Siliconas capilares: ¿ángel o demonio?

Las siliconas capilares son uno de los más controvertidos de la . ¿Son el mismo Satán o pueden tener un pase?

Las siliconas son polímeros sintéticos ultra flexibles de origen químico. Esencialmente, recubren la fibra capilar y le otorgan al instante un aspecto más suave y brillante, por lo que no sólo ‘enganchan’ -cualquiera podría acostumbrarse a tener la melena manejable y bonita- sino que enmascaran el estado de salud real del cabello.

El uso continuado puede generar el temido efecto ‘build up’, que se traduce en apelmazamiento y sensación de suciedad, lo que será más notable en pelos finos y con poco cuerpo. Además, es necesario retirarlas bien del y presentan el problema de no ser biodegradables, por lo que tienen un impacto sobre el medioambiente. Impacto, aún siendo una sustancia que nos recuerda al plástico, menor que el de este compuesto, que representa el 80% de la basura marina.

Todo esto, en principio, suena relativamente equilibrado. Es una sustancia sintética similar al plástico que tiene ‘sus ventajas y sus inconvenientes’. Cabe recalcar que no todas son iguales ni se comportan de la misma manera en un cosmético. Sin embargo, el claim ‘sin siliconas’ es uno de los más demandados por los consumidores. En general, cualquier ‘sin’ resulta un recurso de marketing interesante, aunque a veces no tenga fundamento ni sepamos bien por qué debemos sustraernos de esos compuestos.

Seguir leyendo…

Micropláticos Cosmeticos

Los microplásticos en cosmética tienen los meses contados

La industria ha reducido el uso de microplásticos en en un 97,6% desde 2018.

Éste es el dato que Stanpa (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética) acaba de hacer llegar a los consumidores para que se conozca lo que está haciendo la industria cosmética porque para el primer semestre del año que viene (2021) ya no se pueden añadir microesferas de plástico en estos productos.

Seguir leyendo…

Inci (1)

Etiquetas de los cosméticos: acabemos con este misterio

Aunque lo parezca, no son jeroglíficos. Te contamos algunas pautas para arrancar los misterios de las etiquetas de los cosméticos.

De una crema conoces sus pretensiones y propósitos más nobles. Sabes que está hecha para hidratar, nutrir, corregir líneas de expresión, iluminar, tratar las manchas o cualquier otra actividad embellecedora. Entender la ‘letra pequeña’ ya es una tarea un tanto más expeditiva. No son exactamente conocimientos de dominio público que una comparta en la cola del jurel, sino más bien propios de insiders de la belleza (¡y de la compra consciente!).

Te invitamos a adentrarte en esos procelosos territorios comanche de la mano de sendos expertos. Etiquetas de los : ¿quién dijo miedo? Seguir leyendo…

Aprende A Leer Las Etiquetas De Los Cosméticos

Aprende a leer las etiquetas de los cosméticos

Las etiquetas de los son complicadas. Si quieres saber qué lleva una crema, descubrirás que sus son un galimatías. Aprender a descifrarlos nos ayuda a saber qué estamos utilizando.

El problema de las etiquetas de los cosméticos es que siguen el sistema INCI. Son las siglas de International Nomenclature of Cosmetics Ingredients. O, en castellano, Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos. Este sistema pone nombre a aceites, pigmentos, químicos, ceras y restos de ingredientes cosméticos. El problema es que utiliza sus denominaciones científicas o incluso otras lenguas, sobre todo latín e inglés. Ahí es nada. Seguir leyendo…