Davines, Living Jewels, una colección inspirada en los insectos

Imagen de la colección Living Jewels

Alguna vez te has fijado en todos los matices de color que tienen los insectos, las libélulas, por ejemplo, miradas detenidamente no son negras, tienen toda una variedad de azules y violetas espectaculares y no hablemos ya de las mariposas, es increíble lo que es capaz de crear la naturaleza. En estas mil y una tonalidades ha buscado la inspiración Angelo Seminara para crear su primera colección icónica para Davines Living Jewels. El italiano se convirtió hace poco más de un año en el director artístico de la firma capilar sostenible.

Imagen de la colección Living Jewels

Para esta colección ha buscado su referencia en la naturaleza y todos sus elementos: vegetales, animales y minerales. Pero la inspiración le llegó concretamente del mundo de los escarabajos, insectos de colores extraordinariamente brillantes y llamativos que para él parecen ‘joyas vivientes’, de ahí su nombre. Seguir leyendo…

Manteca de Karité o Shea Butter, el mayor secreto de belleza africano. La industria apuesta por la cosmética sostenible

La manteca de es el oro de las mujeres africanas, que no es otro que el fruto de un árbol que, cuando está maduro contiene dos o tres semillas, de las cuales se extrae una especie de mantequilla de un color blancuzco que aquí llamamos manteca de karité y en inglés es conocido como ‘Shea Butter’.

El árbol del karité crece salvaje en toda la franja de África central, sobre todo en Ghana, Burkina Fasso, Malí y Costa de Marfil. Sólo al cabo de 15 años empieza a dar frutos, una especie de nueces, que al ser hervidas y machacadas, se obtiene una grasa vegetal que servía tradicionalmente para cocinar o para usos cosméticos.

La recogida de las nueces y la fabricación de mantequilla de karité es una actividad eminentemente femenina y que da trabajo a cuatro millones de mujeres en África Occidental. Sólo en Burkina Fasso se dedican a esta actividad entre 300.000 y 400.000 mujeres.

Seguir leyendo…