Tristan Pigott 1

Desescalada capilar: estos son los desastres más arreglados en la pelu

Se abre el telón y sale una mujer -que no está en una pelu- portando unas tijeras del pescado. ¿Cómo se llama este gran éxito de la desescalada?

‘Titanic’, querida compañera de desescalada -y de peregrinaje a la pelu-. Se llama ‘Titanic’. ¿Qué mejor que una gran tragedia en un viaje inaugural para denominar los experimentos con el propio pelo que se han llevado a cabo durante el confinamiento?

Que si me afloran las canas, que si se me desbrozan las capas, que si la mecha se desluce, que si me aburro y me decoloro porque yo lo valgo… La necesidad puede ser mala consejera y conducirnos por oscuros y tortuosos caminos, pero cuando es el tedio quien nos da sus sugerencias al oído, el resultado puede ser de echarse a temblar. Y también de echarse a reír.

Entre unas cosas y otras, hemos vuelto a la pelu como quien vuelve al amor. No éramos pocas quienes bramábamos por que llegara la desescalada para fusionarnos en un emotivo saludo a dos metros de distancia con nuestros estilistas antes que para sentir el calorcillo corporal de los consanguíneos.

La peluquera Diana Daureo nos cuenta los desaguisados más hilarantes (y de arreglo más demandado) que ha visto estos días de desescalada capilar en su sacrosanto espacio -en el que, by the way, ¡yo ya he salido a flote con lo mío! -. ¿Te representa alguno?

Seguir leyendo…

Maribel Yébenes Y Mayka

Los tratamientos estéticos de Maribel Yébenes

Hablamos con el Instituto de belleza para que nos cuenten los más demandados para cuidar cara y cuerpo después del .

Myriam Yébenes, actual directora de uno de los centros de estética más famosos de Madrid, fundado por su madre en 1985, nos responde a todas nuestras dudas sobre qué hacernos estos días de desescalada.

Y para ir abriendo los ojos a esta , la propia Maribel Yébenes nos explica en un vídeo cómo aplicarnos bien la crema contorno de ojos.

Seguir leyendo…

Consejos para el teletrabajo, confinados o libres

El sueño del teletrabajo se ha hecho realidad, y puede ser maravilloso.

Soñábamos con un modelo de trabajo que permitiera pasar más tiempo en casa, un modelo más orientado a la consecución de objetivos que a cumplir un horario. Pues bien: ahora lo tenemos -aunque por las razones equivocadas-. La socióloga Alicia Aradilla nos cuenta cómo dar el salto evolutivo al teletrabajo durante , pero de un modo suave e indoloro.

Seguir leyendo…

Mujer Corriendo

Correr tras el confinamiento entraña más riesgos

Desde que el 2 de mayo pudimos salir de casa a correr, las calles se han llenado de runners. ¿Había tantos antes? ¿Lo están haciendo bien?

Correr tras el se ha vuelto una necesidad. El primer día tras estos días de cuarentena, los corredores salían como si se les acabaran las calles. ¡Todos a correr! Da igual que no hayamos corrido desde hace 2 meses. Como el Gobierno ha dicho que podemos salir a correr, nos hemos hecho runners en cuestión de minutos. Sin embargo, no es tan fácil. Tiene su técnica y hay que cuidar para no dar un mal paso y tener que confinar nuestros pies.

Seguir leyendo…

Autobronceadores 2020 Novedades

Autobronceadores y confinamiento con buen tono

Autobronceadores en tiempos de , grandes aliados para subirnos el ánimo o por lo menos el tono.

Está claro que entre el pelo que espera ansioso que te llegue el turno en la peluquería, la ausencia de depilación que también clama al cielo cera, hilo o algo que ponga orden en esa cara, y el tono de acelga de tu piel, el panorama que vemos ante el espejo no ayuda precisamente a subir el ánimo, algo tan necesario en estos tiempos. Seguir leyendo…

Piel 1 Carmen Navaroo

La piel tras el confinamiento: Carmen Navarro nos da las claves

¿Cómo sientes la piel tras el ? ¿Más seca? ¿Con manchas? ¿Falta de luz? Es normal, según Carmen Navarro. La solución nos la da la esteticista.

Todas, o casi todas nos hemos tratado mejor la piel durante el confinamiento. Teníamos más tiempo, nos aburríamos… Así que hemos abierto el armario de los tesoros cosméticos o nos hemos metido en una página web para comprar lo que nos hacía falta y nos hemos untado todas las cremas, ampollas y mascarillas que teníamos a mano. O no, y no le hemos hecho ni caso a nuestra piel. Total… no nos veía nadie… Por fas o por nefas, la piel tras el confinamiento no está como queremos.

Seguir leyendo…