He probado esponjas Konjac

(Imagen vía Pinterest)

La cosmética coreana está pegando fuerte. Más allá de las cremas que hacen honor al abecedario (BB), los envases monos y las mascarillas que prometen milagros cosméticos, la tendencia asiática ha traído a mi vida las esponjas Konjac. Esta pequeña maravilla natural, similar a un estropajo de cocina, es tan suave que sirve para limpiar, exfoliar y dar esplendor hasta las pieles más sensibles sin resentir el presupuesto.

BosciaA mi medida, lo que busco en verano ( y también en invierno) es una solución de belleza con las tres bes (buena, bonita, y barata), y claro, así no he podido resistirme al embrujo de esta nueva tendencia asiática que empieza a verse en los cuartos de baño y los spas más trendy de la Gran Manzana.

Seguir leyendo…