Natural Vs Sintético 1160x560

Quimiofobia. ¿Se nos está yendo de las manos?

En los últimos años, el mercado ha realizado una clara apuesta por la cosmética natural, en muchos casos empleando estrategias de marketing que desprestigian la industria química y que generan quimiofobia en el consumidor. ¿Es tan tóxico todo lo que desluce?

El claim toxic free, de cuño reciente y presencia ‘hasta en la sopa’, identifica los cosméticos que evitan sustancias ‘delicadas’, esencialmente químicos con potencial de dañar la salud. Sin embargo, esta advertencia, que persigue informar al consumidor, puede generar un temor enfermizo -conocido como quimiofobia- a las sustancias sintéticas. ¿Qué es realmente una sustancia tóxica? La industria de la cosmética, que es de las más reguladas del mundo junto con la alimentaria, ¿aceptaría incluir sustancias dañinas en sus productos?

Seguir leyendo…

cara verano estetica

Cremas calmantes antes y después de la mascarilla

La nueva línea de cremas calmantes de Clarins: Calm-Essentiel,  está formulada con Salvia Esclárea y un 95% de ingredientes naturales seleccionados para relajar los cutis alterados y equilibrar la piel con maskné.

Se está hablando mucho de las cremas calmantes con centella asiática o cica, pero Clarins ha rescatado del herbario de plantas medicinales la Salvia Esclárea o Salvia Romana. Un extracto muy relajante, recomendado para , estresadas o fragilizadas. Además de reconfortar la piel de la crispación y la tirantez, equilibra la piel grasa o con presencia de granitos y rojeces difusas.

Su emulsión calmante, el gel anti-rojeces y el aceite reestructurante previenen y calman las molestas irritaciones y picores provocados por el uso de mascarilla.

No hace falta tener la piel sensible o debilitada para que las rojeces y los granos del maskné hagan su presencia en la cara después de llevar la mascarilla puesta a todas horas.

Tampoco debemos olvidar que la zona donde colocamos la mascarilla coincide con la parte baja de la zona T: nariz y barbilla, habitualmente la zona más grasa del .

Seguir leyendo…

Cica, el aliado contra el maskné y otras situaciones incómodas de la piel

La cica y el maskné  son  la pareja de moda, por un lado la centella asiática como ingrediente capaz de calmar y cica-trizar el acné de las , entre ambos consiguen una piel feliz y sin irritaciones.

La cosmética de ha puesto sus ojos en esta ‘niña bonita’ proveniente de la medicina tradicional china: la cica (o centella asiática). Aunque este ingrediente llevaba tiempo en nuestras cremas, ahora goza de especial interés por su capacidad de regenerar la piel seca, irritada, con acné y con tendencia a enrojecer. Ciao, maskné.

uso de la mascarilla y consecuencias

4 soluciones con cica contra el maskné: en bruma, crema, bálsamo y aceite.

se puede negar que la cica nos ha salido muy aplicada. Además de calmar las irritaciones que causa el uso de mascarillas sanitarias, como el citado maskné que tanta lata da, ayuda a cicatrizar la piel, trata las líneas de expresión y las arrugas, aporta antioxidantes, favorece la producción de colágeno y mejora la circulación sanguínea, lo que la convierte en candidata idónea a participar en una fórmula anticelulítica. Nos encanta esta polivalencia. ¿También sabrá idiomas?

Te mostramos una selección de productos con cica que claman por ser incluidos en tu rutina beauty.

Seguir leyendo…

Oil In Water 1438382 1280

Escualeno y escualano: ingredientes parecidos pero no iguales

La cosmética busca los mejores para una perfecta. El escualeno y el escualano sólo se diferencian en una vocal. El escualano es un derivado del escualeno, y cada uno posee sus propiedades.

Además de diferenciarse en tan solo una letra, ambos, escualeno y escualano, tienen propiedades comunes. Los dos son muy , y antibacterianos y ayudan a regular y estabilizar el sebo de nuestra piel.

Entonces, ¿en qué se diferencian? ¿Qué ingrediente es el mejor?

Seguir leyendo…

Drew Graham CTKGZJTMJQU Unsplash

Los ingredientes mejor valorados en las cremas antiedad

Estos son los que debería tener una crema antiedad, y te contamos como actúan sobre la piel. Acción y reacción. ¡Elige en función de lo que necesitas!

Reducir arrugas, mejorar el tono de la piel o ralentizar el son aspiraciones muy nobles que congregan una fabulosa industria detrás con cierto interés en que lo consigas. Eso sí, ni a cualquier precio ni comprando cualquier bote que contenga la leyenda ‘antiedad’, por mucho que te lo recomiende una celebrity.

Después de haber rastreado tarro a tarro un camino más largo que el del famoso Pulgarcito, las fórmulas que nos rejuvenecen han revelado todos sus activos antiedad  por pura repetición entre fórmulas. Pero no es o retinol todo lo que reluce. El factor de solar es el primer activo antiedad porque bloquea el fotoenvejecimiento natural provocado por el sol.

Seguir leyendo…

Siliconas capilares: ¿ángel o demonio?

Las siliconas capilares son uno de los más controvertidos de la cosmética. ¿Son el mismo Satán o pueden tener un pase?

Las siliconas son polímeros sintéticos ultra flexibles de origen químico. Esencialmente, recubren la fibra capilar y le otorgan al instante un aspecto más suave y brillante, por lo que sólo ‘enganchan’ -cualquiera podría acostumbrarse a tener la melena manejable y bonita- sino que enmascaran el estado de salud real del cabello.

El uso continuado puede generar el temido efecto ‘build up’, que se traduce en apelmazamiento y sensación de suciedad, lo que será más notable en pelos finos y con poco . Además, es necesario retirarlas bien del pelo y presentan el problema de no ser biodegradables, por lo que tienen un impacto sobre el medioambiente. Impacto, aún siendo una sustancia que nos recuerda al plástico, menor que el de este compuesto, que representa el 80% de la basura marina.

Todo esto, en principio, suena relativamente equilibrado. Es una sustancia sintética similar al plástico que tiene ‘sus ventajas y sus inconvenientes’. Cabe recalcar que no todas son iguales ni se comportan de la misma manera en un cosmético. Sin embargo, el claim ‘sin siliconas’ es uno de los más demandados por los consumidores. En general, cualquier ‘sin’ resulta un recurso de marketing interesante, aunque a veces no tenga fundamento ni sepamos bien por qué debemos sustraernos de esos compuestos.

Seguir leyendo…