El cáncer de mama y el factor hereditario

cancer de mama

Detectar mutaciones asociadas al cáncer de mama hereditario permite identificar a las personas en riesgo y personalizar al máximo el tratamiento. Mal que nos pese, la mayoría de los casos no tienen una causa fácilmente identificable y los posibles detonantes se pierden en un limbo de casuísticas relativamente abstractas. Las investigaciones cifran entre el 5% y el 10% los cánceres ocasionados por factores hereditarios, datos que han sido objeto de análisis en la I Jornada Multidisciplinar en Cáncer de Mama Hereditario, organizada en Madrid con la colaboración de SOLTI y Geicam, grupo académico de investigación clínica  y grupo líder en investigación sobre cáncer de mama, respectivamente.

angelina-jolie

Un caso –ultra- popular es el de Angelina Jolie, quien decidió practicarse una mastectomía preventiva al saber que poseía la mutación de los genes BRCA1, BRCA2 y TP53, mutación responsable de aumentar hasta un 60% la probabilidad de desarrollar cáncer de mama y un 40% de riesgo acumulado en cáncer de ovario. Aunque las pruebas de ovario dieron negativo, la renovada Jolie ha ampliado recientemente la prevención hasta  las últimas consecuencias con la extracción de sus ovarios y trompas.

Dada su relevante posición mediática, un ejemplo para muchas personas ‘de a pie’ en su situación. Pero, ¿en qué se traducen las investigaciones sobre el factor hereditario en el común de la sociedad?

Seguir leyendo…

Test genético de la Clínica Londres para la prevención de la obesidad o las enfermedades cardiovasculares

Imagen que simula la secuencia de un genoma en un plato

Siempre que asisto a una presentación en la que una modelo fantástica es la imagen de alguna firma, me parece que estoy asistiendo al Día de la Marmota, porque se repite una y otra vez la misma situación. Pregunta de rigor: ‘¿qué haces para estar así?’ y respuesta de manual, ‘la verdad es que yo como de todo, pero es que tengo una genética fantástica’. En mi cabeza siempre se me aparece una secuencia de ADN con cara y cuerpo de modelo, así deben ser, mirados al microscopio sus genes. A unos les toca la lotería, a otros una genética envidiable -cuando no las dos cosas- y a otros muchos –la mayoría, por cierto- una genética normal y corriente y llegar a fin de mes como pueden.

Gracias a los enormes avances en genética y al estudio del genoma, se puede saber quiénes fueron nuestros antepasados, y qué características hemos heredado de ellos –no si tienen cara y cuerpo de modelos, pero casi-. Bromas aparte este descubrimiento es algo verdaderamente extraordinario. Hasta hace poco lo máximo que se podía hacer para adelantarse a las enfermedades era la medicina preventiva, que no era más que detectar los primeros signos de la enfermedad antes de que se dieran los síntomas. Pero los test genéticos permiten adelantarse a cualquier signo de la enfermedad, adelantarse prácticamente a ella, es un paso por delante y de gigante. Permiten conocer las posibilidades que tiene una persona de tener determinada enfermedad y así poder retrasar su aparición y en otros casos evitar que se manifieste.

Uno de los campos donde se está trabajando es en la genética aplicada a la nutrición. Saber, leyendo nuestros genes, si somos propensos a la obesidad o a padecer enfermedades , y evitarlas a través de la nutrición. Se trata de programas de genética preventiva que ya se empiezan a aplicar en centros como la Clínica Londres. ¿Qué te dicen tus genes? Seguir leyendo…

La genómica nutricional permitirá tratar los problemas de la piel con un menú adecuado a los genes

Rafal Olbinski

En el año 2003 se descifró la secuencia del genoma humano, hoy sabemos que somos aproximadamente unos 23.000 pares de genes y de ellos unos 1.000 son causantes de enfermedades. Este descubrimiento hizo que se dispusiera de información necesaria para que las investigaciones médicas, químicas y biológicas se aceleraran de forma exponencial.

