Cosmética anti-estrés, borra de tu cara los signos de cansancio

Estrés, sequedad, descamación y hasta acné adulto… ¿ Tu piel te pide a gritos ayuda y no sabes cómo dársela?

En un reciente estudio encargado por una firma de cosmética (esa que todos tenemos en mente…) confirmaba la repectusión psico.social que las condiciones de la piel tiene en el estado anímico de las personas: 71% de los encuestados indicaban que tener la piel reactiva les hacía sentir poco atractivas y hasta un 8% indicaba que les hacía sentir excluidas.

Así que sí, la sensibilidad de la piel tiene un fuerte impacto emocional en todas nosotras (ellos incluidos).

Es cierto es que , aun a pesar de cuidarla, hay momentos del año en que la piel pide un respiro y tu buscas sobretodo sentirla equilibrada, calmada y confortable. Aunque es más propio de climas invernales que no estivales, lo cierto es que en los últimos meses se han lanzado y se van a lanzar varios productos dirigidos a dar solución a este problema, que lo es.  Porque si no , ya me dirás, que hay más incómodo que sentirte a disgusto en la piel de una misma… no?

Te ayudo con algunos de estos lanzamientos, a ver cuál te seduce más .  Vienes y te cuento?

Calma y confort en tu piel, una reconciliación anunciada. Tranquila pequeña, tu piel también necesita un poco de reposo.

Seguir leyendo…

5 sencillas claves para manejar el estrés

estres

1)   Pensar en que tienes estrés te producirá más estrés. La palabra estrés significa tensión e incluso onomatopéyicamente está diseñada para producir esa presión. Así es que cuando te sientas agobiad@, no pronuncies la maldita palabra. Puedes decir de todo menos “tengo un estreees”, porque indefectiblemente este mensaje autoproclamado va a amplificar la sensación.

En su lugar,  respira cinco veces llevando el aire al estómago y al expulsarlo hazlo a través de la garganta, produciendo un ruido como de zumbido de abeja. Se llama respiración Ujjayi y en este vídeo lo explican estupendamente.[youtube width=”500″ height=”344″]https://www.youtube.com/watch?v=HBOAYyHCtGk

2)   Cuando te sientas estresad@, haz un alto en la actividad que estés haciendo y ponte a hacer algo radicalmente distinto. El cerebro humano está capacitado para concentrarse durante un tiempo limitado (dependiendo de la persona y de la circunstancia, esto varía desde los 4 a los 45 minutos, pero no más). Por tanto a partir de ese umbral, la dispersión mental va a empezar a generar estrés en la persona, que no logrará manejar su atención y empezará a divagar entre múltiples tareas generando aún más estrés. En ese momento, hay que despistar al cerebro haciéndole un “quiebro” para que se vuelva a centrar.

Seguir leyendo…

Aromas y sentimientos, el olor de la felicidad

Gavin Brown
¿Tienen olor los sentimientos?
Hace unos días escribíamos un post sobre el arte de perfumarse simplemente escuchando a nuestro propio biorritmo. Yendo un pasito más allá, nos podríamos preguntar: ¿ a que huele el cariño, la pasión, la envidia o los celos?.
A priori es difícil descomponer algo tan etéreo y a la vez tan personal. Acordes maravillosos naturales o formulados en laboratorio intentan recrear aquello que se siente a través de una gota de concentrado.
Las marcas, hablan de ello en su comunicación, pero, salvo alguna maravillosa excentricidad que normalmente viene de la mano de una marca niche, lo raro es ver sentimientos muy extremos reclamados en su publicidad. ¿ Acaso el dolor puede perfumarse? Seguir leyendo…

Bruxismo, el rechinar de dientes: un problema de ajuste dental y de tensión psicológica

bruxismo

Chck, chck, chck, chck, chck… ¿Nunca te has sorprendido escuchando este ruidillo de “froti-froti” marmóreo en mitad de la noche? El causante puede ser tu pareja, tu hijo, y por supuesto tú misma.

