Obesidad infantil, una enfermedad creciente que se puede prevenir, pero que apenas preocupa

Fernando Botero

Fernando Botero

¿Cuánto te preocupa la obesidad infantil? Si tienes hijos, supongo que algo, si no los tienes, nada o muy poco, aunque a juzgar por los datos, no es un tema que nos quite el sueño a casi nadie. En España el crecimiento de esta epidemia moderna es preocupante y llamativo, hace 15 años el 5% de los niños españoles eran obesos, esa proporción es ya del 16%. Pero parece algo que nos pilla muy lejano.

Global Health PR es la organización independiente más grande de relaciones públicas dedicada exclusivamente a la comunicación médica y de salud a nivel mundial. Entre las muchas actividades e informes que elabora, nos ha llamado la atención uno publicado recientemente y que ha investigado la relevancia en Internet del debate sobre la infantil ¿y cuál ha sido el resultado?

Pues llamativo, la verdad. Global Health PR ha descubierto que mientras que la obesidad infantil es un problema global, no es exactamente una conversación global, encontraron que los niveles de conversación alrededor de la prevención y el tratamiento son extremadamente bajos, en comparación con enfermedades menos comunes y que no se pueden prevenir como la leucemia. Seguir leyendo…

Las mujeres con curvas son más sanas

Nos diréis que si estamos en el mes del cuerpo sano, en contra de la delgadez, pero ¡ya está bien!, ya está bien de esos titulares ‘Fulanita nos cuenta cómo ha perdido 10 kilos en un mes’, pues Fulanita, señores, por muy celebritie que sea, es idiota y una inconsciente. Nos lo ponen muy difícil a las mujeres, tenemos que ser las más trabajadoras, las más guapas, las más delgadas, las mejores madres, las mejores amigas, las mejoras novias… ¿se me olvida algo? Ah, sí, ahora esos 15 días de lactancia materna que prologaban la baja por maternidad -demasiado corta, por cierto-, también nos los ha quitado la nueva Reforma Laboral –por si no lo sabíais-.

Mejor nos iría a todas si empezásemos a luchar por ser mujeres sanas y felices sin más. Yo hoy voy a empezar pidiéndoos a todas las mujeres que tenéis curvas que empecéis a quereros, a estar orgullosas de ese perfil tan femenino porque no sólo es bonito, sino que también es sinónimo de salud. Sí, habéis leído bien, según varios estudios, la grasa en caderas y muslos protege a las mujeres de enfermedades cardiovasculares. Seguir leyendo…

Crisis de las gordas: los empleados con sobrepeso rinden menos

obeso-y-obesa

Imagen: queciencia.

Un informe laboral revela que los empleados con rinden menos. Además de la tara social que supone ser gordo, encima serán los primeros candidatos a un despido laboral.

Los gordos son marginados sociales igual que los feos o los fumadores o las mujeres que no se maquillan las ojeras con corrector. Ahora que la imagen perfecta es posible hay que seguir siendo jovenes a los 65 años para dar un buen perfil laboral y seguir tan pizpireta como siempre. La imagen estética es ya una cuestión de salud pública. Menos mal que los médicos nos quitan las arrugas y nos estiran el mentón. Las caras viejas éstán peor vistas que nunca, las mujeres prefieren seguir metiéndose Botox para congelar los gestos y el panorama se ha llenado de caras raras y cuerpos rígidos y esbeltos sin edad definida que se resisten a dejar el paraíso de la eterna juventud.

 fat valkilmer

No fumes, no bebas y no comas en exceso porque te puedes volver gordo o gorda, y todo eso sólo te va a traer muchas preocupaciones en el futuro. Sigue respirando en la ciudad como Val Kilmer entrado en kilos representa el papel de perdedor de barriga cervera tan bien representado en las superproducciones de Hollywood de regreso al futuro al apolíneo Spiderman por poner un ejemplo de un superhéroe cualquiera. ¿Superhéroe o Superviviente?

El presidente de la Sociedad Española de Medicina y Seguridad en el Trabajo, Francisco Fornés, ha advertido que la condición física está cobrando tal importancia en las empresas que incluso «se ha convertido en un elemento clave en los procesos de selección».

Lo cierto es que en nuestro país, orgulloso de su dieta mediterránea, la población come cada vez peor, es más sedentaria y, como consecuencia de ambos factores, se disparan las enfermedades ligadas a la dieta y la falta de actividad física. Todo esto se acelera por la crisis que está llevando a los trabajadores a frecuentar, en mayor medida, los restaurantes de comida rápida. Un 13% de la población española tiene problemas de y otro 39% presenta sobrepeso. Las cifras totales son alarmantes, le sobran kilos y le falta salud a un 52% de los ciudadanos, una cifra más abultada que la de los países del Norte de Europa, pero todavía menor que la que presentan Estados Unidos, Canadá y Reino Unido. Eso no sirve de consuelo.

Seguir leyendo…