Técnicas para conectar (y sanar) con uno mismo que debes practicar

Conectar con uno mismo es fundamental para poder llevar a cabo una transformación personal. Y es que, nuestra salud depende de algo más grande que nuestro cuerpo físico.

Si conectamos nuestra energía con nuestro espíritu, seremos capaces de recuperar la felicidad más auténtica. Aprender a conectar la mente con el espíritu y con el cuerpo, ese es el camino correcto para conseguir la belleza interior, el bienestar y esa felicidad que tanto deseamos.

Pero, ¿qué significa conectar con uno mismo? Significa tener voluntad de observarse, escucharse y aceptarse, además de permitir una comunicación real y fluida con nuestro yo interior. Es muy importante conectar con uno mismo, buscar tiempo y espacio para estar menos en otras cosas y poder disfrutar de una vida plena, feliz, saludable y estable.

Seguir leyendo…

ser-feliz-1

Cómo puedes ser más feliz sin morir en el intento

Ser feliz es un noble propósito de año nuevo. Más que de sonreír cuando no te apetece, habla de saber tomar perspectiva y llevarse bien con uno mismo.

A ser feliz no se aprende bebiendo el café en una taza sonriente, ni tampoco empeñándose en hacer de cada ‘fracaso’ una ‘oportunidad’. ¿A qué llamamos ser feliz?

Pongamos que ser feliz es ‘sencillamente’ ser el mejor compañero de la persona más importante de tu vida: tú mism@. Esto implica tener cierto (mucho) control de las emociones y ser tu mejor consejero y coach. Es factible, pero requiere entrenamiento. Laura Palomares, psicóloga de Avance Psicólogos Madrid, nos facilita algunas claves para conseguir estas herramientas.

El monólogo (o diálogo) interno que atraviesa nuestra mente configura nuestra voluntad de un modo inimaginable. Lo que nos decimos de nosotros mismos, de nuestras posibilidades, marca la diferencia entre vivir abrumado por las circunstancias o con una actitud proactiva y confiada.

No olvides nunca que a cada acción le precede un pensamiento. Como son precisamente nuestras acciones las que nos definen, cuida tus pensamientos y tus acciones seguirán la senda que te estás trazando.

Seguir leyendo…

Poder Gratitud

Gratitud: ponla en práctica y serás más feliz

Piensa en los dones o en las ‘suertes’ de tu vida por las que sientes gratitud. ¿Verdad que te sientes bien instantáneamente, además de más feliz y plena?

Poner en práctica la gratitud no consiste en adocenarse la cabeza de ‘positive thinking’ (pensamiento positivo) de garrafón, sino en ‘entrenar’ la mente para sentir agradecimiento por todas las cosas buenas de tu vida. Es probable que no hayas reparado en la mayor parte de ellas. Así que, primero que todo, vamos a aprender a percibir y valorar.

Seguir leyendo…

Comer estos alimentos te hará más feliz

Somos química pura. Así, algunos alimentos son capaces de aumentar la producción de las hormonas que te hacen sentir feliz. Dales duro y ¡a gozar!

Ser feliz es una suma de predisposición genética, actitud y estilo de vida. Lo que comprende, entre muchísimas otras cosas, los alimentos que pones en la punta de tu tenedor.

El sociólogo Miguel Almodóvar lo explica de un modo muy apetecible en “Mood Food, la cocina de la felicidad”: “estar de buen humor hace que te sientas mejor y seas más optimista. Fomenta la creatividad y el aprendizaje y ayuda a superar el estrés”.

Ojo: comer con la vista puesta en la producción de serotonina y endorfinas, las hormonas de la felicidad, no está reñido con las fantasías gastronómicas. Y, si lo dudas, echa un vistazo a la suculenta lista de la compra que hemos preparado a continuación. A por la felicidad zampando, ¿puede haber plan mejor?

Seguir leyendo…

Claudia Miraglia 14

Emociones, en el punto de mira de la salud

Las emociones pueden incidir en nuestra salud, según la terapeuta Claudia Miraglia.

El Día Mundial de la Salud es una fecha importante para meditar sobre cómo está nuestra salud y cómo nos gustaría que estuviera. La salud es el bien más preciado que tenemos, quizá el único que verdaderamente importa. Por eso, todo lo que hagamos por ella será un punto a nuestro favor, y cuidar nuestras emociones es también cuidar nuestra salud.

Seguir leyendo…