Disruptores Hormonales Pesticidas

Disruptores endocrinos, contaminantes hormonales en tu plato

Numerosos estudios apuntan hacia los disruptores endocrinos como causantes de enfermedades.

Al parecer, están detrás de casos de infertilidad, algunos tipos de cáncer, diabetes, obesidad e incluso el Alzheimer.

Los disruptores endocrinos son sustancias procedentes, entre otros, de los pesticidas, que llegan a nuestro a través de lo que comemos. Aunque hablamos de contaminantes hormonales, no se trata de propiamente, pero las suplantan una vez dentro del organismo, alterando los procesos fisiológicos y provocando diferentes problemas a largo plazo. Seguir leyendo…

Sexo contra el dolor de cabeza

tom_ford_ad

Me duele la cabeza ¿hacemos el amor? Se acabó el atiborrarnos de pastillas para aliviar nuestro dolor físico y mental. He descubierto un método más sano y natural, el SEXO. Una práctica que debemos incorporar como una rutina más en nuestra diaria, porque tan importante como comer y respirar, lo es mantener una relación sexual. El placer de este encuentro aumentará nuestros niveles hormonales ayudando a equilibrar cuerpo y alma.

sisley terry 

Es indiscutible que el ha sido utilizado en los últimos años como recurso fácil para atraer y persuadir a la gente, fuera cual fuese el fin, sin justificación alguna. Cualquier ámbito de la sociedad se encuentra inundado de referentes sexuales, pero… mucho audiovisual y poca práctica. Hablamos de ello saturando nuestras conversaciones, aunque a la hora de la verdad, como dirían en mi tierra, ‘mucho lirili y poco larala’. Cuéntame…

Seguir leyendo…

Publicidad sin caspa

Un 46% de entre 16 y 24 años ha tenido un episodio de caspa en los últimos 3 meses, sin embargo el 40% no se atrevían a utilizar un champú específico. El problema era la comunicación de este tipo de productos. ¡Casposa en sí misma!. Anuncios con montañas de caspa rancia cayendo por el hombro, que no hacían otra cosa que desanimar al posible consumidor.
Las campañas actuales tienen ideas algo más refrescantes y menos carcas. ¡ Por fin, para la caspa menos casposa!


Vía: creativads.net

Seguir leyendo…