Uno de los descubrimientos claves del proyecto Genoma Humano, fue la existencia de diferencias en la secuencia genética de cada individuo. Estas diferencias son las responsables de que cada individuo responda de una manera distinta a los factores ambientales y de estilo de vida, como por ejemplo, la dieta. Por eso, el efecto de los alimentos y sus componentes en cada individuo es diferente, dependiendo de sus características genéticas específicas.

La disciplina que estudia esto es la Genómica Nutricional, que permite adaptar los menús a los genes, saber cuál es la dieta más apropiada para cada individuo según su perfil genético. Y dentro de esta disciplina hay dos sub-conceptos que son la Nutrigenética y la Nutrigenómica, ambas tienen en cuenta el código genético de cada persona para realizar el mejor diseño nutricional, se encargan de utilizar la nutrición para prevenir o tratar enfermedades y mejorar nuestro estado de salud.

Y más concretamente, la Nutrigenómica intenta descifrar cómo los nutrientes que incorporamos a nuestro organismo influyen en nuestras células. La Nutrigenética analiza la respuesta del organismo ante la alimentación que seguimos, aumentando o disminuyendo el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con la nutrición. Seguir leyendo…

Supremÿa de Sisley y Skin Vivo de Biotherm, novedades antiedad

Ya estoy harta de que las firmas cosméticas apoyadas por sus laboratorios científicos nos vendan sus productos como si fueran la panacea del antienvejecimiento y el de la eterna . Y es que las licencias que se permite la publicidad hoy en día son muchas. No podemos luchar contra el paso del tiempo y mucho menos pretender obtener la de un bebé recién nacido…

Es cierto que muchos de los tratamientos  nos ayudan a mejorar nuestra salud cutánea y recuperar la firmeza y elasticidad perdida, contribuyendo con ello a retrasar los signos del envejecimiento y evitar el prematuro, a base de activos que protegen la piel de las agresiones externas a las que se ve sometida diariamente. Pero tanto, como devolvernos la juventud… permitidme dudarlo, eso es algo que sólo sucedía en la película de Cocoon (1985) y los cosméticos tenían poco que ver en ello.

Los últimos avances en  anti-aging centran su mirada en estudios genéticos que se basan en la identificación de aquellos genes que desempeñen un importante papel en el proceso de envejecimiento.

PRODUIT+COFFRET-FOND-BLANC

Sisley lanzará el próximo septiembre SUPREMŸA, un tratamiento anti-edad de noche que retrasa el envejecimiento genético, rejuveneciéndola visiblemente.

Su fórmula, el Fitocomplejo LC 12 (Longevity Concentrate 12h), contiene una potente asociaciación de 4 activos vegetales que alargan la duración de la vida de las células y estimulan considerablemente su poder de auto-reparación. Indicado para todo tipo de mujeres que empiecen a notar los signos del envejecimiento.

Su precio es de nada más y nada menos que de 490 euros, la formadora internacional de la firma dice ‘que no les da vergüenza decirlo porque la crema lo vale de verdad’. ¿Pagaríais tanto por una crema sin saber con certeza el resultado que dará en vuestra piel?

Skin Vivo Biotherm bodegón

Por otro lado, Biotherm presenta , ‘el primer tratamiento anti-edad reversivo’. Indicado para mujeres a partir de los 30 años. Posee una doble acción anti-aging: protege y repara los micro-daños sufridos en el ADN (Reserverol SV) y reactiva la actividad de los genes de la vida celular (Plancton Termal Puro).

Este tratamiento se compone de: una crema, disponible en dos texturas una en gel para pieles normales y mixtas, y otra en crema enriquecida para pieles secas. Precio: 66,50 euros.

Sérum tensor (72 euros); Gel contorno de ojos (44 euros) y la loción reversiva (40 euros).

Concienciaros de la importancia que tiene el cuidado de la piel y hacedlo desde niños utilizando los productos que mejor se adapten a vuestras necesidades y problemáticas, sin tener en cuenta el precio o la marca, que no es precisamente lo que os va ayudar a mantener, mejorar o reparar vuestra piel.