Lenceria Moldeadora

Lencería reductora, moda íntima para entrar en el vestido

De las mil y una bodas, bautizos y comuniones de la temporada primavera-verano a las que hay que acudir. La moldeadora se ha convertido en la gran aliada para disimular indiscretos michelines y conseguir que cualquier vestido parezca confeccionado para tu cuerpo serrano. Tal es su éxito que no hay firma de moda íntima que no tenga su propia línea de prendas reductoras, hoy nos colamos en las intimidades de , Promise, Madeinform e Intimissimi.

Seguir leyendo…

Lencería reductora, moda íntima adelgazante

El secreto a voces del tipazo de las no es su entrenador personal ni la última tecnología electrónica de musculación. Ni siquiera los batidos de superalimentos, los 3 litros de agua al día, las 8 horas de sueño, correr detrás de los niños o, ¡ja!, la genética… Es la reductora, uno de esos inventos que lleva un ciento entre la humanidad y que en los últimos años se ha glamourizado por obra y gracia de marcas como Spanx o Hanky Panky. La lencería reductora de última generación mantiene el concepto y la funcionalidad de antaño (sin ser tan agresiva como el corsé que se calzaba Escarlata O´Hara) con ese punto sexy y cómodo que se echaba de menos para sujetar las carnes. Comprobado por ésta que suscribe.

Seguir leyendo…

Taylor Swift, video musical o de lencería Wolford

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=QcIy9NiNbmo[/youtube]

Vamos, más de lo de siempre: ellas en medias y liguero, y ellos en traje y con corbata… Un video muy completo donde Taylor Swift canta, baila, da patadas, puñetazos y luce un estilismo que sólo hace falta observar un poquito para conocer su carga de malota sexy, embutida en lencería fina, firmada por Wolford, con otras balas igualmente explosivas en su recámara: tacones de aguja, iconos sexys, celebrities, acción, violencia, porno glamour …

Seguir leyendo…

Lencería reductora, el corsé moderno

lo que el viento se llevo

Quién nos iba a decir a las mujeres del siglo XXI,  crecidas al calor de una pira de sostenes, que nos iba a parecer tan apetecible ponernos una faja… ¡con lo que nos reímos en su día de nuestras abuelas!

La historia, como la sopa castellana, siempre se repite. Aunque no podemos saltarnos a Darwin y la evolución se nota en los diseños, sexies y llevaderos, en los colores más allá del registro nude (que entonces se decía “color carne”) e incluso en el nombre. No me llames faja, ¡llámame shaper!

gossip girl

Leighton Meester, de Gossip Girl

Las celebs son las primeras en lanzarse de cabeza a la solución fajil que completa la dieta macrobiótica, el yogilatescrossfit y los tratamientos con oxígeno del Himalaya y tecnología de la NASA. Así es, como bien intuías un poco brujilmente mientras analizas las alfombras rojas, debajo del Hervé Leger está la faja. Un secreto a voces al alcance de todas las mortales que quieren mostrar una silueta con entrantes y salientes divinos, sólidos, como de mármol.

Seguir leyendo…

Lencería moldeadora o reductora, Maidenform y Controlbody

lenceria-moldeadora-fajas

La lencería moldeadora vive su momento dorado. Cambiándole el nombre -eso de faja no suena nada bien-, pero sobre todo haciéndola mucho más cómoda y vistiéndola de gala, se ha recuperado su uso para disimular michelines, aplanar estómago o levantar el pecho. Se están convirtiendo en un accesorio de moda, un básico incluso, para quienes no tienen nada que disimular -de los creadores de llevo gafas aunque no las necesito…-.
Seguir leyendo…