Diseñado por Freepik

Comemos muy poca fibra; te retamos a solucionarlo

Sólo tomamos 12,5 gramos de al día y deberíamos ingerir entre 25 y 30 gramos.

Es lo que nos dicen las autoridades sanitarias. Un estudio de la Federación Española del Nutrición afirma que ingerimos la mitad de la fibra recomendada -12,5 gramos por día frente a los 25 o 30 gramos que sería lo óptimo-. Lo más curioso del asunto es que en el estudio vieron que las personas con un peso normal sin obesidad abdominal eran los que tomaban más fibra mientras que los que tenían exceso de peso, obesidad y/o obesidad abdominal eran los que menos fibra ingerían. Podemos ponerle remedio.

Seguir leyendo…

2016, Año Internacional de las legumbres

 

legumbres bodegón

La ONU (Organización de las Naciones Unidas) ha designado este año -2106- como el Año Internacional de las legumbres con el fin de promover su consumo y sensibilizar a la opinión pública de sus ventajas nutricionales. Aunque es una opción sana y barata, su consumo se ha reducido drásticamente no sólo en España sino también en todo el mundo.

Seguir leyendo…

La alimentación durante el embarazo

Frank Kortan

Una correcta alimentación es directamente proporcional a un buen estado de salud, pero si hay una etapa de la vida en la que la alimentación debe ser especialmente equilibrada es durante el embarazo. Una alimentación adecuada hará que el embarazo transcurra en las mejores condiciones y que el feto se desarrolle perfectamente. Y por lo tanto, una mala nutrición puede ocasionar problemas de prematuridad o mortalidad fetal, la alimentación de los gestantes condiciona el desarrollo y la función del cerebro de los bebés; la obesidad de la madre, también puede resultar peligrosa para el salud del futuro bebé. Otro de los problemas que suelen presentarse es que la situación nutricional de las madres cuando se quedan embarazadas no suele ser la óptima, por eso si estás buscando un bebé, comienza a tener una dieta equilibrada, éste puede ser incluso el motivo de que no lo consigas.

Lo primero que hay que derribar es el mito de que la madre debe comer por dos, ¿y si son mellizos por tres y así sucesivamente? Pues no, y si se lleva una alimentación equilibrada tampoco son necesarios suplementos nutricionales que, en determinados casos, pueden ser incluso perjudiciales. Hay que comer de todo, en las proporciones adecuadas e incluir todos los grupos de alimentos. En reglas generales, alimentación equilibrada y sana, sin saltarse comidas, evitando picar entre horas y por supuesto evitando el tabaco y el alcohol y teniendo cuidado con el café, el y las bebidas gaseosas. Pero vamos a profundizar un poco más. Seguir leyendo…

Legumbres: salud a cucharadas

‘Lentejas, si quieres las comes y si no…’ ¡también! El consumo de es realmente antiguo, hay escritos de los años 2800 a.C. que ya hablan de estos sencillos pero interesantes alimentos. Pero aunque llevan entre nosotros siglos y siglos, se están convirtiendo en las grandes olvidadas de nuestra dieta.

Según un estudio publicado hace unos meses por la multinacional Nutrición Center, sólo el 35% de los españoles consume legumbres dos o tres veces por semana, la cantidad recomendada por los nutricionistas, y un 65% de los encuestados sólo toma lentejas, alubias o garbanzos tres veces al mes, o incluso menos. El consumo de legumbres de los españoles está, por lo tanto, muy lejos de ser el adecuado, han pasado de ser un alimento indispensable a uno prescindible en nuestra dieta, se calcula que en España el consumo de legumbres por persona es de 3,3 kilos al año, hace 9 años cada español se comía al año 5 kilos, y en los años 60, 9 kilos.

Quizá porque las legumbres se consumen en guisos y platos de cuchara que las generaciones más jóvenes, con prisas y que comen casi siempre fuera de casa, no saben o quieren hacer. También influye la percepción de que engordan, pero nada más lejos de la realidad, engorda lo que acompaña a las legumbres –morcilla, chorizo…- por sí mismas tienen pocas calorías. A cambio, sus beneficios merecen realmente la pena, son ricas en hidratos de carbono, proteínas, , y minerales.

Son todo ventajas, porque además de sus maravillosas propiedades, son perfectas para tiempos de crisis gracias a su módico precio y son plato único, así que no tendrás que ‘romperte la cabeza’ –seamos prácticos-, pensando en un segundo. Por no hablar de los buenos momentos que las legumbres nos han proporcionado: han sido la primera incursión de muchos de nosotros en el mundo de la agricultura, quien no ha puesto a germinar un garbanzo, una lenteja o una judía  en un tarro cristal de yogurt y ha esperado impaciente a que el tallo comenzara a crecer… Seguir leyendo…