Tocador Frances Siglo XIX Boudoir

El boudoir o tocador del siglo XIX al descubierto

La palabra francesa boudoir significa y hace referencia a la zona de la casa en la que una dama del siglo XIX se aseaba, vestía, peinaba y cuidaba de su belleza. En los siglos XX y XXI basicamente sirve para lo mismo, pero la industria cosmética ha cambiado completamente la historia.

Carmen Molina Estañ, esteticista y coleccionista de objetos de tocador del siglo XIX nos desvela los secretos de belleza del boudoir de una dama.

Era una zona privada, muy íntima, en la que se guardaban secretos de belleza tachados de pecaminosos para la moral de la época. Con el tiempo se fue dando un matiz diferente a la palabra, puede que por el secretismo con el que se trataba lo que guardaba (lencería, …) o porque en francés todo suena más sensual, el caso es que si ahora mismo escribimos la palabra boudoir en cualquier buscador, la encontraremos ligada a lencería y sesiones de fotos atrevidas, en lugar de a un tocador clásico.

Seguir leyendo…

Madonna1

Sujetadores sin aros o con aros: he aquí el dilema

¿Eres de las que usa los sujetadores sin aros o con aros? ¿Sabes cuál te conviene? La doctora Mercedes Herrero nos da todas las .

Reconozco (entono el mea culpa) que llevo desde hace mil años sujetadores con aros, pero que después de hablar con la doctora Mercedes Herrero, ginecóloga en la Unidad de en Gine4, he cambiado de opinión y me he comprado ya sujetadores sin aros.

Quizá, como muchas, he creído que uno con aros hacía el pecho más bonito y sujetaba más y mejor. Sin embargo, ya vemos como tendencia los sujetadores sin aros y las marcas más prestigiosas de lencería los diseñan bonitos, cómodos y que de verdad cumplen la función de sujetar las mamas.

Seguir leyendo…

Zero Feel Top Hip 17011

Sloggi Zero Feel y el sujetador más cómodo del mundo

Buscas un sin aros y sin costuras, Sloggi Zero Feel tiene varios modelos que son lo más cómodo que he probado.

Sí, los he probado y los sigo probando hasta el día en que me compre varios exactamente iguales con un ligero cambio de tono. Pienso repetir  el modelo  Sloggi Zero Feel Soft Bralette y casi me gusta más porque ni siquiera tiene broche atrás como el modelo Zero Feel Soft Bra. Creo que me estoy haciendo demasiado cómoda…

Elige bien la talla exacta es muy importante si quieres conseguir la invisibilidad absoluta bajo tu ropa. Toma medidas de copa y contorno para que se adapte a tu pecho como un guante.

La única variación será  un sencillo cambio de color. Aunque el para la lencería me gusta mucho, siempre me gusta tener un tono blanco o rosado para blusas blancas y top de tonos claros.

Cuando encuentras ese sujetador que es como si no llevaras nada de nada darás en la diana de la pura comodidad y libertad de movimientos, que es lo que busco y por fin, lo he encontrado.

¿Cuántas de vosotras lo primero que hacéis al llegar a casa es quitaros los zapatos y el sujetador?

Seguir leyendo…

Bijoux Indiscrets, lencería erótica para tus fiestas más sexis

La lencería erótica del segundo milenio es tan ‘ponible’, que a veces la frontera entre lo privado y lo público se difumina como las tiras que se pierden entre los recovecos del . Si el glitter ha logrado saltar del maquillaje de rostro a las nobles nalgas, la joyería no va a la zaga en lo que a decoración corporal se refiere. Te mostramos la renovada lencería erótica de Bijoux Indiscrets, de para jugar en , en grupo o incluso salir por ahí si te atreves.

Todo depende de la picardía que le pongas. Lo más interesante de estas ‘prendas’ (¿cuántos centímetros de cuerpo deben estar cubiertos para hablar de ‘prenda’?) es que puedes llevarlas sin nada, como joyas corporales, o con algo debajo, lo que te permite explorar tus límites.

Seguir leyendo…

mujer con globos san valentín

San Valentín, regalos con amor y humor

Llega San Valentín, mon amour, y seguro que algún llegará hasta tu enamorado .

Ya están muy vistos los globos rojos en forma de corazón, las medallas del , las maxi piruletas con un te quiero. Yo soy partidaria del regalo que permanezca, de unos buenos que no pasen de moda aunque lleven corazones, o de unos papelitos para las magdalenas que, aunque sean baratos permanecerán en nuestra romántica. Ligueros, sneakers, moldes para magdalenas megarrománticos, por qué no un  porrón de rosas metidas en una sombrerera como salido de la de flores y My Fair Lady. Homenajeemos a San Valentín.

Seguir leyendo…