Moda con calor infrarrojo, prendas calientes pero nada sexys

Es ropa de abrigo en la que salta a la vista que lo principal no es el diseño sino su función de calentador portátil. Te calienta el por medio de los rayos infrarrojos, que además de dar calor, también previenen las lesiones musculares y mitigan las contracturas. Se trata de guantes, chalecos y chaquetas, incluso plantillas, cojines y también sillones elaborados con láminas caloríficas de de carbono que garantizan una máxima flexibilidad así como la adaptación total al cuerpo. Por otro lado, un regulador permite conseguir diferentes niveles de temperatura con baterías independientes de litio, que garantizan una autonomía de cinco horas en el caso de los chalecos y chaquetas, de seis horas en los guantes y manoplas y hasta de ocho en las plantillas para los pies. Entre los principales beneficios de la “ropa caliente” cabe destacar que el uso continuo de estas prendas eleva las naturales ayudando a prevenir enfriamientos, catarros, bronquitis, desgarros musculares y dolores lumbares.

¡Qué lastima que no las haya tenido a mano en mi pasada gripe! Y tú qué haces para entrar en calor con tanto suelto?

Seguir leyendo…