Este rechinar involuntario de los durante el sueño se llama bruxismo, y afecta a entre un 10 y un 20% de la población mundial. Puede provocar dolores de cabeza, de oído y hasta problemas en músculos de la cara, cabeza y cuello.

¿Qué lo genera y cómo atajarlo?

Seguir leyendo…

Aprende a controlar el estrés y la ansiedad con el método Nascia

Mary Jane Ansell

¿Se te ocurre una época del año más estresante que las Navidades?, a mí no. Tienes que comprar regalos, romperte la cabeza para dar en el clavo y acertar, para gastar lo menos posible porque tu bolsillo vive en crisis desde hace tiempo, o para sobrevivir a los centros comerciales. Tienes que aprovechar también para quedar con todo el mundo, cenas, comidas…; por no hablar de las reuniones familiares, en las que la mayoría no hacemos más que currar como negros cocinando, preparando…, para luego, en una hora, comer como si el mundo se acabara en ese instante.

Siempre he pensado que unas Navidades lejos, en la otra punta del planeta deberían ser obligatorias por lo menos una vez cada 5 años, ¡salir volando y escapar! La Organización Mundial de la Salud clasifica el estrés como ‘epidemia mundial’ y en España, según datos de Instituto Nacional de Estadística el estrés afecta o ha afectado al 84% de los españoles, y el estrés laboral afecta a más de 60% de los trabajadores.

Por eso, en plena locura navideña me pareció muy interesante ir a conocer un nuevo método para tratar el estrés y la que ha aterrizado no hace mucho en España directo de Estados Unidos: el método Nascia. Allí fui dispuesta a encontrar un poco de tranquilidad en medio de la vorágine y allí me recibió Pablo Muñoz Gacto, quien dirige y coordina Nascia. Él fue el que me habló detenidamente de este método antes de probarlo y verlo con mis propios ojos.

'El grito', Eduard Munch

Para empezar, el centro Nascia no es una clínica al uso, es un espacio diáfano, funcionan con cita previa, no hay sala de espera, y el trato es muy personal. Nascia es un sistema que permite recuperar el control frente al estrés y la ansiedad, te proporciona las técnicas necesarias para poder reconducirlo uno mismo. Por el momento se está aplicando principalmente en el ámbito de la empresa, pero está indicado para todos aquellos que sufran estrés o ansiedad -va muy bien para tratar los problemas de la menopausia y pre-menstruales-, y a partir de enero empezará a aplicarse en niños con problemas de concentración.

Uno de los puntos fuertes de este método es la objetividad, se miden únicamente variables fisiológicas, parámetros de actividad fisiológica como la tensión muscular, respiración (número de respiraciones y amplitud respiratoria), temperatura periférica, pulso y conductancia de la piel (la sudoración). Se utilizan procesos absolutamente inocuos y no invasivos, simplemente te ponen unos medidores en los dedos, en la cabeza y una cinta alrededor de la cintura –como podéis ver en la foto conmigo como conejillo de indias-. Seguir leyendo…

ID-Stress, lleva al terapeuta contigo en esta nueva aplicación para smartphones

Del 1 al 10, ¿cómo puntuarías tu nivel de estrés? Quizás un lunes yendo al trabajo a las 7 AM sea de 8 y un domingo por la mañana de 3, sólo espoleado por algo como tender la colada o bajar al perro.

El estrés es una reacción natural y positiva del organismo para que nos pongamos en marcha y alerta. La gestión de esta señal de alarma es tema delicado y variable. Una cosa es el “mamut” (linda manera de llamar al jefe) de cada día y otra enfrentarse a una separación con niños en común, una mudanza, una pérdida de empleo, una muerte de un ser querido…

Tu manera de enfrentarte a la presión es la diferencia entre un estrés “saludable” y otro “insano”, el que te supera.

¿Cuáles son tus trucos personales para sobrellevar una situación de estrés?

Seguir leyendo…