No te pierdas la exposición: Moda y belleza en el antiguo Egipto del Museu Egipci de Barcelona

sé si has estado pero, la verdad es que el Museo Egipcio de Barcelona es único. Se trata de un edificio en pleno Eixample con un fondo dedicado íntegramente al antiguo Egipto formado por más de mil piezas que el coleccionista Jordi Clos ha ido juntando a lo largo del tiempo en esta maravillosa instalación.

foto3

Hacen muchas actividades de todo tipo e incluso visitas por la noche, algo no apto para cardíacas ya que si eres un poco aprensiva da un poco de yuyu. A lo que iba. Acaban de inaugurar una exposición temporal que estará hasta el verano, “Moda y Belleza en el antiguo Egipto”. Se trata de un recorrido a lo largo de 3.000 años de historia de la moda en el país del Nilo, así como un homenaje a la estética y al refinado gusto de los antiguos egipcios por el cuidado del cuerpo mediante , joyas, tatuajes, perfumes y aceites.  Creo que debe de haber sido una de las civilizaciones que mayor atención han prestado a cultivar de belleza.

En la museo encontrarás desde unas sandalias para facilitar el viaje hacia el más allá de un difunto, hasta los dos ejemplares de túnicas con pliegues horizontales -de las cuales  se conservan una veintena en todo el mundo -, pasando por un variado repertorio de objetos vinculados a la joyería y de esta civilización.

Seguir leyendo…

Perfumes con historia: Shalimar de Guerlain y Aromatics Elixir de Clinique

La historia del perfume es casi tan antigua como la historia de la humanidad, desde tiempos remotos el hecho de perfumarse forma parte del acto de embellecerse. Las civilizaciones más antiguas ya utilizaban el perfume obtenido por medio del humo del , la , resinas y maderas con olores agradables, para ofrecerlas a sus dioses. Existen escritos de las civilizaciones de Mesopotamia en los que se han encontrado muchas recetas para la elaboración de ungüentos y perfumes. En el antiguo Egipto, se desarrolló una de las industrias cosméticas y perfumistas más importantes de la antigüedad. Griegos, fenicios, romanos…

En el Renacimiento, y Florencia fueron las capitales de los perfumes, se recuperaron las fórmulas de las antiguas composiciones. Pero los orígenes de nuestra hay que buscarlo en Francia, donde se instalaron pequeños laboratorios de perfumistas que elaboraban y vendía preparados aromáticos para su clientela, perfumes a medida, por supuesto gente noble y adinerada aunque poco a poco su consumo se va extendiendo. Unos perfumes que, por cierto, tapaban o disimulaban –no sabemos si con éxito- la falta de higiene reinante en la época.

En los felices años 20 del siglo XX, la perfumería pasa de la fabricación artesanal a la era industrial. Los perfumes adquieren marca propia y se presentan en un frasco-joya. Después llegaron perfumes que han marcado un hito histórico, como Chanel Nº 5, Arpège obra de la casa Lanvin, Miss Dior… Muchos de ellos han sobrevivido al paso de los años y han acompañado a muchas mujeres y hombres durante toda su y otros se renuevan, revisan su aroma, su … Entre las novedades de perfumes históricos que renuenvan su imagen están: Shalimar de Guerlain y Aromatics Elixir de Clinique. Seguir leyendo…