Cosmetica Con Leche

Cosmética con leche, oro blanco para tu piel

Cuenta la historia que la reina Cleopatra gustaba bañarse en leche de burra para mantener la tersura y firmeza de su piel. De aquellos polvos (perdón), estos lodos: aunque circulan toda clase de versiones sobre esa leyenda, a día de hoy la leche sigue siendo un elemento caro para quienes se encargan de formular los cosméticos que nos aplicaremos, con gracia de emperatrices, en la intimidad de nuestro cuarto de .

Y es que cuando Cleo se emperraba en refinar su piel con ‘oro blanco’ andaba desencaminada, como se ha demostrado después. La leche es rica en calcio y en A, B y D, aumenta la producción de colágeno y además contiene ácido láctico, que ayuda a la piel delicadamente sin irritarla.

Hoy te hablamos de Company V, Lactovit y Oskia, tres marcas que trasladan las propiedades de la leche a sus punteros productos de cuidado personal.

Seguir leyendo…

Leche de burra y yegua, cosmética recién ordeñada

Los tiempos cambian, las modas de belleza evolucionan. Pero hay un líquido elemento que se desliza sinuosamente en nuestras rutinas, desde la edad de Cleopatra y Popea hasta estos días de Youtubers en la lista Forbes: la leche.

leche-de-burra-cosmetica-recien-ordeñada

Asegura la leyenda que Popea, augusta compañera sentimental del emperador romano Nerón, contaba con un rebaño de 300 burras para su baño como quien tiene su propio laboratorio de cosmética en casa. Un hábito que compartía con la egipcia , también asidua a las inmersiones en leche para mantener su nívea belleza inasequible al declive. Así ha quedado para el registro de los historiadores. Y así lo ha demostrado la ciencia moderna: el embellecedor de la leche no obedece a ninguna razón esotérica, sino que se debe a su contenido en vitaminas A, B, C, D y E, minerales, proteínas, enzimas y ácidos grasos. Y, sobre todo, a la presencia del ácido láctico, un alfahidroxiácido (ante el que sólo podemos comentar ‘AHA’) de acción exfoliante que elimina las células muertas y despeja los poros sin causar irritación. El resultado, una piel más uniforme, suave y elástica, digna de una emperatriz faraónica –o de una austríaca: Sissi también confío su belleza a las bondades lácticas-.

Seguir leyendo…

Lactovit Broncea, nueva leche bronceadora con azúcar moreno de caña

Además del DHA, derivado natural de la caña de que produce la coloración del autobronceador, la nueva de se enriquece con azúcar moreno. Un ingrediente natural que intensifica la hidratación y permite mantener el moreno sin sol por más tiempo.

Lo mejor de Lactovit Broncea es su textura ligera, presente en el resto de lociones hidratantes, que permite extender con facilidad el producto. Y es que es preferible una crema menos pastosa en , teniendo en cuenta que el calor o el aumento de la sudoración pueden ser una barrera para una aplicación correcta.

El truco está en que antes de utilizar el autobronceador os realicéis una buena bajo la ducha.

Precio: 5 euros.

¿Qué autobronceador utilizas? ¿Qué te parecen las leches hidratantes Lactovit?