Protección solar, ¿y eso, para qué sirve?

0508bourdain

Nos vamos a la o a la piscina y lo que siempre se nos olvida es la protección, o si nos acordamos, la dejamos en el fondo del bolso playero. El quid de la cuestión es que nunca la llevamos puesta. También están los que sí se la echan, pero obviando la forma correcta de hacerlo, y es que para todo existe un protocolo.

Pero no sólo olvidamos protegernos cuando vamos a la playa, sino también cuando tomamos rayos uva o cuando salimos a la calle a pasear. En este último supuesto, pensamos que los rayos solares no nos afectan, porque en teoría, no estamos tomando el sol. Creencia errónea. Nos afectan igualmente nos expongamos a ellos voluntaria o involuntariamente.

El sol no sólo quema y deshidrata nuestra sino que la envejece de un modo mucho más brusco y dañino que el propio paso del tiempo.

Los dermatólogos remarcan una y otra vez la necesidad del uso de protectores solares en todo momento. Estos deben aplicarse media hora antes de la exposición solar, el factor de protección variará dependiendo del tipo de piel de cada persona.

Soin-Protecteur-Visage-193-Baja

El protector solar se ha convertido en un producto cosmético imprescindible en la época estival, que cada vez empieza antes. Las firmas desarrollan líneas solares muy completas que no sólo protegen nuestra piel sino que dan un paso más allá.

Como por ejemplo, de María Galland, que regenera las estructuras celulares deterioradas, con activos hidratantes y anti-edad, que devuelven a nuestra piel un aspecto jovial.

El cabello sufre tanto como la piel y también necesita ser protegido. Os recomiendo el uso de un protector que os ayude a mantener el color del pelo vivo e hidratado como puede ser el de la línea SunCare de Apivita. Que funciona además como crema acondicionadora sin necesidad de aclarado.

Protector solar para el cabello

Se dice que el sol es fuente de vida, pero tomado en pequeñas dosis y con mucho cuidado, como la mayoría de las cosas. Porque de lo contrario se puede convertir en una fuente de muerte, quizás una aseveración un tanto extrema, pero real como la vida misma. Son muchos los problemas que puede acarrearnos con el paso de los años, cáncer de piel, , arrugas, y todos IRREVERSIBLES.

Os propongo un ejercicio práctico, cuando vayáis a la playa o a la mirar a la gente que se dedica a estar vuelta y vuelta al sol, fijaros en su piel, y contadme lo que véis… ¿Realmente os gustaría acabar así? Por favor, SER PRUDENTES.

Imagen: The Moment