Cigarrillos electrónicos, de un peligro a otro

dejar-de-fumar

Año nuevo es sinónimo de nuevos propósitos y buenas intenciones. ¿Y quien es la estrella de los malos hábitos a dejar atrás? ¡Pues quien va a ser, el ! El día 31 de diciembre muchos dejarán de para empezar a vapear, abandonarán el pitillo de toda la vida por el para, no hacer otra cosa, que engañarse a sí mismos.

La polémica está servida y los e-cigarrillos ya se sitúan en el punto de mira de las autoridades sanitarias. Aunque no son nuevos, la ley antitabaco los ha popularizado y ha hecho que su venta florezca como setas en otoño. ¿El secreto de su éxito?, que están al margen de la legislación, nada los regula.

Los cigarrillos electrónicos constan de dos cartuchos, uno que contiene  propilenglicol y otro con el sabor que es donde se incluye la nicotina. El  propilenglicol es un compuesto que se incluye en mucho preparados farmacéuticos como los inhaladores, que produce calor sin necesidad de quemar y que es el que emite el vapor -también es el responsable de ese humo de efecto tan molón en conciertos y discotecas-. No es cancerígeno, pero diversos estudios ya hablan de que puede tener algunos efectos tóxicos y puede producir irritación de la garganta o de las vías respiratorias, e incluso tener efectos indeseables e inmediatos sobre la función pulmonar, no se sabe a largo plazo. Seguir leyendo…

Cigarrillos electrónicos, humo contra la ley pero ¿alternativa fiable?

Cada vez son más las personas que se apuntan a la moda del , sobre todo desde que la ley prohibió el uso del en prácticamente todo lugar público. Su aspecto es muy similar al de los pitillos convencionales y contienen una bateria y una recarga con o sin nicotina a la que se le puede añadir distintos aromas (tabaco, menta,limón, hierbabuena etc.) Seguir leyendo…

Cigar-Clean, nuevo cigarrillo electrónico anti-tabaco

fumando este si

Imagen: Ofelia Mariso Madariaga y Pippo debe morir.

Si no puedes dejar de con facilidad, puedes apoyarte temporalmente en un nuevo  con el que sólo fumarás nicotina y vapor. El es un cigarrillo electrónico que permite pasar el síndrome de abstinencia del tabaco cuando se deja de fumar. Contiene nicotina pero elimina las sustancias tóxicas que contiene el produce el mismo placer que inhalar el humo de un cigarrillo normal.

Además, está permitido su uso en todos los lugares en los que pone prohibido fumar… que son casi todos los lugares públicos, salvo escasas excepciones.

¿Sigues fumando o ya lo has dejado? ¿Tu mamá fuma?

Seguir leyendo…