. Es casi etérea. Lo más grande son sus ojos, enmarcados por una cara triangular de dulce minino o pantera peligrosa, según exijan las colecciones de temporada o la campaña de bolsos, relojes, coches o cosméticos que solicite su imagen.

Ella se transforma cual camaleón, y le encanta jugar a la transformación, y a interpretar. “Me encantaría dedicarme al , me apasiona el arte de interpretar”.

Seguir leyendo…

Las proporciones de la belleza

Parece que Stephen Marquardt quiere dar la solución al planteamiento de Beatriz en el post “La Genética de la belleza”, explicando la llamada medida Aurea. De este video se deduce que las reglas que rigen la se basan en un fiel reflejo entre salud y proporciones universales.

Quizá, poniendo límites numéricos a algo tan subjetivo, nos estemos acercando aún más a la llamada “belleza a la carta” o “cirugía que todo lo puede”. Puede que algún día, seamos una humanidad de rostros clones donde lo que se busque sea precisamente lo contrario, la imperfección. Entonces, la adicción al quirófano estará curada.