Somatoline Detox Reductor Noche, veamos si funciona

¿El nuevo Detox Reductor Noche funciona? A día de hoy, no tengo ni la menor idea, pero para eso estoy: voy a probarlo durante un mes en mis carnes y os lo contaré en cuanto lo sepa. Me he apuntado al #retosomatoline y ya he empezado a embardurnarme de un ungüento azul que promete “conseguir la silueta que todos deseamos” porque durante la noche, el organismo descansa y es cuando se produce la renovación celular.

Seguir leyendo…

glo910, masaje anticelulítico en casa

Nace glo910, un nuevo lipo-masajeador corporal de última generación que promete revolucionar el panorama del ‘combate’ diario con los adipocitos. No hay mayor lujo que disponer de un masajista en casa, y así el intenso amasamiento de este contribuye a acelerar el metabolismo de las y nos devuelve la tersura y el tipín… muchísimo mejor, ¿no?

Reducir la celulitis es una de las preocupaciones estéticas clásicas de muchas mujeres. En los últimos años, y destinados a este fin, se han introducido toda clase de gadgets de masaje de uso domiciliario.

Seguir leyendo…

Ventosas, medicina china para tratar la celulitis

No sólo de terapias molestas e invasivas vive la mujer cuando se trata de eliminar la . También hay un glorioso espacio de eficacia en las rutinas manuales, sobre todo cuando te pones, y te aseguro que no es ninguna gracieta fácil, en buenas manos. En esta clase de tratamiento ‘slow’, la ejecución profesional catapulta los resultados.

Hoy queremos hablarte de una propuesta anti-retención, reductora, remodelante, anticelulítica y (¡y!) pro-bienestar que llevan a cabo en The Green Shelters y que recupera una técnica milenaria de la medicina tradicional china de la que te hablamos hace poco aquí, en tu pantalla amiga: la succión con ventosas. Sí, Gwyneth Paltrow (entre otras audaces beautysetters) se cuenta entre sus adeptas.

Seguir leyendo…

Celulitis, complementos de masaje

Todas las mujeres que conozco arrugan la nariz cuando se les habla de , cremas anticelulíticas y automasajes. Las dudas sobre su eficacia son más que razonables; por un lado hay quien espera ver a la Virgen sin añadir dieta y ejercicio y, por otro, molesta el bombardeo publicitario que las presenta como la panacea cuando su perímetro de acción normalmente es más bien humilde –mejoran un poco la textura de la piel pero la celulitis sigue ahí, inasequible a la cafeína y al fucus vesiculosus-.

Las fórmulas anticelulíticas no hacen milagros ni son, en la inmensa mayoría de los casos, definitivas, pero sí es cierto que podemos exprimirlas un poquito más poniendo manos a la obra. ¿Cómo? Con masaje. Masaje, masaje, masaje. Del que duele, sí, del que moviliza los tejidos grasos, activa la circulación y facilita el drenaje de líquidos. El primer error con la anticelulítica es aplicarla en plan distraído como si fuera una hidratante. La fama cuesta, corazón mío, y si quieres mejorar el aspecto de tu celulitis vas a tener que emplearte a fondo. Te enseñamos unos cuantos accesorios de masaje para que alcances tan noble empeño sin salir de tu cuarto de baño.

Seguir leyendo…