El último relleno para corregir las ojeras de Instituto Médico Láser

El Instituto Médico Láser ofrece como novedad el relleno de ojeras mediante Sculptra, un tratamiento no invasivo formulado por un material biodegradable y bioabsorbible, conocido en medicina como “ácido poliláctico en forma de polímero”.

Se destina a las ojeras que surgen por la edad, producidas por una flacidez de la piel y la disminución de la grasa de la zona que va desde el lacrimal hasta la zona superior del pómulo. En concreto, se conoce como Hendidura Malar o depresión subcutánea, que ofrece un aspecto partido de la mejilla y acentúa el aspecto cansado.

La técnica

El Sculptra se aplica mediante inyección profunda en la dermis de manera gradual y con un posterior masaje en la zona. Cada sesión tiene un precio de 400 euros y son necesarias tres (1.500 euros) como mínimo para poder conseguir los resultados deseados.

Los beneficios de este material son: un aumento de volumen inmediato, estimulación del colágeno y una duración de hasta casi dos años.

Sus contraindicaciones se basan en que es un proceso de dos o tres sesiones como mínimo, que puede provocar infección en la zona a tratar y se debe realizar un tratamiento posterior con anticoagulantes.

Se aplica tanto para la disminución de ojeras, como la de los surcos nasogenianos, mejillas y pómulos.

¿Estás a favor de los rellenos estéticos? ¿Confías en ellos?

Tratamientos Poético-Estéticos, de las patas de gallo a las arrugas de conejo

A pesar de lo que pueda parecer, no consisten en eliminar patas de gallo a base de versos de Neruda. El Instituto Médico Láser ofrece esta temporada una gama de tratamientos de retoque facial en zonas estratégicas del rostro, mediante materiales correctores como Vistabell o de relleno como Aquamid y Hyalurónico. Unos cuantos pinchacitos de nada pueden suavizar algunos rasgos y líneas de expresión sin caer nunca en un cambio de imagen demasiado radical.  Todo esto no tiene nada de literario, pero la denominación de los tratamientos nos ha llamado poderosamente la atención: arrugas de expresión con nombres poético-estéticos y que están debidamente reglamentados por la medicina estética actual.

Confórmate un poco porque la de la foto tiene la cara como un mapa a modo de cátalogo de todas las arrugas de expresión que deben existir. Ella es una mujer real. Apuesto que el Botox se la trae al Pairo. 

Arrugas de conejo: Que nadie piense cosas raras, este tratamiento consiste en la corrección de las líneas transversales que aparecen en la parte alta de la nariz. Se realiza mediante la relajación del tono del músculo nasal (quizá le vaya bien a quienes lo ejercitan frunciendo el ceño demasiado) y la aplicación del producto Vistabell.
Líneas de Amargura: No creo que se pueda curar la melancolía con láser. Lo que sí se puede corregir, es el aspecto triste que dan esos pequeños surcos que se forman desde la comisura labial hacia abajo. Este tratamiento consiste en la inyección de productos de relleno en cada línea.

Seguir leyendo…