belleza a domicilio

Belleza a domicilio, la moda se instala en España

a domicilio: ya hay plataformas que te hacen la vida más fácil

Que un profesional vaya a tu casa a peinarte, maquillarte o hacerte las uñas es una costumbre poco habitual en España; sin embargo, la belleza a domicilio es un servicio muy demandado en Estados Unidos. Y en nuestro país ya estamos entrando por el aro. En poco tiempo han aparecido varias páginas webs en las que te proporcionan lo que necesitas, cuando lo necesitas y donde lo necesitas.

Seguir leyendo…

Cuidado personal, así han cambiado nuestros hábitos

Llamados a mejorarnos la vida, nuestros hábitos en materia de cuidado personal han cambiado al vertiginoso ritmo que marca la sociedad. Desde el perfume como solución para enmascarar la falta de higiene, hasta la marca nicho más exclusiva como muestra de estatus y criterio. De la inescrutable frondosidad del monte de Venus sesentero, a la brasileña o la decoloración íntima. Del exhaustivo ritual del afeitado a navaja a la maquinilla eléctrica. para terminar en el elogio de la barba. De la sucinta letrina en el suelo al modernísimo sanitario cuasi galáctico…

El personal de los doble cero tiene poco que ver con el del siglo pasado. Hoy vamos a abrir la cápsula del tiempo -sin nostalgia alguna- para ver qué estamos dejando atrás.

Seguir leyendo…

La depilación a debate, guerra al pelo

El  pugna por salvar su pellejo: ¿debemos aniquilarlo de raíz o dejarlo crecer en libertad y con reivindicación?

Como en otros sectores que reflejan el imaginario colectivo, podemos hablar de una sociología de la que analiza el sustrato cultural sobre el que tomamos nuestras decisiones de personal. Ahí reside, precisamente, el quid del asunto, en la correlación entre la estética y los movimientos que pretenden transformar la sociedad. Dejarse crecer el pelo en el sobaco (véase el absurdamente polémico Sobaquember, sin ir más lejos) no es cuestión de desidia o de desaseo, aseguran estos sociólogos de la belleza, sino de filosofía, de activismo. Hay mucho contenido en el vello femenino desde que nuestros cuerpos son ‘pancartas’. También desde que la publicidad se instauró como eficaz herramienta de control.

Filósofos, artistas, activistas, psicólogos y feministas se dan cita en la fantástica Poilorama (¡guerra al pelo!), una muy recomendable serie de minidocumentales (cada pieza dura unos 5 minutos) elaborada por el Canal Arte sobre los dictámenes de lo impoluto. Te resumo sin pelos en la lengua algunas de las conclusiones más interesantes.

Seguir leyendo…

Sobaquember flúor, axilas peludas a todo color

sobaquember-dyedpits-pelo-axila-armpit-hair

Después de Movember, vuelve Sobaquember, aunque éste año la tendencia se reinventa. La axila peluda más reivindicativa se pone cañera y se tiñe a todo color. ¡Arriba las manos, ésto es un atraco!

Tonos fluor y llamativos, del púrpura al turquesa, axilas coloridas para romper con los prejuicios sociales, protesta convertida en una nueva tendencia de moda gracias a las redes sociales y a golpe de hashtag: #dyedpits o #sobaquember.

lady-gaga-sobaquember

Lady Gaga, visionaria y trasgresora como pocas, ya lo hizo hace unos años en un concierto, adelantándose a la tendencia y tirando, eso sí, de pelos postizos. Seguir leyendo…

Kristalpad, depilación natural sin dolor

Depilarse sin dolor. Repito: depilarse-sin-que-duela. Una quimera mil veces acariciada entre respingos y pegotes de cera, cabinas de láser donde huele a muerte o escenas ambientadas con el molesto zumbido de la depiladora eléctrica. Que ríete tú del terrorífico torno del dentista.

Y, ¿cómo se opera La Gracia? Quizá ya hayas oído hablar de las láminas, de amatista o de silicio, basadas en el frotar – se va a empezar– del  . Un artículo ciertamente retro que no ha perdido prestancia en nuestros modernísimos días de double check y memes que van más rápido que nuestros pensamientos.

Las Bellezas Puras –casi- en pleno descubrimos la suiza Kristalpad en la pasada feria de Biocultura, al hilo de la filosofía de cuidados naturales que impregna toda la muestra.

Seguir leyendo…