Hombre Barba

La barba del confinamiento

Va de barbas en cuarentena, porque muchos hombres se han dejado la y ahora no saben qué hacer con ella.

No sé si será por ganas de cambio o por la pereza del , pero hay más barbas por la calle que antes del . No, no veo apenas la calle (como todos), pero sí me asomo a la ventana y pasan más hombres sin afeitar; además, lo veo en mi casa cada día.

Mi marido es uno de los que han dejado crecer su barba. Lo que no sé es cuánto tiempo aguantará.

Seguir leyendo…

1

Cómo sobrellevar el confinamiento

Chiquitrucos útiles para aguantar el . De una freelance, con amor

Estos días se han difundido en varios medios los consejos de una monja de clausura para aprobar el confinamiento con nota. Pues bien, una plumilla de belleza no es exactamente una monja, pero el estilo de vida monacal se parece bastante.

Hace tiempo que tengo la oficina fuera de casa, pero he pasado muchos años de mi vida con el hogar como base de operaciones. Años de disciplina militar, horarios alemanes, ritos mundanos y místicos y muchos post-it enfocados a mantener todas las facetas que comprenden la vida del ser humano bajo control. Nunca hubiera pensado que algún día contemplaría esos días con la perspectiva del confinamiento por una sanitaria mundial. Pero ha pasado. Está pasando.

Del pijama de trabajar, al chándal de salir. La lavadora se pone mientras el ordenador ‘piensa’ una tarea o mientras elucubras un mail. Un ritmo ciertamente agradable y poco enloquecedor que, estos días, se instala de nuevo con una extraña derivada que puede enturbiar las mentes más preclaras y estables. Que nada perturbe la paz en tu día.

Seguir leyendo…

Confinamiento

El confinamiento, ese reto de la mente

Estamos viviendo una situación atípica de a causa del . Sin embargo, podemos extraer ideas positivas que nos traslada la psicóloga Julia Pascual.

Nos ha pillado desprevenidos este confinamiento. De buenas a primeras hemos parado en seco, no salimos más que a comprar comida o a la farmacia, y estamos siempre con las mismas personas a nuestro lado (los que tenemos a alguien al lado). Nos comunicamos por Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp o videollamada y nuestra ventana al exterior es la televisión, los canales de pago y, con la puntualidad de un reloj suizo abrimos las ventanas a las 8 de la tarde para aplaudir a quienes están velando por nosotros. ¡Cómo nos ha cambiado la vida!

Seguir leyendo…